Entrevista a Ulises (III y final)

Por Dickie

La filosofía de Ulises siempre me ha parecido interesante.

La filosofía de Ulises siempre me ha parecido interesante.

PERIODISTA: Entonces, ¿piensa usted que un socialismo como el cubano es la solución de los problemas en el mundo?

ULISES: “Hablemos primero de Cuba, después hablaremos del mundo. Usted viene de los Estados Unidos, es estadounidense, y seguramente ha oído horrores sobre nosotros los cubanos y sobre nuestro socialismo, la propaganda es inmensa, lo sabemos.

Cuba es un país de escasos recursos naturales cuya economía durante muchos años estuvo deformada, estructurada según los intereses de los Estados Unidos, como sucedía en casi con toda Latinoamérica. Triunfa la Revolución en Cuba y se inicia este camino al socialismo. Contra el proceso iniciado en 1959 se dirigió todo el aparato propagandístico de las grandes potencias que veían en la Revolución Cubana un peligroso precedente que de extenderse por América y el mundo afectaría los intereses de las grandes empresas capitalistas, como ya le dije, un mal ejemplo que había que arrancar de raíz, que había que aplastar.

Esa es la historia, lo demás es cuento. ¿Qué garantiza el socialismo ‘cubano’ para un país como Cuba?: en primer lugar, la salud; en Cuba la salud es totalmente gratuita – y parece que es de mucha calidad, no en balde tenemos indicadores de mortalidad infantil mejores que los de Estados Unidos y otros muchos países, pero eso ustedes no lo publican -. Salud gratuita, desde una consulta para tomarte la presión arterial hasta un trasplante de corazón; usted es atendido, le da las gracias al médico y se va para su casa.

No le cuesta un centavo. Todas las mujeres paren en los hospitales maternos, son ingresadas con anterioridad en casas maternas, con alimentación y tratamientos adecuados; todo ello de gratis y para todas las embarazadas sin excepción; ¿por qué no es así en Estados Unidos?

La atención de salud es esmerada hasta en las prisiones. Hay policlínicos en todos los municipios, dotados de excelentes equipos, todo gratis para todos, sin necesidad de seguro médico. En segundo lugar, la educación. Usted no tiene que pagarle la carrera a su hijo; ningún joven tiene que endeudarse para poder estudiar en la universidad. Las matrículas, las clases de los profesores, el acceso a la bibliografía, todo absolutamente gratis, desde la enseñanza primaria hasta la universitaria.

En Estados Unidos muchos universitarios se gradúan con deudas de hasta 80 mil dólares; se pasan media vida pagando; ¿por qué no es gratuita la educación allí? Y parece que también la educación cubana es superior a la de la mayoría de los países de América, por algo solicitan a tantos profesores cubanos y no es por gusto que muchos extranjeros vienen a estudiar en Cuba, incluidos estadounidenses.

¿Qué ventajas tiene  esto? Bien, imagine que usted no quiso estudiar, que tiene un trabajo mediocre de acuerdo con su bajo nivel de escolaridad, que tiene un salario muy bajo. Pero sus hijos no tienen por qué pagar las consecuencias; si tienen talento y se esfuerzan pueden llegar a ser médicos, profesores, ingenieros, científicos.

En Cuba son decenas de miles los ejemplos de este tipo, hijos de familias muy humildes que han alcanzado posiciones importantes como científicos o profesionales universitarios de respetable importancia. En el mundo capitalista si usted es pobre, de modo general, su descendencia también lo es porque no tienen cómo costear sus estudios, ¿me equivoco?

En Cuba no existe el trabajo infantil, como en otras partes del mundo, todos los niños y adolescentes estudian, absolutamente todos, incluidos los que presentan problemas de salud física o mental, todos son atendidos, de manera absolutamente gratuita. En Cuba no existe la discriminación racial o por sexo; por el mismo trabajo todos cobran el mismo salario, no existen, de modo general, prejuicios raciales.

