Archivo del sitio

La Organización de los jóvenes

Por YASEL TOLEDO GARNACHE

JóvenesIntegrantes de la Unión de Jóvenes Comunistas dicen tener dolores de cabeza y alergias ante cualquier actividad productiva o reunión.

Según Aurora de la Peña, fundadora de la UJC en la antigua provincia de Oriente, en los primeros años de la Revolución, el joven que acumulara mil horas de trabajo voluntario era homenajeado con un sello. No se le daba ni merienda ni jaba; pero, para él, ese sello era más que un reconocimiento.
Pertenecer a la UJC era un enorme privilegio y requería sacrificios. Sin embargo, centenares de personas se esmeraban, deseosas de portar un carné de militante.
Las anécdotas de los fundadores de la Asociación de Jóvenes Rebeldes (AJR) son emocionantes. En aquella época se enarbolaron lemas como: “AJR pa´lante y pa´lante y al que no le guste que tome purgante”. Esa vez, Fidel llamó la atención, pues no se podía ser tan radical. Lee el resto de esta entrada