Archivo del sitio

Un hombre sin nombre y el choteo en Cuba (+Imágenes)

Foto: Tomada de chiquipedia.com

Por Yasel Toledo Garnache

Ni siquiera sé su nombre. Todos lo llamamos Cambalache. Él, lisiado desde su nacimiento, camina con dificultad. Cada cierto tiempo o apenas unos pasos, se  detiene para descansar. Balbucea algo o lo dice en voz alta, y sigue. A veces, se sube la pata izquierda del pantalón, y acaricia la hinchazón y el sobrehueso en el tobillo, como para aliviar el dolor.

Los carros pasan indiferentes por su lado, y levantan un poco de polvo. Él no se pone nervioso, ni parece molestarse demasiado por eso, sino por las palabras de quienes, como en un juego, le vocean algunas “gracias”. Entonces ofende y hasta amenaza con tirar piedras. Lee el resto de esta entrada

Anuncios

Crónica de una damisela nocturna

Por Ania Mulet Fernández, amiga de la Universidad

Mujer desnudaA la belleza no se le puede decir que llegue pronto. El que sea afortunado y la tenga, debe guardarla todo el tiempo que pueda pues para muchos constituye su única riqueza.

“El amor es terrible. He visto a mis amigas sufrir y no quise que esto me sucediera. Antes reían de mi inocencia y ahora me preguntan cómo consigo dominar a los hombres tan bien. Callo porque sé que el remedio es peor que el propio dolor: no me enamoro. Cada día me percato de lo frágiles que son los hombres, inconstantes, inseguros. Pero sí, sufrí por el amor y aunque aún sufra por su causa, veo que aquellos que tocaron mi alma no consiguieron despertar mi cuerpo y quienes tocaron mi cuerpo no consiguieron llegar a mi alma”.1 Lee el resto de esta entrada

Invisible

Como diría Liuba María:
“Es invisible el beso que besó tu boca, la llama del
dolor el aire que te toca, la música interior que alcanza
la belleza, es invisible lo más querible; lo más
Lee el resto de esta entrada