Despaigne produce dos carreras en primer partido de la Serie de Japón (+ Fotos, videos y tabla)

Alfredo Despaigne en Japón/Foto: Tomada de CNC TV.

Por Yasel Toledo Garnache

El cubano Alfredo Despaigne Rodríguez conectó este sábado un imparable como emergente, y remolcó a un compañero en el empate a dos carreras, en 12 entradas entre los Halcones de SoftBank, y los Carpas de Hiroshima en el Estadio Mazda de esa ciudad en el primer juego de la Serie de Japón.

Campeón de Cuba en dos ocasiones con los Alazanes de Granma, el poderoso toletero comenzó el desafío en la banca, pero empuñó el madero en la apertura del quinto episodio, para lograr un hit y producir las dos carreras de su equipo. La primera fue empujada por su sencillo y la segunda llegó tras un error defensivo que ocurrió en la misma jugada. Su promedio inicial quedó en 1.000.

En el momento de su turno ofensivo tenía corredores en segunda y tercera bases, cuando conectó línea que pasó serca de la almohadilla cetral. El camarero a la defensa fildeó, pero tiró mal a primera, lo cual permitió que el hombre de segunda también llegara a home, y Despaigne avanzara a la intermedia.

Todo parece indicar que su inicio en la banca no está relacionado con razones deportivas, pues tuvo un buen desempeño en el play off de su Circuito, y, a pesar de su imparable e impulsada hoy, fue sustituido luego.

Recordamos que durante esta temporada el sobresaliente atleta, titular de la Serie de Japón anterior con los Halcones, ha estado varias semanas fuera por lesiones.

Yurisbel Gracial conectó un hit en el primer partido de la Serie de Japón/Foto: Tomada de Cuadebate

Según el sitio Béisbol Japonés, este sábado, su compatriota y compañero de equipo Yurisbel Gracial se fue de 4-1, con un sencillo, un ponche, un boleto y un toque de sacrificio, para dejar su promedio en .250, mientras que el también cubano Liván Moinelo ponchó al único bateador que enfrentó en un tercio de relevo para mantener su efectividad en 0.00.

Las dos carreras de Hiroshima llegaron por cortesía de un jonrón solitario del camarero Ryosuke Kikuchi y un sencillo con hombre en segunda del veterano Ryuhei Matsuyama en el cierre de la primera entrada.

Básicamente, este encuentro no tiene valor en el camino hacia el título, pues lo ganará el primero en llegar a cuatro éxitos, y en estos momentos todo está como en el inicio.

Este es el primer empate que se registra en la Serie de Japón desde la edición 2010, cuando los Dragones de Chunichi y los Marinos de Lotte igualaron 2-2 en 15 episodios en el Nagoya Dome en el partido más largo en la historia de la final.

La última vez que la Serie de Japón empezó con un empate fue en 1986, cuando Hiroshima y los Leones de Seibu igualaron 2-2 en 12 capítulos en Hiroshima. Seibu terminó ganando esa final en 8 juegos y Kimiyasu Kudo, el actual manager de SoftBank, fue nombrado el Jugador Más Valioso de la serie.

La final se reanudará mañana en el Estadio Mazda de Hiroshima antes de que ambos conjuntos se trasladen al Yafuoku Dome de Fukuoka para disputar el tercer partido, que tendrá lugar el martes.

Durante toda la campaña en Japón, es normal que algunos desafíos terminen con empate. Por ejemplo, en la más reciente temporada regular de 143 partidos, los Halcones empataron en solo uno, pero los Búfalos de Orix lo hicieron en cinco, al igual que los Gigantes de Yomiuri en la Liga Central.

Primer partido de la Serie de Japón (2018).

 

LOS EMPATES EN JAPÓN

En Japón, si al término de nueve episodios no se ha decidido el ganador, el juego va a entradas adicionales, pero si después de 12 capítulos el empate persiste se da por terminado el partido (Según la hora, en la Serie de Japón se puede extender a 15 episodios).

La razón de esta regla es muy sencilla. La gran mayoría de los fanáticos -entre el 90 y el 95%- que asisten a los estadios a ver los partidos se trasladan utilizando el transporte público (trenes, metro, autobuses, etc.) y éste sólo presta servicio hasta las 11:30 o 12:00 de la noche, por lo que si los juegos se extendiesen más allá de esa hora varias decenas de miles de personas no tendrían cómo regresarse a sus casas. Pero más importante que la razón son las consecuencias que trae esta regla. El hecho de que los partidos puedan terminar empatados abre las puertas a una serie de situaciones únicas que sólo pueden verse en Japón y que sin duda son muy curiosas.

Es común, por ejemplo, ver en cada temporada varios partidos que terminan empatados a cero carreras. Si usted se pone a pensar con cuidado las implicaciones de este hecho, se dará cuenta de que un partido que termine empatado a cero después de doce capítulos podría eventualmente convertirse en un doble no hit, no run, es decir, en un partido en el que ninguno de los equipos conectó hits o anotó carreras. No ha ocurrido hasta ahora, pero es una posibilidad que está abierta y que sería fascinante ver en el futuro.

 Otro caso en el que los partidos empatados juegan un rol primordial es en la Serie de Japón (el equivalente nipón a la Serie Mundial). Normalmente, el campeón de la Liga Central se enfrenta al campeón de la Liga del Pacífico en una serie de siete juegos en la que el primero que gane cuatro se titula campeón nacional. No obstante, la regla del empate se mantiene vigente en esta serie y si algún partido termina en tablas básicamente no cuenta, hay que jugar un partido adicional para determinar al ganador.

El ejemplo más notable de esta situación se dio en la Serie de Japón de 1986, en la que los Leones de Seibu derrotaron a los Carpas de Hiroshima 4-3 en ocho partidos. El primer encuentro de la serie terminó empatado a dos carreras y tuvieron que disputarse siete partidos más para determinar al ganador. Otro caso curioso fue el de la final de 1975, en la que los Bravos de Hankyu “barrieron” a los Carpas de Hiroshima 4-0 en seis juegos. Los encuentros uno y cuatro de la serie terminaron empatados, pero Hankyu ganó los otros cuatro para titularse campeón. (Con información de Béisbol Japonés)

 

Anuncios

Acerca de Yasel Toledo Garnache

Corresponsal-Jefe dela Agencia Cubana de Noticias en Granma y Vicepresidente provincial de la UPEC. Es graduado del Centro Nacional de Formación Literaria Onelio Jorge Cardoso, en La Habana, y Mejor Graduado Integral de la Universidad de Holguín (2014). Periodista, ensayista y narrador. Amante del cine y el deporte. E-mail:yasegarnache@gmail.com

Publicado el 27 de octubre de 2018 en Béisbol, Deporte y etiquetado en , , , , , . Guarda el enlace permanente. 1 comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: