Archivo de la categoría: Personalidades

Rosa Miriam Elizalde: No podemos seguir con coches de caballo

Por Yasel Toledo Garnache

ImagenParticipé en varias conferencias de Rosa Miriam Elizalde. Desde el público, escuchaba, anotaba…, deseaba conversar con ella sobre tecnología, Internet y blogs en el país. Minutos antes de las premiaciones en el Festival Irma Armas In Memoriam, hace algunos meses, por fin lo logré. Reproduzco parte del diálogo con la también editora del sitio web Cubadebate y miembro del Comité Nacional de la Upec. Lee el resto de esta entrada

Anuncios

Paco de Lucía, el monstruo

Por Erian Peña, colega de la Universidad

250px-Paco_de_Lucía_4Era uno de los maestros de la guitarra. De los mejores guitarristas vivos hasta el momento. Se apodó Paco de Lucía por su madre, y fue ese nombre y no el de Francisco Sánchez Gómez el que vino a renovar el flamenco en toda su dimensión.

Se le recuerda en sus inicios de la mano de Camarón de la Isla y Enrique Morente, “monstros” del cante jondo como él. Los trascendió y llegó a convertirse en un embajador del género en el mundo. Lee el resto de esta entrada

Rubén Rodríguez: Vasos comunicantes entre Periodismo y Literatura

Por Rosana Rivero Ricardo, colega de la Universidad de Holguín

Recientemente leí un criterio denigrante a la labor del periodista. La autora afirmaba categórica que el escritor que ejercía el periodismo era como un Pegaso con arado incluido. Algunos apoyan, pero otros refutan este criterio.

Periodismo y Literatura son un par dialéctico. Él y Ella han conformado un acuerdo nupcial con separación de bienes, pues si bien comparten herramientas como técnicas y lenguaje, cada uno tiene objetivos e intereses específicos que han de defender. Como todo buen matrimonio difieren en algunos aspectos. Pero a la larga, siempre sobreviene una ardiente reconciliación que a ambos beneficia. Lee el resto de esta entrada

Tigre con alma cubana (IV y final)

Por YASEL TOLEDO GARNACHE

Después de todo, creo que no me voy a ahorcar hoy.
GCI

Sin la estancia en Cuba y su capital, Guillermo Cabrera Infante no hubiese sido él, su literatura no mostrara esa riqueza humorística e irónica. Vivió más de cuarenta años en el extranjero, sin embargo sus principales obras hablan de la tierra natal, son hasta cierto punto autobiográficas. En La Habana…, por ejemplo, narra gran parte de su vida en esa ciudad a la que llegó proveniente de Gibara. Comienza con un recuerdo que pudiera parecer insignificante. Una escalera: Este es mi recuerdo inaugural: ir subiendo unas escaleras con escalones de mármol. Luego se adentra en la vida capitalina sin olvidar ni las visitas de los parientes del campo. Lee el resto de esta entrada

Las pasiones de un apasionado

Por ROSANA RIVERO RICARDO
Sobre la base de las notas del trabajo de investigación homónimo del profesor de Historia Félix Hidalgo Pimental.

Martí tuvo una vida tormentosa, pero edulcorada con el dulce sabor del amor femenino. Aunque no fue dotado de cualidades físicas excepcionales, siempre fue admirado por las féminas por su inteligencia, locuacidad y personalidad.
El gran amor de su vida fue Carmen Zayas Bazán, madre de su hijo. Sin embargo, sintió pasión ferviente por varias mujeres. A los 16 años Martí estuvo tentado por un adulterio, que supo resistir, según su confesión en su drama Adúltera. La relación no se consumó y la dama nunca supo de la pasión de Martí. Ella era Micaela Nin, la joven esposa del maestro Rafael María de Mendive. Lee el resto de esta entrada

Tigre con alma cubana (III)

Por YASEL TOLEDO GARNACHE

Después de todo, creo que no me voy a ahorcar hoy.

GCI

Guillermo Cabrera Infante era cortante, no escondía sus verdaderos criterios sobre cada filme. Vargas Llosa expresó que el escritor cubano convirtió la crítica cinematográfica en un género literario gracias a su riqueza verbal y a su imaginación.

