Archivo del sitio

Dayana Batista, cantante de corazón (+ fotos y videos)

cantante-dayana-batista-cubaPor Yasel Toledo Garnache

La protagonista de esta historia era poco conocida por el pueblo cubano, pero durante unos tres meses salió en las pantallas de los televisores cada domingo, y cautivó a muchos por la belleza de su voz y éxitos en Sonando en Cuba, popular programa con carácter competitivo.

Dayana Batista Divo, oriunda de Bayamo, tenía esperanzas de obtener el primer lugar en ese concurso, pero en la última gala las mayores sonrisas fueron para Yulaysi Miranda Ferrer, de La Habana, y ella aplaudió.

Cualquiera puede pensar que cuando el jurado mencionó el nombre de la ganadora algo dentro de Batista Divo se rompió, sin embargo no se sintió mal, según asegura . Lee el resto de esta entrada

La pasión de Yoel, arriero de corazón (+ fotos)

yoel-gonzalez-pinder-arriero-mulosPor Yasel Toledo Garnache

El arriero Yoel González Pinder,  quien vive desde su nacimiento hace 33 años en La Otilia, intrincado paraje de la Sierra Maestra, asegura que los mulos son parte de su familia, por eso los trata con cariño.

Este carismático guajiro, de figura esbelta y manos ásperas, presume de estar siempre impecable y tener la cuadrilla mejor vestida y equipada del municipio granmense de Buey Arriba, pues “ella también debe lucir bien”, expresa sonriente. Lee el resto de esta entrada

Mi corazón

QuijoteSoy un Quijote sin compañía, un D’Artagnan sin mosqueteros. Soy un muchacho sin nombre que desanda las calles de una ciudad todavía desconocida, con la mirada hacia abajo y el corazón partido.

La vida es del carajo

VidaLa vida es del carajo. La gente cree que puede regresar cuando le plazca. Y verdad que puede. Pero uno no siempre la recibe con los brazos abiertos. Quizá hasta la nostalgia se le mete por los poros a uno. Y es sólo eso un momento de nostalgia, porque ya no queda ni pizca de sentimiento. Otra persona es dueña de este pobre corazón y hasta la sangre circula mejor por la geografía de nuestro cuerpo.

Chicharrones (I)

Por YASEL TOLEDO GARNACHE

chicharrones de puercoMatar puercos me parece trágico. Apuñalearles el corazón y ver cómo la sangre sale de sus entrañas me deprime. Sé que es necesario, porque de lo contrario no podría comer los chicharrones que tanto me gustan. Pero no soy bueno para eso. No tengo valor para encajarles los cuchillos, rajarles la piel y picarlos en postas.

A Lachy sí le encanta. Adora partirles el corazón en dos. Nunca falla. Se embarra las manos de sangre, y dice que esa es la mejor sensación del mundo. A veces, yo quisiera ser como él, porque qué pensarán de un hombre que no puede darle una puñalá ni a un puerco. Lee el resto de esta entrada