Archivo del sitio

El círculo de la muerte

Por YASEL TOLEDO GARNACHE

Catedral viejaEl señor Rojas estaba empapado de gasolina, y con una fosforera en la mano. Allí, frente a la humilde iglesia local y en el centro de un círculo que él mismo dibujó.

La advertencia era clara: Si no los liberan me pego candela. Lee el resto de esta entrada

Anuncios

El camino viejo (I)

Por ROLO
Hombre y religión, iglesiaSupongo para mi desgracia que nunca fui ni seré lo que se dice precisamente un hombre religioso. A partir de mi escasa experiencia personal la iglesia no es más que un edificio grande pero oscuro, con un aroma peculiar y asfixiante que hace intolerable mi estancia dentro del mismo. Eso lo aprendí mucho tiempo atrás.

Tenía unos pocos años, cinco o siete, en realidad no creo que pueda recordarlo, cuando una señora mayor muy agradable y persuasiva pero algo desquiciada, prácticamente nos arrastró desde el parque frente a la iglesia donde jugábamos a policías y ladrones para ver una vieja película en el video de la sacristía del templo sobre la vida, pasión, muerte y resurrección de Jesucristo. Fue una experiencia inolvidable y terrible como un dolor de muelas, lo admito bajo juramento. Lee el resto de esta entrada

Béisbol en Cuba: Víctor Mesa y Alfonso Urquiola, ¿diablos o dioses?

Por Yasel Toledo Garnache

Víctor Mesa y Alfonso Urquiola¿Dios o diablo? ¿Agua o veneno? Así de extremistas son las referencias a Víctor Mesa en toda Cuba. “Los matanceros me caen bien, pero ojalá perdieran nada más por traer a ese payaso de director”, “¡¿Qué se va de Matanzas?! Ojalá que no sea para acá”, dicen algunos mientras que otros casi van a la iglesia para que el 32 se traslade a sus provincias, posibilidad de ubicarse en la parte superior del iceberg en Series Nacionales.

¿De Urquiola? Ahora lo llaman el “Mago”, el “Superhombre” –aunque nada tiene que ver con Zaratustra o cualquier teoría de Nietzsche-, el superdirector. Ironías. Vueltas de la vida. Los mismos que lo alzan en brazos arrojaban improperios contra él hace algunas temporadas. Aquello de excluir a los pinareños del equipo nacional causó dolor en esa parte del archipiélago y un poco más allá. Lee el resto de esta entrada

Un nombre pobre (III)

Por YASEL TOLEDO GARNACHE

TristezaMuchos imaginábamos cómo sería tu boda, pensábamos que resultaría un suceso gigantesco, todo importado; menos la iglesia, claro.

Algún día te casarías. Pretendientes no te faltaban. Ojalá yo fuera el elegido. Sabía que te caía bien, pero ese maldito nombre con apellidos tan ordinarios: Eliakim Pérez Rodríguez, era un obstáculo demasiado visible, mi vida tampoco era demasiado glamourosa, no podía invitarte a sitios elegantes, era un tipo común, sin ninguna comodidad. Lee el resto de esta entrada