Sus textos sobre cine, más que apartarlos, debieran emplearse para la preparación de las nuevas generaciones. Los amantes del séptimo arte en la Cuba de hoy no cuentan con suficientes voces autorizadas que desde un medio de comunicación emitan luces y desaciertos de directores, guionistas y audiovisuales.  Lee el resto de esta entrada

Tigre con alma cubana (II)

Por YASEL TOLEDO GARNACHE

Después de todo, creo que no me voy a ahorcar hoy.

GCI

máquina de escribirDigámoslo de un golpe: GCI es una de las figuras más representativas de la literatura nacional. Me atrevo a situarlo en escalones cercanos a los de Alejo Carpentier, con un incentivo adicional: su literatura refleja más el lenguaje y las peculiaridades de los cubanos. Él lo diría con su acostumbrado estilo: Mientras que Carpentier, por su propia voluntad, decidió hablar y aparentar ser muy extranjero en Cuba, yo me hice muy cubano en Cuba y en el extranjero[1]. Más de treinta años en el exilio no aplastaron el amor a su archipiélago. Lee el resto de esta entrada

Sombras en la salud de José Martí

Por Yasel Toledo Garnache

José Martí

José Martí también luchó contra enfermedades.

 

Una existencia azarosa, llena de aventuras, no fue suficiente. El destino le presagió momentos de angustia. Solo 42 años le arrebató a la vida. Padecimientos de diferentes tipos convivieron junto a él como enemigos que, en ocasiones, lo privaron de viajes y conferencias políticas, pero no mellaron su voluntad y consagración a la causa revolucionaria.
Mucho se habla de la vida de José Martí y su talla universal. Sin embargo, algunos desconocen sus problemas de salud. Lee el resto de esta entrada

Vestigios Hemingway (I)

Por YASEL TOLEDO GARNACHE

Ernest HemingwayConocer sobre su vida es un reto para mí. Una vez pensé que con saber dónde nació un hombre, con quién se relacionó y cómo murió, era suficiente. Pero, en esta ocasión, no sucedió así.

Durante mi infancia sólo sabía de Hemingway que era estadounidense, Premio Nobel de Literatura en 1954, y que había vivido parte de su vida en Cuba, donde escribió la noveleta El viejo y el mar. Empero,cuando escuché sobre su vida aventurera, sus amores y la búsqueda incesante de la perfección, la pasión por la pesca, el boxeo, el rugby y la disposición constante de ayudar a otros pueblos, sentí deseos inmensos de acercarme a su quehacer literario y periodístico. Como verdadero polilla, que come con los ojos, devoré en unos días el relato sobre el viejo pescador Santiago, también Adiós a las Armas, Por quien doblan las campanas y El gran río azul. Sin embargo, me quedé con hambre de más de esas historias tan reales y ennoblecedoras reflejadas en hojas que por suerte nunca estarán vacías. Lee el resto de esta entrada

Más que poeta (III)

Por YASEL TOLEDO GARNACHE

Heredia es símbolo de la poesía cubana.

Heredia es símbolo de la poesía cubana.

A veces, los biógrafos son demasiado egocéntricos. Quieren proyectar sus pasiones, sus sueños y hasta sus resquemores en los objetos de estudio. También suelen encerrar las obras literarias en conceptos, en esquematismos, en la rigidez de definiciones teóricas Y eso casi siempre resulta fallido.

Ahora que leí el Epistolario…, que conozco más la obra de Heredia y en especial su vida, sus temores, cuánto sufrió lejos de la familia, cuánto significó la pérdida temprana de su padre. Ahora que sé más de su compromiso patriótico, de su lucha contra la tuberculosis, de las incomprensiones al final de su vida. Ahora, ahora…me pregunto si es correcto encasillarlo dentro del Romanticismo. Uno de nuestros males proviene de encarcelar la obra de los artistas en un epígrafe cualquiera. Eso es un riesgo. Es como desbrozar un monte. A veces, no comprendemos que las expresiones “en ocasiones”, “tal vez” sostienen más que los edificios. La clasificación rígida es un arma de doble filo. Quizá lo más recomendable es que cada quien se acerque a sus escritos, los disfrute, y luego tenga sus propios criterios. Lee el resto de esta entrada

Más que poeta (II)

Por YASEL TOLEDO GARNACHE

Heredia es símbolo de la poesía cubana.

Heredia es símbolo de la poesía cubana.

