Polo Torres, hijo de las lomas y hombre de confianza del Che (+fotos, audio y video)

 

Hipolíto Torres, también llamado El Capitán Descalzo, hombre de

Polo Torres, hombre de confianza del Che/ Fotos: Tomadas por YTG

Por Yasel Toledo Garnache

 

Mi entrevistado tiene 88 años de edad, pero no usa espejuelos, no se queja por el cansancio, camina varios kilómetros por senderos irregulares de la Sierra Maestra y es fuente inagotable de anécdotas relacionadas con la lucha guerrillera.

Nació un 13 de agosto, igual fecha que el Comandante en Jefe Fidel Castro, aunque tres años después, y luego fue uno de los campesinos imprescindibles como ayudantes de los rebeldes en la guerra por la independencia.

Una y otra vez vuelve a La Mesa, intrincado paraje donde radicó la Comandancia de Ernesto Che Guevara, a partir del ocho de diciembre de 1957 y durante algo más de siete meses, un lugar que fue su casa, sitio de amor, amistades y sueños, junto a jóvenes barbudos.

En el camino hacia allá, muchos lo saludan, le dicen Polo y le dan un abrazo. Hipólito Torres Guerra, conocido como el Capitán Descalzo, hombre de confianza del Guerrillero Heroico, es un hijo de la Maestra, los ríos y las lomas, aunque actualmente radique en el municipio de Manzanillo.

Este guajiro, amante de las viandas y el café con leche, ha subido el Pico Turquino, elevación más alta del país, 1974 metros sobre el nivel del mar, más de 200 veces, y conoce la serranía como las palmas de sus manos.

Su vida constituye un libro de historia enorme. Habla con frecuencia del Che, a quien recibió varias veces en su hogar y define como alguien servicial y exigente, un revolucionario completo.

Con el conversamos recientemente, en ocasión de cumplirse el aniversario 60 de la creación de la Comandancia, a donde nunca pudieron llegar los soldados enemigos, y de la cual Polo constituye una especie de guardián, pues ayuda en su conservación y está al tanto de cada detalle.

Este 8 de diciembre, fecha del aniversario 60 de la creación de la Comandancia del Che en La Mesa, intrincado paraje de…

Posted by Yasel Toledo Garnache on Friday, December 8, 2017

Este texto es fruto de varios diálogos durante la caminata hacia el emblemático lugar, en el bohío donde residió en aquellos días de tiros y anhelos, en el afluente de agua en el cual se bañaba cuando joven y en otro momento muy cerca de la escuela guerrillera, donde aprendió a leer y escribir.

A veces, Torres Guerra, quien tuvo siete hijos, hace un breve silencio y levanta la mirada, como si gracias a la memoria se viera otra vez entre aquellos combatientes, en jornadas de valor, sacrificios y el deseo de libertad para todo un país.

Menciona a su esposa, Juanita, fallecida hace poco más de un año, quien tenía un carácter fuerte y también fue colaboradora de los rebeldes. “Ella será siempre el amor de mi vida”, dice con nostalgia, hace otra pausa, y camina hacia el río, ubicado cerca de la casa, la cual consistía en un cuarto, una sala y una cocinita en la parte trasera.

Hipólito Torres, también llamado El Capitán Descalzo, hombre de

Polo Torres, en el río La Mesa, intrincado paraje de la Sierra Maestra.

Luego, se lava las manos y la cara, y agrega: “Aquí han cambiado muchas cosas, antes no había tantos cafetales y ahí –donde actualmente hay árboles- ella, Juanita, tenía un sembrado.

Según narra este humilde campesino, el segundo de 14 hermanos –cuatro de los cuales murieron por tifus-, cuando vio al Che por primera vez le brindó su finca y ayuda permanente, pues percibió que él y los demás eran personas buenas.

Refiere que en su infancia y juventud casi nunca tuvo zapatos y, luego, ni siquiera le interesaba usarlos. Durante la guerra cuando adquirió algún par se lo regaló a los jóvenes, quienes trabajaban con él y eran llamados descamisados.

Nacido en 1929, en un paraje nombrado Los Machitos, en el actual municipio de Campechuela, Polo llegó al sitio conocido hoy como La Mesa, luego de un loco viaje para encontrar tierras y tener su propia finca, a la cual le puso ese nombre.

Expresa que el Guerrillero Heroico le pidió construir varias de las edificaciones de la Comandancia, incluido el hospital, en el cual recibieron atención combatientes y campesinos de la zona.

