Archivo del sitio

Nostalgias del viejo marino

Por NOEL
viejo y marLa terraza es su lugar preferido en la casa. Cada tarde se sienta en un balancín o sobre las maderas húmedas y con suaves gestos acaricia el tablado. Sus manos tratan de descubrir qué secretos guarda el salitre entre las venas secas de las tablas. Las horas se le escapan allí, sobre esos metros cuadrados de árboles insepultos, arrastrados hasta la playa por los ecos de tormentas pasadas.

Para el viejo cada tablón es una historia, un barco, un océano. Disfruta imaginar leyendas de corsarios y piratas, tesoros escondidos, de tormentas terribles y arrecifes y naufragios. En esos instantes parece un niño; los ojos le brillan bajo el ocaso, pero en la piel curtida de su torso desnudo, en las grietas de su rostro encanecido, se adivinan sus propias aventuras de ultramar. Los callos de sus manos todavía acarician las sogas, enlazando nudos en el espacio vacío de la tarde. Lee el resto de esta entrada

Anuncios

Respiro

Por YASEL TOLEDO GARNACHE

universidad2

Grupo universitario: Tercer año de Periodismo

La confluencia de evaluaciones finales durante dos semanas casi ahoga, roba libras de los cuerpos, horas de sueño, tiempo de fiestas. Por suerte, siempre existen sonrisas, amores, retos y la certeza de que ningún examen podrá arrebatarnos los anhelos cuando estudiamos conscientes de que la verdadera prueba no es esa de tres o cinco preguntas, sino la superación diaria.

¡Adiós Primer Semestre! Lo escribo con felicidad y nostalgia. Significa que soy menos joven, que algunos profes no compartirán conmigo en el aula; otros seguirán ahí, con seminarios, clases prácticas, preguntas escritas y tareas extractases que detesto, como a todo lo carcelario. Lee el resto de esta entrada