Archivo del sitio

Carlos Manuel de Céspedes y Raúl Roa, parte de las esencias de Cuba (+Videos)

Céspedes y Raúl Roa

Por Yasel Toledo Garnache

Los dos nacieron un 18 de abril, uno de 1819 y el otro de 1907, pero a lo largo de sus vidas existieron varios puntos coincidentes. Carlos Manuel de Céspedes, el Padre de la Patria, y Raúl Roa, Canciller de la Dignidad, forman parte del alma rebelde e indomable de Cuba. Lee el resto de esta entrada

Anuncios

Los sitios históricos, parte de nosotros

Sitios históricosPor Yasel Toledo Garnache
Algunas personas pasan cerca sin percibir la dimensión de su importancia. Están próximos a nuestras casas, en el camino hacia el trabajo, al lado del parque… y en lugares distantes. Los vemos en imágenes televisivas, fotos o durante visitas a zonas rurales y urbanas.

«Aquí nació…», «…estuvo…», «… combatió…», «murió…», «… vivió…» dicen tarjas en montañas, llanos y poblados. Los sitios históricos forman parte de las esencias mismas de la nación, los esfuerzos, heroicidades y hasta la muerte de nuestros antepasados. Todos tienen importancia vital, los locales y los declarados Monumento Nacional. Lee el resto de esta entrada

Esencias

Por YASEL TOLEDO GARNACHE

oso de amorCualquier día puede ser 14 de febrero. No importa si es verano o invierno. Lo significativo es disfrutar el momento, y entregarse sin miedo.

Las relaciones amorosas deben ser carreras de resistencia, y no de impulsos, aunque a veces las locuras brindan matices especiales. Atrevimientos, versos propios o prestados, guiños de ojos, besos inesperados… pueden cautivar en playas, piscinas, campismos, noches de fiesta o en parques. Esos edenes, con bancos y árboles, son escenarios ideales para improvisar piropos y arriesgarse con pasión, lugares públicamente privados que esconden caricias adolescentes y juramentos de pasión. Lee el resto de esta entrada

Esencias

Por YASEL TOLEDO GARNACHE

Cualquier día puede ser 14 de febrero. No importa si es verano o invierno, otoño o primavera. Lo significativo es disfrutar el momento, y entregarse sin miedo.

Las relaciones amorosas deben ser carreras de resistencia, y no de impulsos, aunque a veces las locuras brindan matices especiales. Atrevimientos, versos propios o prestados, guiños de ojos, besos inesperados… pueden cautivar en playas, piscinas, campismos, noches de fiesta o en parques. Esos edenes, con bancos y árboles, son escenarios ideales para improvisar piropos y arriesgarse con ternura, lugares públicamente privados que esconden caricias adolescentes y juramentos de pasión. Lee el resto de esta entrada