La terminal y la muchacha de la licra

Por Yasel Toledo Garnache

transporte, Cuba Los personajes se conocieron en el parque. Caminaron uno al encuentro del otro, atravesando a la multitud como dos cuchillos a la mantequilla.

Ella venía esquivando los asientos. Vestía una licra de flores y una blusa amarilla bastante ajustada, que le resaltaba los senos.

Se sentaron en un banco para hablar hasta que las palabras comenzaron a sobrar.

Siempre he pensado que las tetas son el mejor rostro de una mujer, pero ni siquiera era eso, sino los gestos tan provocativos, al menos en mi opinión.

-Hola, ¿para dónde vas?

-Para Jagüey, me dijo.

-La guagua sale a las 12:45, le respondí.

Me sé todos los horarios de salida y llegada, aunque no trabajo aquí. La miraba de la cabeza a los pies, con escala un tanto larga entre sus piernas.

Nunca nadie ha podido pasarme la mano cerca de esa zona. Y mucho menos tocarme exactamente ahí. Lo llamo mi detector de intrusos, dijo la personaje.

Me recosté del espaldar del asiento y volví hacia delante. Ella sacó de una jaba, que estaba entre sus piernas, un pan largo y, con movimientos lentos, comenzó a echarle lonjitas de jamón, mantequilla y Ketchu. Yo notaba cuanto lo disfrutaba. Me miraba, con sus ojos grandes y verdosos. Pasaba la lengua sobre el borde de los labios.

Pero tú puedes, así, sigue así y que no te importe la gente. Mi sueño siempre ha estado relacionado con un banco y este deseo incontrolable en la noche y bajo un foco de luz.

El pan me pareció algo diferente. Ella y su boca. Las tetas y la luz. Los movimientos y la terminal, mi lugar preferido.

Entonces llegaron ellos, los aguafiestas, y arruinaron el momento.

Anunciaron que la guagua saldría, y me apresuré para ayudar a la mujer con su jaba. Caminé junto a ella hasta la puerta. Cuando se alejaba, me dijo adiós con la mano y sonrío, pero yo no estaba totalmente complacido.

Por eso regresé al sitio de antes y abrí el libro en la misma página. Me recosté sobre el espaldar y todavía espero a otra parecida a ella, ni siquiera sé por qué tiene que ser así.

Anuncios

Acerca de Yasel Toledo Garnache

Corresponsal-Jefe dela Agencia Cubana de Noticias en Granma y Vicepresidente provincial de la AHS. Es graduado del Centro Nacional de Formación Literaria Onelio Jorge Cardoso y de Periodismo en la Universidad de Holguín. Periodista, ensayista y narrador. Amante del cine y el deporte.

Publicado el 21 de abril de 2015 en De todo y etiquetado en , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: