Archivo del sitio

Los diez pesos de la discordia

Camión“¡Dame los 10 pesos!”, vociferaba el machacante, un hombre alto y flaco con una gorra negra y pulóver ajustado. “Ya te pagué”, repetía el señor en la esquina, quien pasaba de los 50 años de edad y se tocaba, una y otra vez, ambas patas del espejuelo, como muestra de nerviosismo.

Poco a poco, subían los tonos de voces. Los demás pasajeros permanecían en silencio. “¡Los 10, o te bajas!, porque aquí mando yo”, dijo el de la gorra, y abrió la puerta. Los gestos se volvían más amenazantes. Lee el resto de esta entrada

Anuncios

Bayamo cinco siglos después (Fotos)

Juan Formell en el Museo de Cera de Bayamo, el único de su tipo en Cuba.

Juan Formell en el Museo de Cera de Bayamo, único de su tipo en Cuba.

Lee el resto de esta entrada