Archivo del sitio

Del archivo: El cuento y su escritor

Imagen tomada de Caricaturas.com

Por Yasel Toledo Garnache

El escritor leía su cuento delante del auditorio. Parecía que también sentía el miedo del personaje, el dolor en el pecho…

Su voz se tornaba más débil y se iba apagando poco a poco, como la vida del hombre de la historia que contaba. Las personas frente a él parecían nerviosas. Lee el resto de esta entrada

Anuncios

Personajes fuera de la pantalla

Por YASEL TOLEDO GARNACHE

Televisor, CubaJavi, de cuatro años de edad, quería ver una película en inglés y con una trama bastante violenta, aunque no entendiera nada, porque “a mí lo que me gusta es la fajatera”. El primo, quien escribe estas líneas, le dijo ¡no!, y el niño dio unas pataditas sobre el piso, acompañadas por el inicio de un forzado llanto. Lee el resto de esta entrada

El cuento y su escritor

Por Yasel Toledo Garnache

Escritor, librosEl escritor leía su cuento delante del auditorio. Parecía que también sentía el miedo del personaje, el dolor en el pecho… Su voz se tornaba más débil y se iba apagando poco a poco, como la vida del hombre de la historia que contaba. Las personas frente a él parecían nerviosas. Algunas hasta se pasaron una mano por las mejillas para secarse las lágrimas. El escritor las miraba de reojo. Y seguía aguantándose con mucha dificultad del borde de la mesa hasta que Lee el resto de esta entrada

Mis fotos con Ernest Hemingway y Gabriel García Márquez

Mi escritor favorito.

Mi escritor favorito.

Ernest Hemingway se construyó un personaje para él mismo. Lo interpretó toda su vida hasta que los problemas de salud y el agotamiento del saco de las buenas historias lo fueron matando. Dicen que fue aquel disparo. Yo sé que no. Lee el resto de esta entrada

El personaje de Hemingway

Por YASEL TOLEDO GARNACHE

Cualquiera podría ser el personaje en historias sin ficción

Cualquiera podría ser el personaje en historias sin ficción

Ernest Hemingway lo colocó en la parte inferior del iceberg, porque no significaba mucho para la historia. El personaje deseaba subir, por eso escaló línea tras línea, palabra tras palabra, letra a letra. Veía sangre, elefantes y grandes cazadores, toros, bombas y gente horrorizada, al viejo con el pez gigante. Lee el resto de esta entrada