Los más “vivos”

pícaro, los más vivosPor Yasel Toledo Garnache

Hay personas que se creen las más «vivas», las «superinteligentes», y andan siempre pescando una oportunidad para lograr beneficios personales. Hay gente capaz de mentir, olvidar principios éticos y dañar para llegar a la orilla o simplemente hundir a otros.

Algunos hasta aplauden, sonríen y elogian, pero luego inventan grises y conforman una extravagante pintura con palabras malintencionadas.

Son capaces de confeccionar oralmente una novela tremenda, con drama, suspenso y una imaginación que, verdaderamente, debieran emplear en la literatura, aunque en las páginas impresas sería imposible agregarles los gestos, variaciones de la voz y expresiones de sus rostros, todo como parte de magistrales representaciones. Unos pocos hasta han logrado shows en plataformas digitales.

En ocasiones, cuando ven a los blancos de sus balas verbales hasta los llaman «amigos», y saludan de manera cariñosa, abrazo incluido.

Alguien me dice: «duele descubrir a personas así», e imagino que debe ser como un «mazazo», un golpe en el pecho o un recto de derecha al mentón…

Mi abuelo siempre dice que las poses, aprovecharse de otros y eso de hablar por detrás e inventar… no son actitudes de personas dignas, porque cada quien debe hacer, y decir su opinión con valor y el propósito de ayudar, jamás destruir.

Lo cierto es que diversos individuos se aprovechan de las necesidades de los demás para, por ejemplo, cobrar más dinero por alimentos o ciertos productos que acapararon. En ocasiones, simplemente intentan perjudicar a otros porque les “cayeron mal de gratis.”

Varios sujetos, no importa dónde estén, suelen tener los ojos más abiertos de lo habitual y la agilidad para colarse por cualquier abertura. En ocasiones, como parte de sus actuaciones, hasta simulan ser despistados y, por ejemplo, se les puede olvidar dar el vuelto a un cliente o pagar, si son ellos quienes compran cualquier producto.

Unos disfrutan transmitir malas sensaciones al colectivo, con expresiones y actitudes pesimistas. A veces, hasta envían papelitos, firmados por «Anónimo», un ser indefinible que, con frecuencia, solo quiere perjudicar.

Alguien podría pensar que se escaparon de alguna telenovela o página literaria, pero andan por nuestras calles, toman batido o refresco, saludan y sonríen.

No estudiaron en el Instituto Superior de Arte, ni en talleres de las casas de cultura o las universidades, pero su preparación actoral es innegable, aunque poco a poco uno los conoce y sus representaciones son menos creíbles.

Los protagonistas de estos párrafos, quienes tienen muchos nombres, interpretan sus personajes en cualquier lugar, una cola para comprar pizzas, un centro laboral, un ómnibus, un pasillo… o aprovechan las redes sociales y están también en Facebook, Youtube, Twitter…, con su malaleche, memes y hasta shows de “superestrellas” a ritmo de billetes.

A veces, comienzan su guion con «¿tú sabes lo que hizo fulana…?», «¿te enteraste…?», y otras formas tal vez más creativas. Se inventan o cambian canciones, repiten frases completamente descontextualizadas, hacen bailecitos… Otros ni siquiera aspiran a cierta “creatividad”, pues van al veneno sin adornos, como dice una amiga.

Con frecuencia terminan solos, cual piedras aisladas. Uno suele darles la espalda o inventar un pretexto para no ser jamás su público. Las obras teatrales debieran ser solo para los escenarios. Prefiero la sinceridad, hablar sin temores y hasta con dureza cuando sea preciso, aunque la diplomacia a veces resulta necesaria.

Es fácil ver o inventar lo negativo e hiperbolizar. Lo más importante consiste en hacer y contribuir a favor de los colectivos. La crítica constructiva será siempre muy necesaria y hasta saludable. Ojalá en todo momento sea expresada con el propósito de aportar.

Ser buenas personas debiera constituir la meta principal de todos los seres humanos, primer paso para ser buenos ciudadanos, amigos, profesionales y revolucionarios.

 

Acerca de Yasel Toledo Garnache

Vicepresidente nacional de la Asociación Hermanos Saíz. Fue subdirector editorial de la Agencia Cubana de Noticias. Es graduado del Centro Nacional de Formación Literaria Onelio Jorge Cardoso, y Mejor Graduado Integral de la Universidad de Holguín (2014). Periodista, ensayista y narrador. En twitter: @yaseltoledo10. En Instagram: YaselToledoGarnache. En Youtube: Mira Joven (Cuba). E-mail:yasegarnache@gmail.com

Publicado el 29 de mayo de 2020 en Comentarios, Uncategorized y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: