Archivo del sitio

Esta cara no es la mía

Por DAYANIS jORGEN, colega de la Universidad

Juro que yo no quería hacerlo.

Juro que yo no quería hacerlo. Lo juro

A veces no importa cuánto pase el tiempo, o cuántos trapicheos seas capaz de hacer para cambiarte, hay algo que se llama destino que lamentablemente no puedes cambiar.

Hay muchos fantasmas  por descubrir detrás de la puerta de tu casa, que te perseguirán, o que simplemente se adhirieron a ti  el día en que naciste; de los cuales no podrás sacarte. Los míos son bastante insistentes; aunque he tratado de despojarme, siempre me han dicho que esos, mis fantasmas, esos no se zafan nunca.

Los míos me llevaron a cometer muchos errores, a violar reglas- incluso naturales- a matar a un hombre. Y aunque no pretendo con ellos dar una explicación, si tienen mucho que ver. Lee el resto de esta entrada

Anuncios