Archivo del sitio

Charles Bukowski: Se busca una mujer

Bukowski fue el más sucio de realistas. Aquí va otro de sus cuentos.

SE BUSCA UNA MUJER

Edna bajaba por la calle con su bolsa de la compra, cuando pasó a la altura del automóvil. Había algo escrito en la ventanilla lateral: SE BUSCA UNA MUJER. Se paró. Era un cartón pegado a la ventanilla, con alguna especie de anuncio. En su mayor parte estaba escrito a móquina. Edna no podóa leerlo desde el lugar de la acera en que se encontraba. Sólo podía ver las letras grandes: SE BUSCA UNA MUJER. Lee el resto de esta entrada

Anuncios

El barco ebrio: DEJE DE MIRARME LAS TETAS,SEÑOR

Barco de poesía y creación.

Barco de poesía y creación.

El barco ebrio vuelve a CHARLES BUKOWSKI. Lo invita a que “Deje de mirarme las tetas”.
Me surge una duda: ¿Ustedes imaginan que todos, hombres y mujeres, tuviéramos tetas? Sería demasiado raro el mundo. ¿Quién le daría de mamar a los hijos? ¿Imaginan que algún hombre fuera más tetudo que la novia? No sigo con esto. Mejor lean a BUKOWSKI.

Big Bart era el tío más salvaje del Oeste. Tenía la pistola más veloz del Oeste, y se había follado la mayor variedad de mujeres que cualquier otro tío en el Oeste. No era aficionado a bañarse, ni a la mierda de toro, ni a discutir, ni a ser un segundón. También era guía de una caravana de emigrantes, y no había otro hombre de su edad que hubiese matado más indios, o follado más mujeres, o matado más hombres blancos. Lee el resto de esta entrada