Archivo del sitio

El desafío del primer día

Foto de Rafael Martínez Arias.

Foto de Rafael Martínez Arias.

Por Yasel Toledo Garnache (yasegarnache@gmail.com)
Hay momentos en los que uno mira hacia atrás, sonríe o se lleva las manos a la cabeza. Hay instantes en los que uno hace una especie de recuento. Las imágenes de lo vivido pasan por la mente, cual rollo de cine en blanco y negro. Entonces surge la nostalgia.
Miles de jóvenes cubanos, por primera vez en varios años, no entrarán a las aulas universitarias durante este curso escolar. Ya graduados, del otro lado de la puerta, aparece un mundo de nuevos retos y responsabilidades, en lo profesional. Lee el resto de esta entrada

Nostalgia

Por YASEL TOLEDO GARNACHE

Nostalgia“Al fin he encontrado un mundo de gente maravillosa”, dijo José Luis Perales y ahora escribo yo sin robos. No encuentro maneras para enmarcar el suceso.

Sabes, cuando uno está solo, o mejor, se siente solo, vivencias como esa trascienden los límites de lo esperado. Aquellos días fueron como si me hubiesen sajado el pecho y sacado toda la introversión de un golpe para dejarme libre. Tan dueño como siempre de mí mismo y por primera vez de peligros de aventuras entre amigos emergentes, en ciudad poco conocida, con días sin sueño, alegría y aprendizajes de técnicas narrativas. Lee el resto de esta entrada

Las travesuras de la nostalgia

Universidad de HolguínPor YASEL TOLEDO GARNACHE

El suceso me despertó la nostalgia. Al principio, ella caminaba con paso lento. Luego, saltaba de un lado a otro, como duendecillo intranquilo, y los recuerdos se multiplicaban en mi mente. Una sensación indescriptible recorría mis entrañas, como sumergida en la marea de las venas. Lee el resto de esta entrada

La vida es del carajo

VidaLa vida es del carajo. La gente cree que puede regresar cuando le plazca. Y verdad que puede. Pero uno no siempre la recibe con los brazos abiertos. Quizá hasta la nostalgia se le mete por los poros a uno. Y es sólo eso un momento de nostalgia, porque ya no queda ni pizca de sentimiento. Otra persona es dueña de este pobre corazón y hasta la sangre circula mejor por la geografía de nuestro cuerpo.

Palabras de Yasel Toledo Garnache en acto de Graduación de la Universidad de Holguín (2014)

Por YASEL TOLEDO GARNACHE

Pude leer, pero preferí improvisar. Lo espontáneo siempre me ha parecido más honorable para momentos como este. Ahora transcribo las palabras, gracias a un amigo que las grabó.

Yasel-Toledo recibió el iploma de mejor graduado integral de manos de Luís Torres Iríbar. Foto tomada www.trabajadores.cu

Yasel-Toledo recibió el iploma de mejor graduado integral de manos de Luís Torres Iríbar. Foto tomada de http://www.trabajadores.cu

Buenos días. Muchas felicidades a todos. Es difícil hablar después de tantos reconocimientos.

Yo ahorita, sentado allá atrás, pensaba en todo lo que he vivido junto a mis compañeros durante el último lustro, en todo lo que he crecido. Tal vez, algunos de ustedes hayan hecho lo mismo. Es que hay momentos en los que uno hace una especie de recuento. Las imágenes de lo vivido pasan por la cabeza, cual rollo de cine en blanco y negro. Entonces surge la nostalgia.

Muchos de nosotros nos sentimos felices, llenos de sueños, pero nostálgicos también, o mucho más que eso, como decía Patrick –estudiante extranjero-, porque, nos asalta una mezcla de sensaciones y de pasión indescriptible. Lee el resto de esta entrada

Nostalgia de introversión

Por YASEL TOLEDO GARNACHE

poesía introversión nostalgia“Al fin he encontrado un mundo de gente maravillosa”, dijo José Luis Perales y ahora escribo yo sin robos. No encuentro maneras para enmarcar el suceso. Sabes, cuando uno está solo, o mejor, se siente solo, vivencias como esa trascienden los límites de lo esperado. Aquellos días fueron como si me hubiesen sajado el pecho y sacado toda la introversión de un golpe para dejarme libre. Tan dueño como siempre de mí mismo y por primera vez de peligros de aventuras entre amigos emergentes, en ciudad poco conocida, con días sin sueño, alegría y aprendizajes de técnicas narrativas. Ahora el miedo casi se desvanece y sale una luz honda de cada uno de los recuerdos, que me señala el camino, que me ratifica cuanto debemos perseguir sueños, con cautela o no, siempre con dignidad. Lee el resto de esta entrada