Del archivo: El hipnotismo

mujer provocativa, cubaPor Yasel Toledo Garnache

La miraba de forma persistente. No importaba si hablaba o permanecía en silencio frente a nosotros.

Mi hipnotismo se acrecentaba por algo indescriptible en su voz, por la manera de hilvanar las palabras o por su aparente indiferencia. Eso siempre me ha atrapado, quizá por el reto de acercarme, de descubrir qué se esconde en la gente así, siempre más interesante que el resto.

Todo aquello me resultaba seductor, y percibía que a los demás también. Ellos no hablaban y casi ni pestañeaban ante las historias de sexo en automóviles y parques que salían de los labios de ella, como revelaciones de atrevimientos personales que recuerdo muy bien. Abrían los ojos todo lo que podían y la miraban como a una fruta que deseaban comer.

Después del último minicuento, pidió opiniones. Casi todos en el pequeño salón levantaron la mano. Elogiaron sus textos, la forma de leerlos y, por supuesto, a ella. Alguien hasta le dedicó un poema que escribió mientras la escuchaba. Para mí, el más cursi del mundo.

Ella sonreía de forma provocativa. Se llevaba una punta del lapicero a la boca. Parecía prestarle atención a cada uno. Decía gracias y se recostaba del espaldar de la silla hasta que el otro comenzaba. Luego se inclinaba. Y sonreía, se acomodaba el pelo, y gracias otra vez. Sólo yo permanecía en silencio, fingiendo que leía un libro y que nada más me importaba, hasta que alguien me pidió que diera mi criterio. Dije que todo me pareció normal, que cualquiera de nosotros podría escribir así y hasta mejor, pero que, claro, ninguno tenía esas piernas, esa capacidad de provocar con la voz. Y que me arrepentía de haberme quedado hasta el final, que sólo lo había hecho por educación.

Mis compañeros comenzaron a insultarme. Cerré el libro. Lo eché en la carpeta, y salí con calma.

Cuando caminaba por el pasillo, sentía como que ella me miraba. La escuché pidiendo disculpas al auditorio, y luego, el sonido de los tacones sobre el piso.

-¿Por qué lo hiciste?

-Por lo mismo que viniste a leer frente a nosotros, a recordarme esas historias, nuestro pasado, a reírte de mí ante todos, después de tanto tiempo, de lo que pasó.

-Verdad que eres bruto. Esa era la única manera de acercarme a ti.

Me mira durante unos segundos de forma fija. Sonríe. Yo bajo la cabeza. La vuelvo a mirar.

-Todavía no entiendo por qué hiciste aquello.

-Lo importante es que volví.

-Tremenda manera de regresar.

-¿Acaso preferías que viniera de rodillas? Y que llorara, que te implorara. Sabes que no soy ese tipo de mujer.

-Nunca te lo voy a perdonar. Ni siquiera sé a dónde te lo llevaste.

-Sí sabes. Pero no tuviste el valor de buscarlo. En el fondo, sabes que no podíamos tenerlo. Éramos muy jóvenes. Y no pienses que para mí fue fácil.

Ella intenta tomarme la mano. Se lo impido con un movimiento rápido. Permanecemos en silencio durante un instante.

-Ya yo no pensaba en esta posibilidad, dije y me sequé las lágrimas. Ella se acercó para darme un beso. La aparté con rudeza.

Cuando me alejaba, sentí su mirada otra vez. Pensé en virar, en abrazarla, en convencerla de que lo buscáramos juntos. Todavía hoy dudo de haber tomado la decisión correcta.

Evito sus peñas literarias, trato de no coincidir con ella en ningún lugar. Hasta dejo de asistir a premiaciones, porque me entero de que también estará. Vivo en una constante huida. No sé, no puedo perdonar.

Acerca de Yasel Toledo Garnache

Es graduado del Centro Nacional de Formación Literaria Onelio jorge Cardoso y de Periodismo en la Universidad de Holguín. Periodista, ensayista y narrador. Amante del cine y el deporte.

Publicado el 2 de julio de 2016 en Vivencias y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. 1 comentario.

  1. Excelente trabajo, me gustó mucho

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: