Archivo del sitio

El hipnotismo

Por Yasel Toledo Garnache

Mujer provocativaLa miraba de forma persistente. No importaba si hablaba o permanecía en silencio frente a nosotros.

Mi hipnotismo se acrecentaba por algo indescriptible en su voz, por la manera de hilvanar las palabras o por su aparente indiferencia. Eso siempre me ha atrapado, quizá por el reto de acercarme, de descubrir qué se esconde en la gente así, siempre más interesante que el resto.

Todo aquello me resultaba seductor, y percibía que a los demás también. Ellos no hablaban y casi ni pestañeaban ante las historias de sexo en automóviles y parques que salían de los labios de ella, como revelaciones de atrevimientos personales, que recuerdo muy bien. Sólo abrían los ojos todo lo que podían y la miraban como a una fruta que deseaban comer. Lee el resto de esta entrada