Archivo de la categoría: Comentarios

La importancia de un carné o la insensibilidad de algunos

hombre en silla de ruedasPor Yasel Toledo Garnache

Aquel hombre se traslada en silla de ruedas. Con sus brazos la impulsaba sobre el piso de la terminal. Pedía permiso a las demás personas y de forma suave continuó hasta llegar frente a la mujer que repartía los tickets para subir al ómnibus.

Le dijo algo, establecieron un breve diálogo, y al final ella movió la cabeza hacia los costados en señal de negación. El necesitado siguió insistiendo. La mujer hizo un gesto con el brazo y otro compañero se acercó, al parecer un superior, quien con voz gruesa le preguntó «¿y tu carné?» Lee el resto de esta entrada

Los jóvenes, una fuerza enorme

Festival Provincial de la Juventud y los Estudiantes en Granma

En Dos Ríos, lugar donde cayó en combate José Martí, Héroe Nacional de Cuba.

Por Yasel Toledo Garnache

Escribo otra vez sobre mi generación. No lo puedo evitar. Son las 11:15 de la noche, y redacto con especial entusiasmo. Los dedos caen sobre el teclado para tatuar ideas en el documento de Word. Mi mente pasa imágenes recientes llenas de colores, acciones y sueños. Lee el resto de esta entrada

Los peligros de “caminar flotando”

Por Yasel Toledo Garnache

La muchacha obtuvo un premio cualquiera y adquirió esa lamentable habilidad de caminar flotando en el aire y mirar a todos como desde una altura superior. Casi no saludaba a nadie, y con frecuencia solo hablaba del importante reconocimiento y de la calidad de su obra literaria. Lee el resto de esta entrada

La responsabilidad individual, motor para el progreso

Por Yasel Toledo Garnache

responsabilidad«A mí no me corresponde esa tarea», «no lo hago porque no está entre mis funciones de trabajo», «a mí no me pagan por eso», son expresiones que escucho en ocasiones, y las palabras se adentran en mi interior para provocarme tristeza, circulan por las mareas del cuerpo, y diversas preguntas rebotan en mi mente, a un lado y a otro, al frente y atrás. Lee el resto de esta entrada

Niños, «pelas» y gritos

violencia contra los niños

Imagen tomada de Granma.cu

Por Yasel Toledo Garnache

La madre voceaba a la hija, la agarraba por un brazo y amenazaba con darle unas palmadas. Otra progenitora golpeaba a una niña, de unos cinco años. Y varias personas observaban, decían algo en voz baja, pero nada más. Lee el resto de esta entrada

Víctor Mesa, ¿rey del béisbol en Cuba?

¿Al fin el insistente timonel podrá conquistar un título nacional? ¿Industriales será repletado de jugadores de refuerzo desde el principio de la campaña? ¿Los asistentes al Latinoamericano aplaudirán a quien antes chiflaban y criticaban? Víctor MesaPor Yasel Toledo Garnache

La noticia rebota en Internet, va de un lugar a otro, motiva comentarios a favor y en contra: Víctor Mesa Martínez, el director más polémico del béisbol cubano, conducirá Industriales, el equipo de la capital, el más mediático, el más ganador en la historia de las Series Nacionales.

El rumor caminaba desde hace varios meses hacia la realidad, y en el fondo se escuchaban aplausos y lamentos. Instalarse en el puesto de mando de los Leones capitalinos era una especie de sueño del estratega, nacido en Villa Clara el 20 de febrero de 1960, quien en su etapa de atleta manifestó el deseo de vestirse de azul. Lee el resto de esta entrada

El teatro y la vida

El teatro y la vidaPor Yasel Toledo Garnache

Hay  personas  que andan por la vida como en una obra de teatro. Sonríen, elogian y siguen con aparente naturalidad.

Otras asumen personajes de críticos, apuntan con el dedo, dicen «no» y mueven la cabeza hacia los costados. En ocasiones el protagonista es el mismo, aunque en diferentes lugares.

A veces, aplauden, dicen que algo les parece bien, pero luego resaltan lo negativo, le añaden un poco de ficción y hasta ofenden. Constituyen personajes de la realidad, de esos que casi nunca son sinceros, hacen daño y en las reuniones suelen «cuchichear» ciertas «gracias» al de al lado, pero jamás alzan la mano. Lee el resto de esta entrada

Jefes de buró y otros males

jefes de buró, Cuba

Por Yasel Toledo Garnache

El nuevo jefe habla siempre más alto que los demás. Hace una reunión en la empresa casi todos los días y su palabra preferida parece ser “yo”, porque es la primera de la mayor parte de sus oraciones. Da golpes sobre la mesa, regaña y amenaza con expulsiones. Los subordinados, quienes no suelen expresar sus criterios, le tienen miedo, y él lo disfruta. Lee el resto de esta entrada

Los jóvenes y el deseo permanente de ser útiles

jovenes-cuba

Por Yasel Toledo Garnache

Debemos demostrar siempre dedicación, compromiso y capacidad para alcanzar más triunfos, con inteligencia y fidelidad a las esencias. No importa si algunos se hacen los pinchos en el pelo, usan pantalones a la cadera o prefieren el reguetón. Lo más significativo es el orgullo inmenso de ser cubanos y el deseo de aportar, como cultivadores de la belleza, entendida como afán de perfección, bondad y pasión por el trabajo, la historia y el país. Lee el resto de esta entrada

Fidel y nuestra generación (+ Fotos)

fidel-castro-jovenes-de-cubaPor Yasel Toledo Garnache

Los niños de mi generación crecimos con el sueño noble de verlo desde cerca, saludarlo, tocarlo y recibir uno de aquellos abrazos que veíamos por pantallas de televisores.

