Archivo del sitio

Dudas y el futuro profesional (Caricaturas)

que estudiar

Tomado de Psicología. La guía.

Por Yasel Toledo Garnache

Lía está en duodécimo grado, a unos pasos de los exámenes para decidir su futuro profesional, y todavía no sabe cuáles son sus carreras preferidas. Un día menciona algunas ingenierías, y el próximo otras opciones completamente contrarias. Los familiares en casa ya muestran cierto nerviosismo y tampoco poseen suficientes elementos para aconsejarla.

Viviana cursa el primer año en la universidad, entre letras y redacciones, pero ha descubierto que eso no es lo suyo, porque “esto no es lo que yo pensaba, nunca me explicaron bien.” Lee el resto de esta entrada

Anuncios

Canal de YouTube: Junto a la familia


Compartimos este video junto a parte de la familia en la casa de mis abuelos, en el municipio de Media Luna, en la costa de Granma.

Un blues para la Habana

La Habana.

La Habana./Foto de Jorge Alejandro

Por Jorge Alejandro Suñol Robles, estudiante en la Universidad de Holguín

Confieso que sentí nostalgia. Unos deseos infinitos de abrazar a mi madre y desearle un buen año nuevo. Estaba lejos de casa, en la de “todos” los cubanos, rodeado de sábanas blancas y viejos balcones, en una ciudad, llena de misterios.
Quise hacerlo diferente: el fin y el comienzo de un almanaque cargado de dudas, sueños, anhelos, metas que por muy lejanas, no imposibles. Quise descubrir, quise sentir el aire de un malecón diverso, repleto de gente con historias. Yumas, prostitutas, intelectuales, músicos de limosna, enamorados eternos, niños con espíritus grandes.Es esto, la mezcla, el sonido de las olas, eso es lo que te inspira. Lee el resto de esta entrada

La casa de mis abuelos

Por YASEL TOLEDO GARNACHE

Junto a mi abuelo.

Junto a mi abuelo.

Cada vez que voy a la casa de mis abuelos, en el municipio de Media Luna, regreso con una sonrisa enorme. Allí, muy cerca de la línea del ferrocarril, viví mi infancia, entre ovejas, juegos de pelota y el correteo de amigos de la escuela.

Abuela casi se volvía loca, porque pasábamos por el medio de la casa, aunque estuviera acabadita de limpiar, íbamos de un lugar a otro con la inocencia de quienes sólo querían divertirse, sin importar consecuencias…

Abuelo nos contaba de sus días en la lomas y de cómo ayudó a la tropa de Raúl Podio Saborit, medialunero en el Ejército Rebelde. No sé si añadía algo de ficción. La verdad es que jamás lo investigaré, porque la historia me gusta tal cómo él la cuenta, con sus gestos y emoción. Lee el resto de esta entrada