Momentos de emociones

Jóvenes, cubaPor Por Yasel Toledo Garnache

Exámenes estatales, presentaciones de tesis en opción a títulos de licenciados, pruebas finales y otras evaluaciones, noticias buenas o malas, pasos importantes para el futuro profesional de muchos jóvenes o momentos de repensar, forman parte de la realidad de Cuba por estos días.

Las personas conversan sobre el tema en las paradas de ómnibus, centros laborales, hogares… En ocasiones, saltan de alegría o sienten la tristeza circulando por las mareas de sus cuerpos.

Hace muy poco, miles de estudiantes en el país, graduados de duodécimo grado, obtuvieron carreras universitarias, continuidad del camino en busca de los anhelos. El día de la noticia fue un mar de emociones.

En Granma, donde mil 790 aseguraron la entrada a la Enseñanza Superior, algunos estaban sonrientes, abrazaban a familiares y compañeros de aula, intentaban guardar los instantes en imágenes, especialmentes selfies (autofotos con los teléfonos celulares), pero otros no pudieron evitar las lágrimas al ver como se evaporaba por ahora el sueño de llegar a las universidades o hacerlo en la carrera preferida.

Leyanis, una madre residente en Bayamo, lucía tan feliz como su hijo Santiago, cuando confirmó que él cursaría una ingeniería. Ambos parecían llenos de luz, agradecieron a profesores, y se fundieron en un abrazo de tranquilidad.
Otros volvieron a sus casas cabizbajos, apoyados por familiares, y envueltos en el manto del silencio. Unos recibieron fuertes regaños o esas miradas muy expresivas de “te lo buscaste por no estudiar”, que incrementaron el dolor.

Tal vez, ese no era el instante más adecuado para una reprimenda.
En esos resultados influye la preparación, pero en ocasiones también lo hace la capacidad o no para concentrarse y mantener la calma durante las horas de las pruebas escritas. Los desamores, tan frecuentes en la adolescencia, u otros problemas personales pueden lacerar las posibilidades de triunfos.

Hubo escenas de adolescentes y madres con los ojos llorosos, palabras de aliento o esa decisión de no renunciar. Y en verdad hay opciones, pues quienes no aprobaron los tres exámenes pueden presentarse a la segunda convocatoria, aunque solo tendrán derecho a las opciones que quedaron.

Otros, que no consiguieron la preferida, hablan de alcanzarla por la Orden 18 en el Servicio Militar, o lograr altas notas durante su primer curso universitario para cambiar de carrera.

Me pareció vivir una vez más, aquel momento de hace varios años, cuando también experimentamos sensaciones en una jornada de mucho nerviosismo. Recuerdo al amigo Yulio correr por un pasillo y abrazar emocionado; a Yaumel, quien siempre parecía muy tranquilo, liberar energías y saltar, porque había alcanzado su anhelo.
Cada junio, parece ser como un álbum de imágenes similares en comparación con las de etapas anteriores, las cuales calan muy fuerte en alumnos y familiares.

Hoy también pienso en quienes se preparan para exámenes estatales y defensas de documentos científicos, en los miles de pioneros y universitarios que realizan sus evaluaciones finales del curso o lo harán próximamente. Imagino el ajetreo, el insomnio de algunos y hasta los instantes de pasmo, que suelen extenderse a seres allegados.

Visualizo a varios camaradas durante aquellos días frente a un tribunal. Algunos derramaron lágrimas, tomaron calmantes y no pudieron evitar el sudor en las manos.

La tensión ronda escuelas y hogares. En parte, los logros o llantos finales serán consecuencias de la manera en que se recorrió el camino hasta esos instantes. La familia y los centros laborales vuelven a ser los mejores aliados para el porvenir de las nuevas generaciones.

Más allá de los resultados, lo más importante será mantener el deseo de la superación y la capacidad para seguir con entusiasmo en ese camino largo y lleno de oportunidades, que es la vida.

Anuncios

Acerca de Yasel Toledo Garnache

Corresponsal-Jefe dela Agencia Cubana de Noticias en Granma y Vicepresidente provincial de la AHS. Es graduado del Centro Nacional de Formación Literaria Onelio Jorge Cardoso y de Periodismo en la Universidad de Holguín. Periodista, ensayista y narrador. Amante del cine y el deporte.

Publicado el 11 de junio de 2018 en Crónicas, Uncategorized y etiquetado en , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: