Archivo del sitio

7mo Congreso del Partido: Tiempo de pensamiento y acción (+ Video, tabla estadística, fotos y actualización)

Primer día en el 7mo Congreso del Partido/ Foto tomada de Granma.cu

Foto tomada de Granma.cu

Por Yasel Toledo Garnache

Estos son tiempos de ciencia y de pensamientos profundos, no de impulsos, dice el cartel, lleno de luces, que leo con frecuencia en mi mente y tanto me hace pensar.

Los retos caminan por todas partes, y para superarlos, cada quien debe hacer lo que le corresponda desde su lugar, consciente de su responsabilidad con la sociedad, que siempre exigirá más.

La mejor manera de hablar es a través de acciones que conduzcan a resultados en la macro y en la microeconomía, a nivel de país, de provincia, de municipio, de vivienda…, aunque signifique luchar contra molinos de la cotidianidad. Lee el resto de esta entrada

Anuncios

¿Nos actualizamos o no?

Por Yoan Suárez Díaz, colega de la Universidad de Holguín

Desde hace varios años el pueblo cubano vive transformaciones en la economía socialista: los nuevos trabajadores por cuenta propia, la creciente producción de alimentos en el sector privado donde se optimiza y valora mejor los recursos disponibles, el crecimiento de las exportaciones y la disminución de las importaciones por el aumento de la productividad nacional. Lee el resto de esta entrada

¡Ah, Transporte en Cuba!

Por Yasel Toledo Garnache

bicicletas en Holguín

Algunos recurren a las bicicletas, otros ni una faster tenemos

Viajar constituye la peor pesadilla de numerosas personas, pues los altos precios del transporte y la incomodidad de muchos vehículos entristecen a los más alegres, y dañan los bolsillos.

Los camiones particulares, gracias a la aplicación de “la oferta y la demanda”, han triplicado los precios, y campean en las carreteras, pues doña Oferta manda y, en las condiciones actuales de Cuba, siempre lo hará, porque la población necesita viajar con frecuencia y el Estado no cuenta con suficientes vehículos que permitan escoger cuál tomar.

Ante la situación actual, muchos estudiantes universitarios estamos condenados a permanecer en las escuelas bastante tiempo, sin visitar nuestros hogares, pues, a veces, trasladarse desde la universidad granmense hasta Niquero, por solo citar un ejemplo, cuesta casi treinta pesos en moneda nacional, y el estipendio de sólo cincuenta, unido a los insuficientes ingresos de los padres y la necesidad de merendar en el centro de estudios, impiden gastar semejante cantidad. Prefiero no hablar demasiado de mi experiencia, aunque gasto 90 pesos en un viaje de ida y vuelta a casa. Lee el resto de esta entrada