Los médicos cubanos y su historia de amor y dignidad (+Fotos y declaraciones de colaboradores)

El primer grupo de los médicos cubanos llegó  a La Habana la madrugada de este jueves procedente de Brasil. Foto: Ricardo López Hevia/Granma.

Por Yasel Toledo Garnache

La noticia navega en Internet, circula en calles, centros laborales, hogares…. de Cuba y también en Brasil: Los médicos cubanos salen del programa Más médicos en ese país suramericano por razones muy justificadas.

El presidente electo, Jair Bolsonaro, ha realizado referencias directas, despectivas y amenazantes, contra los profesionales cubanos, con cuestionamientos a su preparación y con el condicionamiento de la reválida del título como elemento indispensable para su permanencia. Además, la contratación individual sería la única vía para laborar en el programa.

Eso implica el incumplimiento del convenio sobre la cooperación tripartita entre Brasil, la Organización Panamericana de Salud (OPS) y Cuba, pero más que eso significa ofensas a médicos y otros profesionales que constituyen verdaderos ejemplos de preparación, sensibilidad, compromiso y amor a la vida de todos, sin importar los sacrificios.

Como refiere la Declaración del Ministerio de Salud Pública de Cuba, “no es aceptable que se cuestione la dignidad, la profesionalidad y el altruismo de los colaboradores que, con el apoyo de sus familias, prestan actualmente servicios en 67 países”.

Ese documento precisa que, durante los últimos 55 años, se han cumplido 600 mil misiones internacionalistas en 164 naciones, en las que han participado más de 400 mil trabajadores de la salud, quienes en muchos casos han cumplido esa tarea en más de una ocasión.

Sobresalen las hazañas de la lucha contra el ébola en África, la ceguera en América Latina y el Caribe, el cólera en Haití y la participación de 26 brigadas del Contingente Internacional de Médicos Especializados en Desastres y Grandes Epidemias “Henry Reeve” en Pakistán, Indonesia, México, Ecuador, Perú, Chile y Venezuela…

A eso se suma que en la Patria de Carlos Manuel de Céspedes, José Martí y Fidel Castro, se han formado de manera gratuita 35 mil 613 profesionales de la salud, de 138 naciones, como expresión de la vocación solidaria e internacionalista de este pueblo.

Recordamos también que este archipiélago posee un sistema de Salud considerado entre los mejores del mundo, desde la atención primaria en los consultorios del médico y la enfermera de la familia, ubicados en zonas urbanas y en las montañas, hasta los hospitales y clínicas especializadas, con indicadores dignos de admiración, a pesar de los efectos del cruel bloqueo económico, comercial y financiero, impuesto por Estados Unidos desde hace más de 55 años.

Desde el 2013, como parte del programa, cerca de 20 mil cubanos atendieron a 113 millones 359 mil pacientes en Brasil, en más de 3 mil 600 municipios, precisa la declaración.

Añade que laboraron en lugares de pobreza extrema, en favelas de Río de Janeiro, Sao Paulo, Salvador de Bahía, en los 34 Distritos Especiales Indígenas, sobre todo en la Amazonía, con amplio reconocimiento de los gobiernos federal, estaduales y municipales de ese país y por su población, que le otorgó un 95 por ciento de aceptación, según estudio encargado por el Ministerio de Salud de Brasil a la Universidad Federal de Minas Gerais.

Esos elementos destruyen cualquier invento de argumento de Bolsonaro. ¿Qué tipo de presidente o dirigente, está dispuesto a privar a su pueblo de esa atención, consciente de las posibles causas para su gente? ¿Qué tipo de persona es capaz de ofender a quienes curan, ayudan y salvan a niños, jóvenes, adultos y ancianos del país que lo acaba de elegir presidente? Este puede ser un adelanto de lo que deberá enfrentar Brasil en los próximos años.