Conocimos las anécdotas de nuestros abuelos acerca del joven lleno de sueños que asaltó el cuartel Moncada, sufrió prisión, estuvo exiliado en México y volvió en un yate, junto a otros 81 corajudos, para subir hasta la Sierra Maestra y comenzar la guerra por la independencia.

Algunos de nosotros aprovechamos los apagones en la noche para pedir que nos contaran más de ese hombre de gran inteligencia y largos discursos, querido y admirado por millones de personas.

Los adultos nos hablaban de él como de un padre, capaz de lograrlo todo, sin importar cuán difíciles fueran los obstáculos.

Recuerdo la voz de mi abuelo emocionado en el portal de su casa, cerca de la línea del ferrocarril. Narraba momentos peculiares de la historia nacional y cuando mencionaba a Fidel siempre tenía un brillo especial en sus ojos y la voz era diferente, reveladora de agradecimiento. Se paraba de la silla, y yo lo miraba como hipnotizado.

Poco a poco, el hofidel-castro-y-los-jovenes-de-cubambre vestido de verdeolivo se convirtió en mi héroe preferido, el mejor de todos, uno de carne y hueso, a quien veía hablar con seguridad, disfrutar los éxitos deportivos, trabajar con obreros y sonreír junto a infantes.

Veía imágenes de él en otros países y el gran amor que le demostraban los pueblos. Eso me llenaba de orgullo, me confirmaba la certeza de vivir en un país especial, una nación faro, con la suerte infinita de tenerlo, siempre incansable.

Mis atletas preferidos le dedicaban los éxitos. El señor alto e inteligente hablaba del equipo de pelota, que me parecía invencible gracias también a él, de boxeo… Y así se convirtió en mi paradigma, en una inspiración permanente para ser mejor cada día.

Supe de sus problemas de salud y me alarmé, pero estaba seguro de que siempre estaría ahí. Era el mismo que sobrevivió al Moncada, a la lucha en la Sierra, a Girón, a más de 600 intentos de atentados homicidas…

Por eso cuando recibí aquella inesperada llamada en la noche del 25 de noviembre, mi mente no podía aceptar la noticia, aunque me la repitieran varias veces. Me levanté para confirmarlo y no pude dormir más.

Desde ese día, he tratado de sentirlo más vivo que nunca, por eso estuve en la madrugada del 2 de diciembre en Las yasel-toledo-en-desembarco-del-granma-las-coloradasColoradas, por donde desembarcó en 1956, por eso esperé el cortejo fúnebre con sus cenizas en la emblemática Plaza de la Revolución de Bayamo, la primera denominada así en Cuba.

Por eso también fui a la vigilia en la Plaza de la Patria de la capital granmense, por eso peregriné hasta el museo Ñico López, donde descansó el gigante la noche de esa jornada, por eso fui a la Plaza Antonio Maceo, en Santiago de Cuba, el día siguiente.

También por eso estuve en Cinco Palmas, el 18 de diciembre último, donde él se reencontró con Raúl y otros expedicionarios del Granma, 60 años antes.

En el emotivo acto, vibré de emoción, especialmente cuando habló Ramiro Valdés Menéndez, actual Comandante de la Revolución y uno de sus compañeros de lucha en el Moncada, en el yate Granma, en la Sierra y después. La imagen y el ejemplo de Fidel siempre vivirán en esas montañas y en toda Cuba.

En cada lugar le dije que no lo defraudaré, las nuevas generaciones no podemos hacerlo. Tenemos el compromiso de lograr que los jóvenes del futuro, nuestros hijos, nietos, tataranietos…, sientan también nuestro amor hacia él y lo mencionen siempre en presente. Debe reencarnar en cada generación de cubanos, como símbolo invencible de victoria, padre de una obra grande que jamás deberá ser traicionada.

Lee el resto de esta entrada

Carlos Martí Santos, ¿descubierto después de más de 40 años?

Carlos Martí­, director del equipo Cuba, Serie del Caribe, Clásico.

Carlos Martí­, director del equipopara la Serie del Caribe y el Clásico Mundial de Béisbol.

Por Yasel Toledo Garnache

Carlos Martí Santos, director de las selecciones nacionales a la Serie del Caribe y al Clásico Mundial de Béisbol, debutó hace más de 40 años como timonel en torneos cubanos, siempre con la misma paciencia, con su temperamento tranquilo.

Guió a equipos Cuba de la categoría juvenil en varios eventos internacionales y, en algunas ocasiones, regresó con los trofeos, sin embargo ahora, después de más de cuatro décadas en los puestos de mando, es que muchos lo reconocen como profe, como timonel capaz de conducir el “equipo grande” en citas importantes. Lee el resto de esta entrada

Romance con la tecnología (+ Video e imágenes)

los-jovenes-y-la-tecnologia

Imagen tomada de Granma.cu

Un muchacho tarareaba la canción escuchada a través de los auriculares mientras caminaba con paso lento. A veces, parecía moverse al ritmo salido de su teléfono móvil.

Otro estaba como hipnotizado por un juego en su tableta electrónica, en los momentos de más emoción hasta se detenía, y luego seguía casi sin prestar atención en la vía. Lee el resto de esta entrada