El mundo de rompimientos de Daniel Burguet (+Fotos y tuit)

daniel burguet

Por Yasel Toledo Garnache

El libro Cuando despiertes, del joven escritor cubano Daniel Burguet, Premio Calendario 2018, es indudablemente un texto interesante en cuanto a formas y contenidos.

Publicado por la Editora Abril y constituido por 88 páginas y siete relatos, logra una armónica interrelación entre ellos, a pesar de la independencia de cada uno como historias completas.

Graduado del Centro Nacional de Formación Literaria Onelio Jorge Cardoso (2014) y miembro de la Asociación Hermanos Saíz, Burguet demuestra el dominio de las técnicas narrativas y la variedad de estructuras, con exactitud en los diálogos, y la construcción de personajes y ambientes con un alto nivel de realidad, a pesar de lo suigéneris de los escenarios y sus protagonistas.

Como expresó Eric Flores Taylor, miembro del jurado que concedió el galardón, “es una muestra de la literatura de ciencia ficción más humanista y menos tecnológica, donde los gadgets (dispositivos pequeños con un propósito y una función específica) revolucionan el mundo ficticio, mas no por ello son el epicentro de la trama”.

En esta obra hay “tacos” (aparatos para programar como deseas que sea el día, suministran toda la información necesaria para vivir…), objetos voladores, un ser con el poder de dirigir guerras desde su casa y verlo todo en una gran pantalla…, pero lo más importante son siempre las personas, sus pensamientos y modos de comportarse, sus amores y desamores, el miedo, las incomprensiones, las traiciones y los sueños en medio de un mundo a veces negro, siempre desafiante.

Daniel Burguet, un muchacho delgado que casi no come carne —a diferencia de varios personajes— recrea dos “realidades” paralelas: la de los conectados y la de los desconectados, ambas con diversos puntos confluyentes, conflictos y anhelos.

Desde el primer cuento, “Anatomía de la melancolía”, hasta el último, “El ojo cosmológico”, gravita una especie de metafísica que va creciendo con cada página, dentro de una dramaturgia en la que a veces hay aparente tranquilidad, pero también sangre, muerte, sorpresa y sensibilidad hasta en los seres más impensados, como Theos, presente en varios cuentos como “El vagabundo de las estrellas”, quien tiene a una niña como enemiga más difícil, la que más dolores de cabeza le provoca y más al límite pone su paciencia y dotes como general o amo de guerra.

La pequeña, llamada Nahamá de Samaria, tiene características singulares de valor y agilidad para, dentro de escenarios complicados, con soldados de metal, objetos que disparaban desde lo alto y túneles, convertirse en el objetivo más espinoso y a la vez deseado.

Existen varios hilos de enlace entre las historias, que casi nunca son presentados de forma directa, sino mediante sugerencias, líneas en blanco y corrientes subterráneas que los lectores deben llenar.

Otros relatos son “La ciudad intangible”, “El arte de ver”, “Las formas elementales de la vida religiosa” y “Psicología de la posible evolución del hombre”.

Cuando uno lee el libro es inevitable pensar en la mitología, seres más allá de lo humano, pero especialmente en lo cotidiano y los hombres, quienes en ocasiones actúan con desesperación, como Manchado, a quien se le dañó su taco y teme que descubran su “desconexión”, lo cual le provocaría la muerte.

Ganador de los premios César Galeano (2014), Oscar Hurtado (2014), el Aquelarre al mejor libro (2016) y el Luis Rogelio Nogueras (2017), Burguet, llamado Dani por familiares y amigos, varía los puntos de vista y tipos de narradores con una selección acertada, para cada relato y sus partes.

Autor también de los títulos “Historias del más acá” (2016) y “Ladrar a las puertas del cielo” (2018), el ya multipremiado escritor regala párrafos que se convierten en fuentes de meditaciones sobre la vida, como: “… en algún momento la gente creyó que la vida es la conexión, y todo el que esté fuera de ella es maligno. Por eso matan a los que salen, porque ya la humanidad no puede permitirse que alguien vuelva a ser tan humano…”.

Llama la atención como el final del último relato cierra también el libro y aporta un elemento que enriquece historias anteriores. Cuando despiertes tiene algo de novela, pero sobre todo de sensibilidad en dos mundos de rompimientos y coincidencias, como es a veces la existencia de los seres humanos.

Publicado originalmente en Cubahora.

Acerca de Yasel Toledo Garnache

Vicepresidente nacional de la Asociación Hermanos Saíz. Fue subdirector editorial de la Agencia Cubana de Noticias. Es graduado del Centro Nacional de Formación Literaria Onelio Jorge Cardoso, y Mejor Graduado Integral de la Universidad de Holguín (2014). Periodista, ensayista y narrador. En twitter: @yaseltoledo10. En Instagram: YaselToledoGarnache. En Youtube: Mira Joven (Cuba). E-mail:yasegarnache@gmail.com

Publicado el 14 de febrero de 2020 en Asociación Hermanos Saíz, Reseña y etiquetado en , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: