Archivo del sitio

Mi romance con Gabriel García Márquez

Por Rocío Rosales del Río

Al Gabo lo encontré por accidente dentro de una caja de libros viejos. Su nGabriel García Márquezombre aparecía en la portada de uno de ellos con un título que saltó a mis ojos y el cual estaba lleno de melancolía Cien años de soledad. Aproximadamente cien años debió haberse pasado aquel libro en aquella caja como algo insignificante.

Decidí aventurarme en la lectura y en las primeras letras logró enamorarme para siempre, a pesar de la diferencia de edades. Aquellas palabras no las habría de olvidar nunca: Muchos años después, frente al pelotón de fusilamiento, el coronel Aureliano Buendía había de recordar aquella tarde remota en que su padre lo llevó a conocer el hielo. Lee el resto de esta entrada