El sueño de Tamara

CUBA-GRANMA TAMARA REYES DE LA TABLA A BAYAMO CUMPLIENDO EL DEBER

Tamara Reyes Alfonso, licenciada en Derecho, en la especialidad de Investigación y Criminalística, Teniente del Ministerio del Interior.

Por Yasel Toledo Garnache

La joven Tamara Reyes Alfonso, nacida en el Tercer Frente Oriental, en la provincia de Santiago de Cuba, desde pequeña persiguió el sueño de ser militar. Ahora es licenciada en Derecho, en la especialidad de Investigación y Criminalística, y teniente del Ministerio del Interior (MININT).

Esta muchacha delgada, de piel blanca y un brillo especial en los ojos, dice que siempre quiso vestirse con el uniforme actual, motivo de orgullo y compromiso para ser cada día mejor como persona, oficial y revolucionaria.

Recuerda que en el preuniversitario, algunos compañeros de aula le sugirieron que escogiera otra profesión, porque ella era demasiado dulce y juguetona para soportar sacrificios e imponer respeto, pero la agradable joven sabía cuál era su vocación y ni pensó en otras opciones.

“Llevo ocho años en el MININT, incluidos los de la carrera, y me siento de maravilla, a pesar de tanto trabajo, el cual se extiende a días festivos y otras fechas especiales”, expresa quien se desempeña como instructora política en el municipio de Bayamo.

Agrega que, en ocasiones, no puede compartir con familiares en celebraciones de cumpleaños, Día de las Madres o el 31 de diciembre, porque tiene otras responsabilidades, pero mantiene la alegría, pues está consciente de la importancia de su labor para la seguridad del pueblo.

Ella habla con entusiasmo de su lugar natal, llamado La Tabla, intrincado paraje del municipio de Tercer Frente Oriental Doctor Mario Muñoz Monroy, nombre del frente guerrillero constituido en marzo de 1958 por el Comandante de la Revolución Juan Almeida Bosque, fallecido en el 2009.

Cuenta que su infancia fue estupenda allá y siempre siente deseos de volver para ver a los familiares. La niña delgada e intranquila jugaba pelota y fútbol, trepaba a los árboles, se lanzaba en yaguas desde pequeñas elevaciones, recogía café y se bañaba en arroyos.

Cuando menciona aquellos momentos sonríe y levanta la mirada como si se viera otra vez junto a sus primos, compañeros de travesuras.

“Es que había pocas niñas en el lugar y yo debía sumarme a sus juegos”, refiere esta joven de 26 años de edad.

CUBA-GRANMA TAMARA REYES DE LA TABLA A BAYAMO CUMPLIENDO EL DEBER

A los 12, la adolescente comenzó a estudiar en una escuela distante, donde trabajaba en el campo y debía cargar agua en cubos, y solo regresaba a su hogar algunos fines de semana.

Según ella, al principio fue difícil estar lejos de sus amorosos padres y de otras personas queridas, pero se acostumbró y aquel esfuerzo le concedió más fuerza.

Gracias a sus buenos resultados académicos, matriculó en el Instituto Preuniversitario Vocacional de Ciencias Exactas (IPVCE) Silberto Álvarez Aroche, del territorio granmense, después de cambiar su dirección particular para la casa de una tía en Bayamo.

“Los tres años en el IPVCE fueron beneficiosos para mi formación, y conocí a muchachos humildes y talentosos, fue una etapa muy linda”, añade.

Ella expresa que su paradigma en lo militar es Fidel Castro, ejemplo de inteligencia, ética y capacidad para obtener victorias en situaciones complejas, lo cual demostró en la Sierra Maestra, en el triunfo en Playa Girón y en otras ocasiones.

Habla con tristeza de momentos anteriores al triunfo de la

Revolución, cuando la oficialidad  torturaba y mataba, tal como sucedió la noche del  21 de octubre de 1957, conocida en la urbe bayamesa como la del terror.

La guardia rural detuvo a varios jóvenes en las calles y sacó a otros de sus casas, bajo sospecha de que fueran miembros del Movimiento 26 de Julio, y a la mañana siguiente aparecieron ocho cadáveres en diferentes lugares de la localidad.

Después de un breve silencio, resaltó la importancia de recordar la historia y seguir en la conquista de más éxitos.

Tamara Reyes Alfonso, la niña de la serranía, la adolescente soñadora, la licenciada en Derecho en la especialidad de

Investigación y Criminalística, la teniente del MININT, asegura que lo más importante es ser una buena persona y perseguir las metas con dignidad y dedicación, sin olvidar los orígenes.

“Es posible convertir los anhelos en realidad”, concluye sonriente.

Acerca de Yasel Toledo Garnache

Es graduado del Centro Nacional de Formación Literaria Onelio jorge Cardoso y de Periodismo en la Universidad de Holguín. Periodista, ensayista y narrador. Amante del cine y el deporte.

Publicado el 9 de septiembre de 2016 en Entrevistas y etiquetado en , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: