Las carcajadas en el aula y los deseos de William

Por Yasel Toledo Garnache

maestraLa maestra se estaba rascando debajo de la falda, en la parte delantera. Eso siempre llama la atención. Parece otra cosa. Pero no. En el aula, a las diez de la mañana, qué podría estar haciendo, sino matando cierta picazón. William, el de la tercera mesa, por sí o por no la miraba. Imagínense, una profe que se topa ahí abajo. ¿Quién no la iba a mirar?

Después de aquel día, el muchacho gordito, atrevido que soñaba con órganos genitales femeninos, nunca llegó tarde a clases. Se sentaba en el primer puesto para ser el espectador más cercano. Pero, la escena no se repitió más. Sin embargo, la mente del adolescente seguía construyendo historias que lo tenían a él como protagonista, a él y a esa bella mujer que le enseñaba Historia. Cualquiera podía fantasear. La profe siempre iba con esas falditas minúsculas, o con chores que parecían a punto de romperse, incapaces de mantener presas aquellas nalgas bien formadas. A veces, se ponía blusas tan apretadas que resaltaban los senos. Esas dos bolas parecían decir: ven tócame, aquí estamos, no hay otras más sensuales que nosotras. Los labios eran rojísimos, carnosos. Además, ella también lo miraba, lo regañaba constantemente por hablar con el compañero, pintar las libretas, tirar papelitos, hacerse el gracioso con chistes sin gracia. Eso tenía que significar algo. William iba al baño tres o cuatro veces al día, aunque casi nunca tenía deseos de orinar.

Hay maestras que casi vuelven locos a los alumnos. Aquella noche Wili se sentó en el sofá de la sala. Después de algunos minutos se llenó de coraje. Él tenía que tirarse a la profe rica de la secundaria. Llegó al aula con el uniforme menos viejo, aunque el pantalón tenía una manchita blanca justo debajo de la hebilla del cinto. Por suerte, no había casi nadie en la escuela. Eran más de las cuatro de la tarde, y sólo estaba la mujer del busto sobresaliente.

—Profe, tengo que decirle algo.

—Dime Willi.

—Siempre sueño con usted. Me gusta mucho. Me tiene loco. Yo soy un hombre. Se lo puedo demostrar.

—No me puedes brindar nada.

—Le haría algo que jamás le han hecho.

— ¿Sí? ¿Qué, por ejemplo?

Ella sonrío de forma burlona. Pero William recordó el consejo de su padre: a las mujeres hay que tratarlas con decisión. Entonces la agarró fuerte y la besó. Puso su boca sobre aquellos labios forasteros. ¡Qué rico! A la muy condenada también le gustó. Se calentó el ambiente. La camisa escolar salió volando. La saya casi estaba en el ombligo. Las manos palpaban las nalgas. La profe le besó el cuello, el pecho y le anduvo en la portañuela. Hasta qué ¡Ay coño! ¡No puede ser! William se quedó inmóvil.

— ¿Qué pasa?

—Nada, me tengo que ir.

—Cómo que… ah, ya veo.

Dijo riéndose con la mirada fija debajo de la cintura del muchacho.

Las carcajadas parecían apuñalearlo. Luego William culparía a su mente fantasiosa, a la incomodidad del sofá o a lo imprevisto del suceso.

Anuncios

Acerca de Yasel Toledo Garnache

Corresponsal-Jefe dela Agencia Cubana de Noticias en Granma y Vicepresidente provincial de la AHS. Es graduado del Centro Nacional de Formación Literaria Onelio Jorge Cardoso y de Periodismo en la Universidad de Holguín. Periodista, ensayista y narrador. Amante del cine y el deporte.

Publicado el 14 de junio de 2015 en De todo y etiquetado en , , , . Guarda el enlace permanente. 1 comentario.

  1. La mayoría de los jóvenes, refiriéndome a ambos sexos han tenido fantasia similares a éstas, los hacen soñar y otras que terminan frustrándolos en un momento determinado de la vida, pero el tiempo pasa y se encarga de poner las cosas en su lugar.
    Es importante que los educadores vistan de manera correcta y asuman comportamientos en función de el rol que les toca desempeñar, aunque nadie está excento de despertar intrés en otros, vista como se vista o se arregle como se arregle.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: