Archivos diarios: 28 de agosto de 2018

Lázaro Blanco: “Quiero ayudar a los Alazanes”

Lazaro-BlancoPor Yasel Toledo Garnache

El estelar pícher Lázaro Blanco Matos, quien actualmente se desempeña con los Capitales de Québec en la liga Canadiense-Americana, nunca se  niega al diálogo. No importa si apenas le faltan unos minutos para comenzar el entrenamiento o si ya terminó un juego. Puede tener la sonrisa de la victoria o la seriedad del “no pudo ser”, pero siempre está dispuesto a la conversación, aunque sea mediante la red social Facebook. Lee el resto de esta entrada

Alazanes vuelven al camino de las victorias: Breve historia desde el Mártires de Barbados (+Video)

Foto: Tomada de La Demajagua

Por Yasel Toledo Garnache

Los Alazanes de Granma, campeones de las dos anteriores Series Nacionales de Béisbol (SNB), volvieron este lunes a la senda de las victorias, con apretado éxito de siete carreras a seis sobre Sancti Spíritus, en un desafío que incluyó nerviosismo y hasta el temor de alargar una racha negativa de seis fracasos en línea.

Minutos antes del encuentro, los granmenses lucían tranquilos. Carlos Martí Santos, timonel con más experiencia en el torneo cubano, estaba solo en una esquina del dugout, no hablaba ni gesticulaba, se concentraba en mirar a sus muchachos calentar.

“En cualquier momento comenzamos a ganar otra vez”, dijo el estratega seguramente con la esperanza y el deseo enorme de que fuera precisamente en el partido a punto de comenzar. Saludó al periodista, y siguió tranquilo. Lee el resto de esta entrada

Del archivo: Chicharrones (I)

Foto: YTG

Por Yasel Toledo Garnache

Matar puercos me parece trágico. Apuñalearles el corazón y ver cómo la sangre sale de sus entrañas me deprime. Sé que es necesario, porque de lo contrario no podría comer los chicharrones que tanto me gustan. Pero no soy bueno para eso. No tengo valor para encajarles los cuchillos, rajarles la piel y picarlos en postas.

A Lachy sí le encanta. Adora partirles el corazón en dos. Nunca falla. Se embarra las manos de sangre, y dice que esa es la mejor sensación del mundo. A veces, yo quisiera ser como él, porque qué pensarán de un hombre que no puede darle una puñalá ni a un puerco.

Esa tarde yo tenía que hacerlo. Nos habíamos tomado tres botellas de ron, y el juego de dominó estaba más entretenido que nunca. Lachy hacía apuestas, y decía que lo único que hacía falta era un buen plato de yuca con chicharrones, que él tenía un marrano en el corral, pero solo aceptaba matarlo si yo le daba la puñalá. Y yo que no, que a mí eso no me gusta. Lee el resto de esta entrada