Archivo del sitio

¿Un nuevo desafío?

yasel toledo garnacheOtra vez en una especie de reinicio. Algunos me dicen que es un nuevo desafío. Mi mente me dicta que es en verdad la continuidad del mismo desde hace bastante en mi vida: Aprender lo más posible y tratar de ser cada día mejor, como profesional y persona.

Llego con aparente tranquilidad. Lee el resto de esta entrada

Anuncios

La luz en otros labios

yasel toledo garnachePor YASEL TOLEDO GARNACHE

Otra vez frente a la computadora. Mi mente casi en blanco, en cuestiones periodísticas y literarias. Ideas caóticas contra las paredes de un cerebro, que hasta el momento resiste. Los dedos sobre el teclado con ritmo cansado y, al fondo, una melodía culpable de que por mis venas fluyan lágrimas. Poco a poco, el dolor se alivia y otros labios muestran la luz.

Estatua de carne

Por YASEL TOLEDO GARNACHE

yasel toledo garnacheA veces, la mente anda por otros rumbos, y el cuerpo es apenas una estatua de carne. En ocasiones, uno intenta teclear las ideas sobre documento word, y ellas se resisten o resultan demasiado brindadas, y lo fácil tampoco es agradable. Entonces el muchacho se recuesta sobre el espaldar del asiento y mira al techo Lee el resto de esta entrada

Maldita circunstancia

Por Yasel Toledo Garnache

Yase Toledo GarnacheLa pantalla en blanco. Mi mente puro caos. Me recuesto de la silla. Cierro los ojos. Bifurcaciones. Hay momentos en los que uno se pregunta si tomó la decisión correcta, si puede volver sobre sus pasos, si los brazos seguirán abiertos. Lo profesional. El mañana. Un muchacho que teclea sus ideas. Cierra los ojos y piensa. La circunstancia. Maldita circunstancia. Un muchacho que teclea…

La burbuja

La burbuja¿Qué pasa si las ideas no fluyen? Si la mente se niega a dictar. Y uno se siente como en una burbuja que se eleva y va a cualquier lugar.

Cartas a Barack Obama: Libertad para Los Cinco (VII y final)

A: Señor Presidente de los Estados Unidos de América:

Cubanos exigen la libertad de sus hermanosLa confusión no invadió mi mente cuando usted proclamaba en su campaña un “cambio” en la política del gobierno de los Estados Unidos de América (EUA), muchos ilusos depositaron su confianza en usted, quizás por la gran necesidad que tenía la humanidad de respirar paz. No pocos creyeron que al asumir la responsabilidad de ese cambio se acometerían en su mandato nuevas y efectivas leyes que permitieran un allanamiento en la hostil e histórica política de los EUA hacia mi país. Lee el resto de esta entrada