Archivo del sitio

¡Ah, Transporte en Cuba!

Por Yasel Toledo Garnache

bicicletas en Holguín

Algunos recurren a las bicicletas, otros ni una faster tenemos

Viajar constituye la peor pesadilla de numerosas personas, pues los altos precios del transporte y la incomodidad de muchos vehículos entristecen a los más alegres, y dañan los bolsillos.

Los camiones particulares, gracias a la aplicación de “la oferta y la demanda”, han triplicado los precios, y campean en las carreteras, pues doña Oferta manda y, en las condiciones actuales de Cuba, siempre lo hará, porque la población necesita viajar con frecuencia y el Estado no cuenta con suficientes vehículos que permitan escoger cuál tomar.

Ante la situación actual, muchos estudiantes universitarios estamos condenados a permanecer en las escuelas bastante tiempo, sin visitar nuestros hogares, pues, a veces, trasladarse desde la universidad granmense hasta Niquero, por solo citar un ejemplo, cuesta casi treinta pesos en moneda nacional, y el estipendio de sólo cincuenta, unido a los insuficientes ingresos de los padres y la necesidad de merendar en el centro de estudios, impiden gastar semejante cantidad. Prefiero no hablar demasiado de mi experiencia, aunque gasto 90 pesos en un viaje de ida y vuelta a casa. Lee el resto de esta entrada

Anuncios