Archivo del sitio

El trabajo en equipo y los espejismos

Imagen: Tomada de Universia Argentina

Por Yasel Toledo Garnache

Durante mi niñez, intenté practicar karate, después boxeo, pero iba dos o tres veces al área deportiva, y luego mi madre me lo impedía.

Ella le dejaba claro a los entrenadores que no podía ser ni aunque yo tuviera el mayor estilo del mundo y aprendiera con rapidez las técnicas, porque eso de patadas y piñazos no debía formar parte del mundo de su hijo.

Uno sentía pena con los demás, se molestaba. Tal vez hasta lloraba en algún rincón, y pensó que no podría caminar en el sueño de ser atleta. Cuando los pasos fueron en el béisbol, todo cambió. Nunca olvido sus palabras: “En eso sí, para que aprenda a trabajar en equipo”.

Ella pudo mencionar argumentos, como es el “deporte nacional”, “a eso juega desde pequeñito”, “yo soy fanática a Orestes Kindelán”, pero prefirió una expresión que va mucho más allá, la cual me acompaña siempre. Lee el resto de esta entrada

La valentía del boxeador

boxeador, cuba
Por Yasel Toledo Garnache

Tengo que ganar este asalto, porque si gano el asalto gano la pelea y si gano la pelea soy campeón. Y si soy campeón, mucha gente tendrá que comerse sus palabras.

Por eso tiro golpes, tiro y tiro, rectos de derecha y de izquierda, opercuts, zuines. Tú me das y trato de darte el doble o el triple de veces, más duro. Tengo miedo, pero no a ti. Por eso te doy, te doy y te doy. Me golpeas, y sigo pa’ lante. Lee el resto de esta entrada

El Kid del boxeo (Hombre sin mujeres vive sin vida)

Por YASEL TOLEDO GARNACHE

Hoy cumpliría 103 años de edad. Llevaba al boxeo en la marea de sus venas. Cuentan que parecía bailar sobre el ring. Golpes y desplazamientos simulaban perfección, hasta especialistas confiaban en eso. Apuñaleaba a rivales con rectos de derecha e izquierda. Su nombre se pronunciaba en disimiles naciones: Kid Chocolate, el primer campeón cubano en el boxeo profesional. Lee el resto de esta entrada