Archivo del sitio

El agradecimiento eterno a las madres (+Fotos y video)

con mi madrePor Yasel Toledo Garnache

A veces, lamentamos no poder obsequiarles la luna  y las estrellas; sin embargo le decimos “te quiero”, y sonríen con la satisfacción de quien recibe el mejor premio.

Ellas significan fragilidad y fortaleza, entrega y desinterés, cariño y comprensión. De cada juguete, o crayola hacen un cuento, y con el cuento nos enseñan un bien, en esa edad en que bueno y malo, bonito y feo, distante y cercano… son los únicos calificativos reconocibles. Lee el resto de esta entrada

Anuncios

Madres: Luces de la vida

Por YASEL TOLEDO GARNACHE

Regalo para mujerMayo es postales, amor y ternura para las madres. El segundo domingo de ese mes se alegran los corazones y existe un ambiente inusitado en hogares, calles y  avenidas

Encuentros familiares, flores, besos… cultivan la felicidad de nuestras progenitoras. Algunos lamentamos no poder obsequiarles la luna  y las estrellas; sin embargo le decimos te quiero, y sonríen con la satisfacción de quien recibe el mejor premio. Lee el resto de esta entrada

Lenguaje en el siglo XXI

Por YASEL TOLEDO GARNACHE

lenguajeEl idioma español es uno de los más hermosos del mundo. La confluencia de sinónimos, antónimos y otros recursos expresivos le confieren riqueza inusual.

Resulta lamentable que algunos “lingüísticos”, sin escuela o con ella, expresen locuciones desatinadas en escenarios diversos.

Ya las madres no son madres, ahora son “puras” y un muchacho no es inteligente, más bien está “bola‘o”,”sopla‘o” o “escapa ‘o. Hoy los amigos son “socios” y “consortes”, y las mujeres “jevitas”. Ya nadie facilita un encuentro amoroso, sino “pone una piedra”, y no se bebe una cerveza: “se echa un piano”. Lee el resto de esta entrada

Adiós y bienvenida

Por YASEL TOLEDO GARNACHE

Los cubanos somos bailadores, alegres, familiares.
Cualquier día es propicio. Las madres, hermanos, amigos y
vecinos con sus chistes y sonrisas nos hacen felices. No
necesitamos alfombras de seda, ni platos de oro. Vivir
aquí nos Lee el resto de esta entrada