Gente

 Por Erian Peña Pupo, amigo de la Universidad de Holguín

GenteDe espaldas era hermosa. De perfil también. Usaba un vestido largo, pero no lo suficientemente largo como para no mostrar las piernas; fino como para dejar traslucir las formas de su blanco cuerpo, muy blanco, casi nórdico, europeo… pero a la vez acriollado, cubano.

Llevaba un vestido claro de estampas y flores hawaianas, que me hacían recordar a las mujeres polinesias que dibujara Gauguin, aunque estas eran más morenas que la muchacha que estaba sentada esa tarde en el mismo largo banco que yo, de espaldas a mí, a veces de perfil a mí. En sí ella parecía una extraña flor hawaiana, coronada por un sombrero de tejido blanco. Y no precisamente en un cuadro del viejo Chagall.

Dejaba caer su cabello rubio, rizo, ensortijado, ondulante… como la bella inglesita Carey Mulligan en El gran Gatsby (2013), la película que Baz Luhrmann filmara según la novela homónima de F. Scott Fitzgerald. Pero ella estaba perdidamente enamorada de Leonardo DiCaprio, o sea de Gatsby…

Se le notaba además una fina cadenita dorada en el cuello, perdida entre los cabellos también dorados que caían sobre la espalda provocadora, acentuando su feminidad. Y un pequeño tatuaje negro en el hombro, de una mariposa o una libélula. Y unas delicadas sandalias de cuero en los pies. A esas alturas no podía negarme seguir mirándola perdidamente…

Esa tarde jugaba Argentina en el Mundial de Fútbol y la gente se reunía en los centros turísticos cercanos a ver el partido. Hubo un gol en penaltis y luego otro y otro gol, y la bulla y los gritos de alegría me hicieron abandonar la vista un momento del cuerpo de la muchacha con sombrero y vestido hawaiano. Al regresar no la encontré, no estaba, se fue, se perdió todo lo que se perdió la mujer de Silvio en su canción… Y todo por unos goles de penaltis, pensé sintiéndome estúpido.

Bueno… esto no es Hawái, ni yo soy Gauguin. Tampoco Gatsby, perdido de amor por una bella Carey Mulligan, que acaba abandonándolo al término de la película… Mucho menos Silvio, y lo peor de todo, que a pesar de los goles en penaltis y ganar ese juego, Argentina, al final de los finales, perdió “por los pelos” (dicen) el Mundial frente a Alemania

Anuncios

Acerca de Yasel Toledo Garnache

Corresponsal-Jefe dela Agencia Cubana de Noticias en Granma y Vicepresidente provincial de la AHS. Es graduado del Centro Nacional de Formación Literaria Onelio Jorge Cardoso y de Periodismo en la Universidad de Holguín. Periodista, ensayista y narrador. Amante del cine y el deporte.

Publicado el 14 de octubre de 2014 en De todo y etiquetado en , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: