Archivo de la categoría: Comentarios

El “vuelo” de los tatuajes

Tatuajes

Imagen tomada del sitio web del periódico Granma.

Por Yasel Toledo Garnache

Luego de varios días junto a su novio, Lili decidió tatuarse el nombre de él, como muestra de su amor hacia quien le provocaba sensaciones especiales.

La joven, bella y sensible, no imaginaba que aquello dolería, derramó lágrimas, gritó…, pero soportó, deseosa de mostrar a todos su pasión, definida en apenas siete letras. Lee el resto de esta entrada

Anuncios

Los más vivos

pícaro, los más vivos

Hay personas que se creen las más «vivas», las «superinteligentes», y andan siempre pescando una oportunidad para lograr beneficios personales. Hay gente capaz de mentir y dañar para llegar a la orilla o simplemente hundir a otros.

Algunos hasta aplauden, sonríen y elogian, pero luego inventan grises y conforman una extravagante pintura con palabras malintencionadas.

Son capaces de confeccionar, oralmente, una novela tremenda, con drama, suspenso y una imaginación que, verdaderamente, debieran emplear en la literatura, aunque en las páginas impresas sería imposible agregarles los gestos, variaciones de la voz y expresiones de sus rostros, todo como parte de magistrales representaciones. Lee el resto de esta entrada

El periodismo, una profesión de soñadores (+Fotos)

Palabras de Yasel Toledo Garnache en cena por el fin de año en Granma, junto a profesionales de la prensa y dirigentes del Partido y el Gobierno en la provincia.Yasel Toledo GarnacheCasi termina el 2017, otro año de arduo trabajo y pasos importantes. En lo adelante, el país continuará  necesitando un periodismo investigativo, preciso y profundo, más hermoso y capaz de encender luces, alertar y enamorar.

La originalidad, entendida como el encanto de seducir, emocionar, despertar sentimientos y hacer vibrar a los demás, debe seguir constituyendo una meta permanente de todos en los medios de comunicación.   Lee el resto de esta entrada

“Yo soy Fidel”, una meta permanente

¿Qué significan en verdad esas tres palabras? Ojalá bastara con repetirlas muchas veces para ser todos como ese hombre amable e incansable…

Fidel Castro, Cuba

Fidel Castro.

Por Yasel Toledo Garnache

Lo decimos con orgullo y fuerza inusual. Las palabras salen con limpieza e ímpetu y rebotan en este archipiélago de esfuerzos y victorias, suben hasta lo alto y recorren gran parte del planeta: ¡“Yo soy Fidel”!, ¡“Yo soy Fidel”!… se escucha en diversas latitudes. Lee el resto de esta entrada

El desamor y la luz

Por YASEL TOLEDO GARNACHE

Cada relación amorosa suele ser una película, larga o carta, con escenas de alegría y seriedad. Hace poco, una joven escribió por correo electrónico: “¿Y qué pasa si no sales de mi mente, si te has adueñado de mis pensamientos? ¿Acaso debo buscarte, esperarte y seguir con esperanza en la búsqueda de un beso, de una sonrisa o esa seriedad también cautivadora por ser tuya? Lee el resto de esta entrada

La belleza de compartir

Niños alegres

Por Yasel Toledo Garnache

Maritza le dice a su hijo que coma el dulce lo más rápido posible, antes de la llegada de sus amiguitos; lo mira de forma persistente con la expresión en sus ojos de “¡acábalo ya!”, y él la obedece sentado en una silla pequeña en la cocina.

Leodanis y Angie María, padres de dos mellizos, les dan merienda cuando están ellos solos, porque “la cosa está demasiado mala como para compartir los alimentos que tanto gustan a los pequeños”. Lee el resto de esta entrada

El huracán Irma y la fuerza de los cubanos (+Fotos)

huracán IrmaUn poderoso huracán pone otra vez a prueba la voluntad y capacidad de avanzar de los cubanos. Irma, fenómeno con nombre de mujer, llegó a nuestras costas con categoría cinco en la escala Saffir-Simpson y vientos endemoniados.

Arrancó techos, postes, paredes y hasta vidas, apagó casi todo el archipiélago por daños al sistema electro-energético nacional y devastó parte de la agricultura. Lee el resto de esta entrada

La importancia de un carné o la insensibilidad de algunos

hombre en silla de ruedasPor Yasel Toledo Garnache

Aquel hombre se traslada en silla de ruedas. Con sus brazos la impulsaba sobre el piso de la terminal. Pedía permiso a las demás personas y de forma suave continuó hasta llegar frente a la mujer que repartía los tickets para subir al ómnibus.

Le dijo algo, establecieron un breve diálogo, y al final ella movió la cabeza hacia los costados en señal de negación. El necesitado siguió insistiendo. La mujer hizo un gesto con el brazo y otro compañero se acercó, al parecer un superior, quien con voz gruesa le preguntó «¿y tu carné?» Lee el resto de esta entrada

Los jóvenes, una fuerza enorme

Festival Provincial de la Juventud y los Estudiantes en Granma

En Dos Ríos, lugar donde cayó en combate José Martí, Héroe Nacional de Cuba.

Por Yasel Toledo Garnache

Escribo otra vez sobre mi generación. No lo puedo evitar. Son las 11:15 de la noche, y redacto con especial entusiasmo. Los dedos caen sobre el teclado para tatuar ideas en el documento de Word. Mi mente pasa imágenes recientes llenas de colores, acciones y sueños. Lee el resto de esta entrada

Los peligros de “caminar flotando”

Por Yasel Toledo Garnache

La muchacha obtuvo un premio cualquiera y adquirió esa lamentable habilidad de caminar flotando en el aire y mirar a todos como desde una altura superior. Casi no saludaba a nadie, y con frecuencia solo hablaba del importante reconocimiento y de la calidad de su obra literaria. Lee el resto de esta entrada

La responsabilidad individual, motor para el progreso

Por Yasel Toledo Garnache

responsabilidad«A mí no me corresponde esa tarea», «no lo hago porque no está entre mis funciones de trabajo», «a mí no me pagan por eso», son expresiones que escucho en ocasiones, y las palabras se adentran en mi interior para provocarme tristeza, circulan por las mareas del cuerpo, y diversas preguntas rebotan en mi mente, a un lado y a otro, al frente y atrás. Lee el resto de esta entrada

Niños, «pelas» y gritos

violencia contra los niños

Imagen tomada de Granma.cu

Por Yasel Toledo Garnache

La madre voceaba a la hija, la agarraba por un brazo y amenazaba con darle unas palmadas. Otra progenitora golpeaba a una niña, de unos cinco años. Y varias personas observaban, decían algo en voz baja, pero nada más. Lee el resto de esta entrada