Dilma Rouseff resalta el humanismo y preparación de los médicos cubanos/Foto tomada de Cubadebate

Por supuesto que han existido muchas reacciones. Dilma Rouseff, mandataria de Brasil en el momento de firmarse el convenio, manifestó que para la población más humilde, el cierre del programa será una pérdida irreparable a corto y mediano plazos.

Recordó que, al principio de la iniciativa, 700 municipios no tenían un médico ni siquiera para atender a la población local, y el país solo poseía 1,8 por cada mil habitantes, lo cual dificultaba mucho la atención.

“El desprecio de Bolsonaro contra los médicos cubanos y otros extranjeros en ejercicio en el programa, es un atentado contra la población brasileña. Es, además, una actitud autoritaria, que revela la incompetencia, porque rompe unilateralmente un convenio firmado con una organización de salud respetada y acreditada internacionalmente”, añadió.

Resaltó que el gobierno de Brasil debiera reconocer la fraterna solidaridad de los cubanos. “A ellos les rindo mi homenaje y mi agradecimiento. La labor de estos profesionales dedicados y generosos hará falta a los brasileños”, concluyó.

En su cuenta de Twitter, el presidente cubano Miguel Díaz-Canel publicó: “Con dignidad, profunda sensibilidad, profesionalidad, entrega y altruismo, los colaboradores cubanos han prestado un valioso servicio al pueblo de #Brasil. Actitudes con tal dimensión humana deben ser respetadas y defendidas. #SomosCuba”.

Yanoski Urgellés, colaborador en Brasil,  respondió: “Con la cabeza en alto regresaremos a la Patria, donde nos necesite la Revolución ahí estaremos”.

A lo cual el líder contestó: “Con la frente bien en alto, ustedes son un ejemplo insuperable de humanismo y dignidad. Los que piensan vanidosamente solo en sí mismos no pueden entender la esencia de nuestras convicciones internacionalistas. #SomosCuba”

Poco a poco, llegan nuestros profesionales, provenientes de Brasil, hijos de las esencias de una Revolución y una nación mucho más grande que su dimensión física. Seguramente, recibirán el abrazo de un pueblo que sigue escribiendo su historia de solidaridad, amor y dignidad. En los centros laborales, en los barrios… ellos deberán sentir el cariño y admiración de todos.

TENEMOS MUCHAS DIGNIDAD: DECLARACIONES CONSEGUIDAS POR LA PERIODISTA LOURDES PICHS

María Zuñiga, doctora cubana en Brasil

En el municipio Jacarei, en Sao Paulo, la doctora María Zúñiga hace unos dos años atiende a unos 5 mil pacientes, en su mayoría personas pobres que dependen de la asistencia médica que les brinda ella. “La población aún no se ha pronunciado, porque ahora fue que se publicó por la televisión, pero imagino que será fuerte la respuesta en las próximas horas”.

Afirmó que las declaraciones del Presidente electo “han lacerado los sentimientos de nuestros profesionales, que hemos trabajado fuerte con amor y mucha dignidad”.

Waldo González, médico cubano en Brasil

Desde su consultorio el doctor Waldo González afirmó: “Nosotros estamos completamente de acuerdo con la decisión tomada por el Minsap. Es correcta, pues el nuevo presidente Jair Bolsonaro no nos reconoce como médicos y excelentes profesionales, ni tampoco el trabajo realizado a través del Programa Más Médicos. Te confieso que me duele mucho por los pobres de este pueblo que van a quedar desamparados Ellos están muy tristes e indignados con la noticia. Dicen que es una actitud irreverente la de su Presidente. Ellos aseguran que ningún médico brasileño trabaja como nosotros”.

Waldo con varias misiones en su haber labora actualmente en un consultorio médico donde él solo atiende a 5 mil 500 pacientes, una población muy pobre de un municipio con 200 mil habitantes.

Mirtha Moreno Infante, doctora cubana en Brasil.