“Él desde un principio vio lo que nos pasaba, las necesidades, muchas personas morían por falta de medicina y doctores…”, expresa quien todavía siembra malanga, ordeña vacas, tiene colmenas de abejas y  asegura sentirse como un muchacho.

Recuerda que en una ocasión su esposa se sentía mal, y el Che, médico de profesión, le aclaró: “solo tiene el mal de los nueve meses”, estaba embarazada, y todos sonrieron.

Polo señala a uno y otro lugar, y dice “aquella es la posa donde se bañaba el Che, ahí estaba la hojalatería (armería) –donde se inventaron algunas bombas guerrilleras-, allá la cárcel…”

Muy cerca de la escuelita de la Comandancia y rodeado por jóvenes, refiere que los rebeldes también tenían otras edificaciones, incluida una panadería, e imprimían el periódico El Cubano Libre, heredero del creado en la primera guerra independentista.

“Aquí recibíamos clases y yo aprendí a leer y escribir. Los ejemplos están vivos en este sitio lejano, donde también se siente con fuerza el amor a la Patria, la del Che, Fidel y todos los cubanos”, expresa quien en su bohío recibió al Comandante en Jefe, Raúl Castro, Ramiro Valdés, Juan Almeida Bosque y otros grandes de la historia nacional.

Resalta la importancia de la defensa y estar siempre preparados para cualquier situación, con fidelidad a las ideas y el legado de los héroes y mártires de la nación.

Hipólito Torres, también llamado El Capitán Descalzo, hombre de

A pesar de sus 88 años de edad, Polo Torres tiene fuerzas para el trabajo.

Este hombre, delgado y con ojos azules, quien fue delegado del Poder Popular en su barrio, machetero y dirigente de base de diferentes organizaciones, después de 1959 recibió propuestas de Ernesto Guevara para vivir en La Habana, estudiar y dirigir una empresa agrícola en la capital, pero prefirió sembrar, cosechar… y estar cerca de su familia, por eso no aceptó.

Conversación con Hipólito Torres: https://radioteca.net/audio/entrevista-al-capitan-descalzo-quien-habla-a-los-j/

Luego del triunfo revolucionario, Polo guió a miembros de la Asociación de Jóvenes Rebeldes y otras personas, incluidos periodistas, en escaladas al Turquino y más recorridos en la serranía, siempre descalzo y repleto de anécdotas.

Es admirable percibir el cariño de sus familiares hacia él, incluidos su hija, Leopoldina Torres González, de 65 años de edad, quien asegura: “mi padre es maravilloso”, y Reinier Hernández Torres, doctor, para quien su abuelo es “mi inspiración, mi mayor guía y ejemplo”.

Palabras de Reinier Hernández, nieto del Capitán Descalzo) https://radioteca.net/audio/nieto-del-capitan-descalzo-hipolito-torres-guerra/

Polo ya usa zapatos, porque sus pies perdieron la “cachaza” y tiene la piel muy fina, según nos dice, pero no renuncia a sus visitas frecuentes a La Mesa, un manantial de recuerdos para él, con el sonido de la corriente del río, el aire entre los árboles y el trino de las aves, como música de fondo.

Añade que él siempre se ha mantenido con buena salud, porque es muy trabajador, no toma bebidas alcohólicas ni fuma, y en Cuba la atención médica a todos, incluidas las personas de la tercera edad, es de excelencia.

Tal vez cuando usted lea estos párrafos, él esté nuevamente allá, entre lomas, acompañado por varios integrantes de su familia y la imagen de Juanita, su compañera durante 66 años.

Quizás recorra las diferentes construcciones y hasta converse de forma imaginaria con el hombre de la boina y la estrella en la frente, o esté en la vivienda en Manzanillo, rodeado por seres queridos y la satisfacción de vivir en una nación libre, a la cual contribuye desde aquella etapa de balas, heridas y anhelos, la cual vive en su memoria.

Hipólito Torres, también llamado El Capitán Descalzo, junto a jó

Polo Torres junto a jóvenes en La Mesa, donde radicó la segunda Comandancia de Ernesto Che Guevara.

Anuncios

Acerca de Yasel Toledo Garnache

Corresponsal-Jefe dela Agencia Cubana de Noticias en Granma y Vicepresidente provincial de la UPEC. Es graduado del Centro Nacional de Formación Literaria Onelio Jorge Cardoso, en La Habana, y Mejor Graduado Integral de la Universidad de Holguín (2014). Periodista, ensayista y narrador. Amante del cine y el deporte. E-mail:yasegarnache@gmail.com

Publicado el 15 de diciembre de 2017 en Entrevistas y etiquetado en , , , , , , . Guarda el enlace permanente. 1 comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: