Del archivo: El reencuentro

ReencuentroPor YASEL TOLEDO GARNACHE

A veces, el reencuentro implica reflexión, comparaciones indeseadas, dañinas, fuentes de duda. A veces, uno odia al reencuentro, lo culpa, lo oscurece, intenta apuñalearlo, borrar sus imágenes, pero no puede, no muere, quizá porque las gotas de sangre se adhieren con sutileza para recordar que somos mortales, débiles, incapaces de olvidar lo más dañino, lo que retumba en la cabeza hasta impedir el sueño, la tranquilidad.

El reencuentro no tiene sitio fijo, predilecto, tampoco indeseado, aborrecible. No siempre es carnal, ni siquiera elocutivo. Aceras, paradas de guagua, viajes cortos, parques, playas, suelen acompañarlo de sorpresa, de alegría, un amigo me dice que también de arrepentimiento.

Me explica que las llamadas telefónicas también implican reencuentros, pero forzados, aburridos, sin impulsos, besos imprevistos o riñas con abrazos salvadores. Cada quien tiene sus criterios, los más frecuentes involucran dinero. Todos razonables.

Soy un tipo demasiado soñador como para comprender ciertas realidades. El tiempo lo dirá, me enseñará y, seguro, me hará más fuerte, insensible, aunque no sé si sería lo mejor.

Experiencias ajenas se han metido en mi alma, en mis venas, tal vez porque el llanto de otros casi se convierte en el mío. Las promesas no sirven, en ocasiones, las palabras tampoco, crean espejismos, atmósferas engañosas, sin luz, sin aire. Ojalá la noche no sea eterna. Ojalá cada quien sea su propio héroe. He conocido historias desgarradoras, tristes, impensadas. Es paradójico: cuando escucho los testimonios siento el reencuentro.

Anuncios

Acerca de Yasel Toledo Garnache

Corresponsal-Jefe dela Agencia Cubana de Noticias en Granma y Vicepresidente provincial de la AHS. Es graduado del Centro Nacional de Formación Literaria Onelio Jorge Cardoso y de Periodismo en la Universidad de Holguín. Periodista, ensayista y narrador. Amante del cine y el deporte.

Publicado el 4 de agosto de 2015 en Vivencias y etiquetado en , , , , . Guarda el enlace permanente. 3 comentarios.

  1. Bello, también el reencuentro cuando se materializa puede llevar consigo la añoranza.

  2. Hola, leí tu artículo en el periódico y en el blook, es muy bonito, creo eres el primero que escribe así de estas cosas, sigo pensando que cada quien habla sobre sus propias experiencias, creo no hay que estar tan lejos uno del otro para que sucedan cosas como estas, solo el amor verdadero, supera
    cualquier dificultad, pero, también creo, que, aunque se cometan infidelidades no se deja de amar intensamente a una persona, contradictorio pero tiene mucho de cierto, no sabemos que pasará mañana y menos pasado, el futuro impredecible como siempre, entonces disfrutemos el hoy como si no existiera un mañana, entregarse y no esperar nada a cambio de esa persona que amas es lo único que te hace sentir pleno, cuándo terminar, solo el tiempo lo determina, estar feliz, dejar de sufrir es imposible es parte de la vida, a la que nos aferramos con fuerza cuando todo está bien y despreciamos cuando algo anda muy mal.Repito me gustó lo escrito, siemto que también pude aportarte algo con mi propia historia. un beso desde el corazón y se feliz.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: