Archivo del sitio

Querer un mejor país desde el corazón

Por Yasel Toledo Garnache

Durante los últimos meses se han incrementado en las redes sociales y otras plataformas virtuales los memes, textos, videos y más contenidos que intentan mostrar un país gris, sin esperanza, una especie de faro totalmente apagado. Todo eso mezclado con acciones en espacios físicos, especialmente en días con gran carga simbólica en el imaginario de la nación, como el 27 de noviembre —en esa fecha de 1871 fueron fusilados los ocho estudiantes de Medicina — y el 27 de enero, a solo unas horas de cumplirse 168 años del natalicio de José Martí.

Cada “iniciativa” de ese tipo suele ser acompañada por transmisiones en vivo u otras maneras que aspiran a conformar shows, en los cuales son frecuentes las referencias a héroes como Martí, Apóstol de la Independencia, de quien extraen frases según convenga. Suelen enarbolar un “propósito” de diálogo siempre con un teléfono mediando, como si grabar o transmitir fuera el afán verdadero o al menos el más importante.

Detrás ahí también una maquinaria propagandística en contra de este país que aprovecha cualquier elemento para alimentar su deseo de bulla, con empleo del humor, las exageraciones, la tergiversación; o visiones bastante cuestionables desde lo honesto y lo ético. Con frecuencia, ciertos personajes se autoproclaman protagonistas de obras, en las cuales se suele incluir bastante drama. Conjugan reclamos reales con otros de un trasfondo más que lamentable en cuanto a falta de dignidad.

Lee el resto de esta entrada

José Martí, parte del corazón de #Cuba (+Fotos, tuit, versos y video)

Ahí estaba yo. Por vez primera  ante originales del periódico Patria. Devoraba aquellas páginas con los ojos en el Centro de Estudios Martianos. Y mi mente, incontrolable, como casi siempre, pasaba imágenes de José Martí escribiendo, guiando, soñando…

Gracias a la imaginación, lo veo en diferentes etapas de su vida. Allí estaba el muchacho, en las clases de Rafael María de Mendive, el adolescente encarcelado con apenas 16 años de edad, el poeta y periodista, el pensador profundo, el romántico, el hermano amoroso, el hombre sufrido, el Apóstol, vestido no con el traje grandilocuente, sino con la humildad de un ser humano que padeció, anheló e hizo a favor de los demás. Lee el resto de esta entrada

El corazón de Bayamo, 505 años después (Videos, audios y fotos)

Bayamo es ciudad de historia, colores y alegría /Foto: Armando Contreras Tamayo

Por Yasel Toledo Garnache

Camino por sus calles, y un frío-caliente recorre mis entrañas de joven orgulloso. Pienso por aquí entraron, aquí cantaron, allá comenzó el incendio… Cada esquina y sus edificaciones más longevas parecen hablar: “Aquí nació…”, aquí vivió…”, “…recibió ayuda”.

¡Oh Bayamo!, ¡cuánta historia en tus esencias de madre grande, en tu alma de ciudad mambisa y antorcha! Lee el resto de esta entrada

José Martí, parte del corazón de Cuba

Por Yasel Toledo Garnache

Ahí estaba yo. Por vez primera  ante originales del periódico Patria. Devoraba aquellas páginas con los ojos en el Centro de Estudios Martianos. Y mi mente, incontrolable, como casi siempre, pasaba imágenes de José Martí escribiendo, guiando, soñando…

Gracias a la imaginación, lo veo en diferentes etapas de su vida. Allí estaba el muchacho, en las clases de Rafael María de Mendive, el adolescente encarcelado con apenas 16 años de edad, el poeta y periodista, el pensador profundo, el romántico, el hermano amoroso, el hombre sufrido, el Apóstol, vestido no con el traje grandilocuente, sino con la humildad de un ser humano que padeció, anheló e hizo a favor de los demás. Lee el resto de esta entrada

Dayana Batista, cantante de corazón (+ fotos y videos)

cantante-dayana-batista-cubaPor Yasel Toledo Garnache

La protagonista de esta historia era poco conocida por el pueblo cubano, pero durante unos tres meses salió en las pantallas de los televisores cada domingo, y cautivó a muchos por la belleza de su voz y éxitos en Sonando en Cuba, popular programa con carácter competitivo.

Dayana Batista Divo, oriunda de Bayamo, tenía esperanzas de obtener el primer lugar en ese concurso, pero en la última gala las mayores sonrisas fueron para Yulaysi Miranda Ferrer, de La Habana, y ella aplaudió.

Cualquiera puede pensar que cuando el jurado mencionó el nombre de la ganadora algo dentro de Batista Divo se rompió, sin embargo no se sintió mal, según asegura . Lee el resto de esta entrada

La pasión de Yoel, arriero de corazón (+ fotos)

yoel-gonzalez-pinder-arriero-mulosPor Yasel Toledo Garnache

El arriero Yoel González Pinder,  quien vive desde su nacimiento hace 33 años en La Otilia, intrincado paraje de la Sierra Maestra, asegura que los mulos son parte de su familia, por eso los trata con cariño.

Este carismático guajiro, de figura esbelta y manos ásperas, presume de estar siempre impecable y tener la cuadrilla mejor vestida y equipada del municipio granmense de Buey Arriba, pues «ella también debe lucir bien”, expresa sonriente. Lee el resto de esta entrada

Mi corazón

QuijoteSoy un Quijote sin compañía, un D’Artagnan sin mosqueteros. Soy un muchacho sin nombre que desanda las calles de una ciudad todavía desconocida, con la mirada hacia abajo y el corazón partido.

La vida es del carajo

VidaLa vida es del carajo. La gente cree que puede regresar cuando le plazca. Y verdad que puede. Pero uno no siempre la recibe con los brazos abiertos. Quizá hasta la nostalgia se le mete por los poros a uno. Y es sólo eso un momento de nostalgia, porque ya no queda ni pizca de sentimiento. Otra persona es dueña de este pobre corazón y hasta la sangre circula mejor por la geografía de nuestro cuerpo.

Chicharrones (I)

Por YASEL TOLEDO GARNACHE

chicharrones de puercoMatar puercos me parece trágico. Apuñalearles el corazón y ver cómo la sangre sale de sus entrañas me deprime. Sé que es necesario, porque de lo contrario no podría comer los chicharrones que tanto me gustan. Pero no soy bueno para eso. No tengo valor para encajarles los cuchillos, rajarles la piel y picarlos en postas.

A Lachy sí le encanta. Adora partirles el corazón en dos. Nunca falla. Se embarra las manos de sangre, y dice que esa es la mejor sensación del mundo. A veces, yo quisiera ser como él, porque qué pensarán de un hombre que no puede darle una puñalá ni a un puerco. Lee el resto de esta entrada