Las cartas de Heredia dirigidas a su madre, Merced, irradian amor. Muchas fueron escritas desde Nueva York, México, desde geografías lejanas que le mantenían triste el alma; casi todas comienzan con la expresión Amadísima madre de mi corazón, y, aunque mantienen el tono amoroso, no incluyen numerosos adjetivos, metáforas, ni otros recursos literarios, sólo algunos de muy fácil comprensión.

En la misiva del 17 de enero de 1824, en Nueva York, escribió inútil es manifestar a mi madre la ansiedad con que espero noticias de su salud, y de mis queridas hermanas (…) Disponga usted del tierno amor de su hijo (…) Sea tan feliz como lo pide a Dios su amadísimo hijo. Lee el resto de esta entrada

Un Conde en pueblo pequeño (II)

 Por YASEL TOLEDO GARNACHE 
Conde ama a la literatura, al cigarro y al café. La mezcla no es extraña

Conde ama a la literatura, al cigarro y al café. La mezcla no es extraña

Lo veía desandar por las callejuelas empolvadas de Media Luna. Su quijotesca figura pasaba desapercibida. Parecía un caballero sin armadura que luchaba contra problemas cotidianos. Pocas veces lo vi sonreír, y eso me llamaba la atención.

Durante aquellos años adolescentes, poemas de un escritor local me cautivaban en los atardeceres. Hablaban del poblado con centro en su gente, de amores, tristezas, nostalgias, desencuentros. Su autor: Andrés Conde Vázquez, el mismo señor de las andanzas diurnas. Yo no lo sabía. Alguien me lo presentó, y nació la amistad. Ahora sé de su ruidosa sonrisa, amor por el cigarro, el café y los vecinos, de su preocupación por la superación personal y de los amigos. Lee el resto de esta entrada

Hugo Chávez no ha muerto

 Por YASEL TOLEDO GARNACHE
Chávez es símbolo de Venezuela y América Latina

Chávez es símbolo de Venezuela y América Latina

Nos callamos. Sólo el silencio habló. La noticia parecía increíble: Hugo Rafael Chávez Frías había muerto, a las 4 y 25 de la tarde. Más allá de su enfermedad, de lo delicado de su estado de salud, confiábamos en la recuperación, en verlo nuevamente al frente de los venezolanos, de proyectos latinoamericanistas.

Nicolás Maduro estaba en la pantalla del televisor. Desde que vimos la expresión de su rostro, la solemnidad del momento, imaginamos la desgracia. El Vicepresidente Ejecutivo dijo: “Este es un dolor inmenso y una tragedia histórica que hoy toca a esta patria. Comandante, donde esté usted: gracias, mil veces gracias, de parte de este pueblo que usted protegió, al que nunca le falló. Sólo cabe la comprensión y el respeto a los ideales más grandes de paz que usted perseguía”.

Así lo sentimos nosotros acá. Chávez no es sólo de Venezuela, sino de Cuba, de América Latina, del mundo. Lee el resto de esta entrada

Un Conde en pueblo pequeño (I)

Por YASEL TOLEDO GARNACHE

Quienes me conocen saben de mi amor a Media Luna, poblado con el encanto de la quietud y los amigos, con la unión de las brisas del mar y el aire de las lomas, sitio de tradición y algo de contemporaneidad.

Quienes me conocen saben de mi admiración a Andrés Conde, indiscutible decano de los poetas en aquel lugar, hombre de hablar pausado, amante del café y los cigarros. Su andar quijotesco convierte cada segundo de su vida en murmullo melodioso de quietud, con ecos en estrofas inevitables. Aquí les brindo la primera parte de uno de sus poemas. Lee el resto de esta entrada

Más que poeta (I)

Por YASEL TOLEDO GARNACHE

Heredia es símbolo de la poesía cubana.

Heredia es símbolo de la poesía cubana.

Me referiré a un hombre del que hablamos mucho, pero casi siempre lo mismo. Discúlpenme por la afirmación, empero durante mis años escolares, de José María Heredia y Heredia sólo escuché que fue poeta, ¡tremendo poeta!, autor de versos desgarradores, nostálgicos, llenos de sufrimiento, tristezas, en los que parecía dejar pedazos de su alma, desangrarse. Las únicas referencias eran Himno del desterrado y Oda al Niágara. Eso me resultaba demasiado simple, injusto, vergonzoso. Heredia es más, mucho más. Era ímpetu viviente que, a veces, parecía que se desintegraría si no convertía en palabras su pasión, sufrimientos, vivencias personales, llenas de sacrificio. Lee el resto de esta entrada