La terminal y la muchacha de la licra

Por Yasel Toledo Garnache

transporte, Cuba Los personajes se conocieron en el parque. Caminaron uno al encuentro del otro, atravesando a la multitud como dos cuchillos a la mantequilla.

Ella venía esquivando los asientos. Vestía una licra de flores y una blusa amarilla bastante ajustada, que le resaltaba los senos.

Se sentaron en un banco para hablar hasta que las palabras comenzaron a sobrar.

Siempre he pensado que las tetas son el mejor rostro de una mujer, pero ni siquiera era eso, sino los gestos tan provocativos, al menos en mi opinión.

-Hola, ¿para dónde vas?

-Para Jagüey, me dijo.

-La guagua sale a las 12:45, le respondí.

Me sé todos los horarios de salida y llegada, aunque no trabajo aquí. La miraba de la cabeza a los pies, con escala un tanto larga entre sus piernas.

Nunca nadie ha podido pasarme la mano cerca de esa zona. Y mucho menos tocarme exactamente ahí. Lo llamo mi detector de intrusos, dijo la personaje.

Me recosté del espaldar del asiento y volví hacia delante. Ella sacó de una jaba, que estaba entre sus piernas, un pan largo y, con movimientos lentos, comenzó a echarle lonjitas de jamón, mantequilla y Ketchu. Yo notaba cuanto lo disfrutaba. Me miraba, con sus ojos grandes y verdosos. Pasaba la lengua sobre el borde de los labios.

Pero tú puedes, así, sigue así y que no te importe la gente. Mi sueño siempre ha estado relacionado con un banco y este deseo incontrolable en la noche y bajo un foco de luz.

El pan me pareció algo diferente. Ella y su boca. Las tetas y la luz. Los movimientos y la terminal, mi lugar preferido.

Entonces llegaron ellos, los aguafiestas, y arruinaron el momento.

Anunciaron que la guagua saldría, y me apresuré para ayudar a la mujer con su jaba. Caminé junto a ella hasta la puerta. Cuando se alejaba, me dijo adiós con la mano y sonrío, pero yo no estaba totalmente complacido.

Por eso regresé al sitio de antes y abrí el libro en la misma página. Me recosté sobre el espaldar y todavía espero a otra parecida a ella, ni siquiera sé por qué tiene que ser así.

Acerca de Yasel Toledo Garnache

Vicepresidente nacional de la Asociación Hermanos Saíz. Fue subdirector editorial de la Agencia Cubana de Noticias. Es graduado del Centro Nacional de Formación Literaria Onelio Jorge Cardoso, y Mejor Graduado Integral de la Universidad de Holguín (2014). Periodista, ensayista y narrador. En twitter: @yaseltoledo10 E-mail:yasegarnache@gmail.com

Publicado el 21 de abril de 2015 en De todo y etiquetado en , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: