Archivo del sitio

Literatura: ¿La muerte de la originalidad?

Por YASEL TOLEDO GARNACHE

… ¿Cuánta gente ha escrito lo mismo o algo parecido? ¿Cómo describo las tetas de esa mujer? ¿Con qué palabras? ¿En qué tono? Las descripciones de tetas están agotadas, siempre habrá algo de realismo sucio, de naturalismo, de poética o de lo que sea en el interior de una expresión relacionada con eso, siempre habrá algo de otros autores. Ni hablar de los labios, de los ojos… ¿Cómo los describo siendo totalmente original?  Vargas Llosa dice que las técnicas que se le atribuyen están en Tirantes blancos, novela de caballería de hace bastante tiempo. Y si él lo dice, por algo es. ¿Entonces cómo nosotros podríamos  escribir algo completamente innovador en el siglo XXI y aquí, en Cuba? Lee el resto de esta entrada

El barco ebrio: DEJE DE MIRARME LAS TETAS,SEÑOR

Barco de poesía y creación.

Barco de poesía y creación.

El barco ebrio vuelve a CHARLES BUKOWSKI. Lo invita a que “Deje de mirarme las tetas”.
Me surge una duda: ¿Ustedes imaginan que todos, hombres y mujeres, tuviéramos tetas? Sería demasiado raro el mundo. ¿Quién le daría de mamar a los hijos? ¿Imaginan que algún hombre fuera más tetudo que la novia? No sigo con esto. Mejor lean a BUKOWSKI.

Big Bart era el tío más salvaje del Oeste. Tenía la pistola más veloz del Oeste, y se había follado la mayor variedad de mujeres que cualquier otro tío en el Oeste. No era aficionado a bañarse, ni a la mierda de toro, ni a discutir, ni a ser un segundón. También era guía de una caravana de emigrantes, y no había otro hombre de su edad que hubiese matado más indios, o follado más mujeres, o matado más hombres blancos. Lee el resto de esta entrada