Archivo del sitio

Más que poeta (III)

Por YASEL TOLEDO GARNACHE

Heredia es símbolo de la poesía cubana.

Heredia es símbolo de la poesía cubana.

A veces, los biógrafos son demasiado egocéntricos. Quieren proyectar sus pasiones, sus sueños y hasta sus resquemores en los objetos de estudio. También suelen encerrar las obras literarias en conceptos, en esquematismos, en la rigidez de definiciones teóricas Y eso casi siempre resulta fallido.

Ahora que leí el Epistolario…, que conozco más la obra de Heredia y en especial su vida, sus temores, cuánto sufrió lejos de la familia, cuánto significó la pérdida temprana de su padre. Ahora que sé más de su compromiso patriótico, de su lucha contra la tuberculosis, de las incomprensiones al final de su vida. Ahora, ahora…me pregunto si es correcto encasillarlo dentro del Romanticismo. Uno de nuestros males proviene de encarcelar la obra de los artistas en un epígrafe cualquiera. Eso es un riesgo. Es como desbrozar un monte. A veces, no comprendemos que las expresiones “en ocasiones”, “tal vez” sostienen más que los edificios. La clasificación rígida es un arma de doble filo. Quizá lo más recomendable es que cada quien se acerque a sus escritos, los disfrute, y luego tenga sus propios criterios. Lee el resto de esta entrada

Más que poeta (II)

Por YASEL TOLEDO GARNACHE

Heredia es símbolo de la poesía cubana.

Heredia es símbolo de la poesía cubana.

Las cartas de Heredia dirigidas a su madre, Merced, irradian amor. Muchas fueron escritas desde Nueva York, México, desde geografías lejanas que le mantenían triste el alma; casi todas comienzan con la expresión Amadísima madre de mi corazón, y, aunque mantienen el tono amoroso, no incluyen numerosos adjetivos, metáforas, ni otros recursos literarios, sólo algunos de muy fácil comprensión.

En la misiva del 17 de enero de 1824, en Nueva York, escribió inútil es manifestar a mi madre la ansiedad con que espero noticias de su salud, y de mis queridas hermanas (…) Disponga usted del tierno amor de su hijo (…) Sea tan feliz como lo pide a Dios su amadísimo hijo. Lee el resto de esta entrada