Archivo del sitio

Dos caras: Toma chocolate

Por Luis Alberto Periche, colega de la Universidad de Holguín

Quizá pocos pensaron que tanta benevolencia terminaría en una deuda millonaria. En mi circunscripción, por ejemplo, la cifra sobrepasa los 38 mil pesos. Lo que fue una estrategia para mejorar la calidad de vida del pueblo, con la entrega de los artículos del programa de la Revolución, se convirtió en un arma de doble filo. Ventiladores, ollas arroceras, reinas, calentadores, refrigeradores, cacerolas… se entregaron a la población con facilidades de pago. Así podrían adquirir artículos de primera necesidad sin obligación de liquidar al cash. La exigencia era pagar, poco a poco, pero pagar. Lee el resto de esta entrada