Por su parte, la doctora Mirtha Moreno Infante, ubicada en Varzea, Sao Paulo, dijo que “somos médicos para el mundo y nuestra excelente preparación profesional ha quedado demostrada siempre a lo largo de muchos años en todos los continentes. Las intenciones de Bolsonaro están bien claras y lo siento de verdad por tantas y tantas personas necesitadas que se quedarán sin nuestra atención”.

Agregó sentirse también muy feliz “por regresar a mi Cuba, a mi Holguín, y por haber tenido esta oportunidad de haber compartido con muchos colegas de otras partes y con los brasileños que quedarán por siempre en nuestros corazones”.

Félix García Rodríguez, médico en Brasil

El doctor Félix García Rodríguez asegura sentirse indignado, porque “el Presidente electo desde su campaña electoral ha tratado de confundirnos y manipularnos creando un estado de opinión desfavorable hacia el Programa Más Médicos para Brasil. Culpando al Gobierno cubano de no pagarnos el salario íntegro. Pero siempre nos hemos mantenido informados por la dirección de nuestra Brigada en Brasil. Este señor con su actitud está privando y poniendo en riesgo la salud del pueblo brasileño, dejando desamparado y sin asistencia médica a los más necesitados, de los cuales 700 municipios nunca habían tenido un médico para bridarles atención médica”.

Este médico oriundo de Birán afirmó que “nosotros, los médicos cubanos, firmamos un contrato, en el cual se explica bien claro nuestro salario y porqué parte de ese dinero es para los programas sociales, compra de medicamentos, equipamientos, reparación y construcción de hospitales, así como para brindar una atención médica de excelencia y gratuita a nuestro pueblo. Por lo que no hacemos caso, ni le prestamos interés a sus provocaciones y manipulaciones”.

“Quiere realizarnos un supuesto examen para revalidar el título y demostrarles que somos médicos. Es una falta de respeto hacia nosotros, que hemos demostrado en varios países que la medicina cubana y nuestra formación es de excelencia”, puntualizó desde lo más profundo del Amazonas.

Blas López Rubio, doctor cubano en Brasil

En el municipio de Igrejinha, estado Río Grande del Sur, está el doctor Blas López Rubio, específicamente en la unidad básica XV de Noviembre, donde cubre una población de mil 800 habitantes, en su mayoría con enfermedades crónicas, como hipertensión, diabetes mellitus e hipercolesterolemia. Allí por su experiencia como diabetólogo ha logrado, en sus años de trabajo, cambiar estilos de vida y ayudar a muchos pacientes a convivir con sus padecimientos, por lo cual es una persona muy querida y respetada.

“Hemos mantenido nuestra profesionalidad en la atención a los pacientes desde la llegada de los primeros médicos cubanos en el 2013, siguiendo su legado. Hoy cuando nos comunicaron la decisión de nuestra misión todos los de mi equipo comenzaron a llorar y también el grupo de pacientes que estaban en el centro, afirmando que no se pueden llevar a los cubanos, porque les han cambiado la vida.

“Repetían una y otra vez: ¨somos otras personas desde que llegaron ustedes, acá nunca nos había visitado un médico, ni se había sentado a nuestra mesa a tomarse un café con nosotros. Además, nos han brindado amor, salud y calidad de vida¨. Precisamente celebramos el Día Mundial del Diabético con un grupo de pacientes con una conferencia cuando recibimos la noticia”.

López Rubio agregó que la posición de los colaboradores “ha sido siempre la misma desde que pisamos suelo brasileño: firme a nuestras convicciones como revolucionarios, fieles a la Revolución, a la dirección de nuestro Partido Comunista de Cuba y a la Patria”.

 

Anuncios

Acerca de Yasel Toledo Garnache

Subdirector editorial de la Agencia Cubana de Noticias. Es graduado del Centro Nacional de Formación Literaria Onelio Jorge Cardoso, y Mejor Graduado Integral de la Universidad de Holguín (2014). Periodista, ensayista y narrador. E-mail:yasegarnache@gmail.com

Publicado el 15 de noviembre de 2018 en Comentarios y etiquetado en , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: