Archivo del sitio

“Hay una nueva colonización en curso, un colonialismo con esteroides” (Dialogar, dialogar + Fotos, video y tuit)

Rosa Miriam Elizalde interviene en el espacio Dialogar, dialogar, junto al sobresaliente intelectual español Ignacio Ramonet y el joven periodista Yasel Toledo Garnache/Fotos: AHSCuba

Rosa Miriam Elizalde, intervención en el espacio Dialogar, dialogar, de la Asociación Hermanos Saíz

Cuando veníamos para acá, conversábamos Ignacio (Ramonet) y yo sobre el concepto de Colonialismo 2.0. Le dije que se puede explicar en dos palabras, “delicioso despotismo”, el título de una conferencia que impartió Ramonet en el Palacio de las Convenciones de La Habana, en febrero de 2002, organizada por Fidel para presentar el libro Propagandas silenciosas.

Si mal no recuerdo se imprimieron miles de ejemplares de ese libro, en formato tipo tabloide, y aunque no fue la primera vez que algunos de nosotros escuchamos hablar de los problemas que traía la joven Internet, sí impulsó que siguiéramos obsesivamente estos temas desde una postura crítica. Lee el resto de esta entrada

Algunas ideas en el espacio Dialogar, dialogar…, 18 de septiembre de 2019

De izquierda a derecha: Enrique Ubieta, Manuel Calviño, Luis Emilio Aybar y Yasel Toledo.

Compartimos algunas ideas emitidas en el espacio Dialogar, dialogar… de este 18 de septiembre de 2019, en torno al tema El sentido de la responsabilidad colectiva. ¿Cómo se construye, cómo se destruye? Valiosas reflexiones del público y los invitados Manuel Calviño, Doctor en Ciencias Psicológicas; el ensayista Enrique Ubieta y el joven investigador Luis Emilio Aybar.

Lee el resto de esta entrada

Mi alma

Por Yasel Toledo Garnache

Hablaré de amor, porque siento que el corazón me revienta, y la mente se ahoga en pensamientos tristes. Melancolía, malditos errores y lejanía… maldito miedo a esa extraña mezcla de nerviosismo y felicidad.

Siempre creí que el romanticismo de Bécquer y otros poetas era fantasía, frases líricas en tinta y papel. ¡Cuánto me equivoqué!

Ahora sufro, me aconsejo e intento resignarme, empero no puedo. Un vendaval de sentimientos, pasiones y recuerdos me asaltan y desvelan noche y día, me recuerdan que soy humano, y que quizá Cupido sí existe, pero es malvado. Lee el resto de esta entrada