En nuestro parlamento la proporción de mujeres es enorme y la diversidad de razas es general, y los cubanos – que vivimos en Cuba – lo vemos como lo más natural del mundo.

El día de inicio del curso escolar usted ve a todos los niños frente a las escuelas, jugando, todos juntos, sin distinción de raza ni de posición económica, esto que le cuento le parecerá mentira, usted nunca ha vivido esa experiencia en su país, ese es el socialismo cubano. El derecho a la salud, a la educación, a la práctica del deporte, a la igualdad de oportunidades es un aporte del socialismo cubano.

Añada usted la solidaridad con otros pueblos más necesitados que nosotros, Cuba exporta médicos y maestros, no armas y soldados, esa es la educación de nuestro pueblo. El pueblo cubano se ha educado, tiene una alta cultura política. Le voy a poner un ejemplo hipotético: ¿sabe?, el único país que podría ser visitado por un presidente de los Estados Unidos sin necesidad de formar cordones de policías, sin poner barreras, sin ese exagerado dispositivo de seguridad, es Cuba. Obama – incluso Bush – podría caminar tranquilamente por las calles de Cuba sin que nadie lo molestara o lo ofendiera, puede estar seguro.

Si alguien lo agrediera serían los propios enemigos internos de la Revolución para tratar de demostrar lo contrario, de desprestigiar al país.  Ningún revolucionario atentaría contra un presidente de país alguno, incluido Estados Unidos. Eso no sucede en ningún país del mundo. Ese comportamiento culto y educado es un privilegio de la Cuba de hoy, puede usted comprobarlo, ese es un resultado de nuestro socialismo”.

PERIODISTA: ¿Y el mundo?

ULISES: “Cierto, nos falta hablar del papel del socialismo en el mundo. Mire usted, los problemas de la Humanidad conducen a una ecuación que no admite solución en el dominio del capitalismo. Los países ricos – cuya riqueza proviene del saqueo de los de los recursos naturales de los países del tercer mundo – no pueden, aunque quieran, renunciar (por las buenas) al hábito consumista, a la contaminación brutal del medio ambiente; solo una crisis como la que hoy los afecta los puede detener, algo que aun no ha sucedido y habrá que ver si sucede, lo que es poco probable.

No pueden renunciar a la privatización de la medicina, de la educación, sus gobiernos están diseñados por y para satisfacer los intereses de una élite a quienes le conviene la privatización. El futuro de la Humanidad depende de que a tiempo opten por un sistema socialista, ya no se trata de política, es un problema de sobrevivencia. O se detiene la locura consumista y egoísta del capitalismo salvaje neoliberal o la Humanidad perece, esto no es una broma.

Ya se rebasó el punto crítico, no queda más remedio que realizar adaptaciones para convivir con el cambio climático, que ya es inevitable, indetenible, pero bajo el sistema capitalista eso es imposible. Claro, hay personas que sufrirán más las afectaciones climáticas, los más humildes, el 99 %, y hay quienes estarán más cómodos, el 1%, los sectores dominantes, los más ricos; los gobiernos de esos países representan los intereses de ese 1%.

Si el 99% está dispuesto a sufrir de rodillas para que el 1% viva con todas las comodidades, entonces nada cambiará, pero creo que la gente se está cansando de ello. Veremos que sucede en el futuro cercano. La riqueza del planeta es una, no hay más, si unos tienen mucho a otros les tocará muy poco, es la ley de conservación de la riqueza, ¿no sería mejor hacer una distribución más racional?, claro, con esa idea habrá muchos ricachones que no estarán de acuerdo, eso es obvio. Con la riqueza que aun existe en el planeta podemos vivir todos de manera decente, pero hay que cambiar el modelo de distribución, ¿no le parece?”

PERIODISTA: Pero hay quienes quieren cambiarlo utilizando métodos terroristas

ULISES: “Ya salió el tema del terrorismo, mucho había tardado usted en mencionarlo. Cuando la época de ‘Las Cruzadas’ se trataba de combatir a ‘los infieles’; en los años posteriores a la segunda guerra mundial la guerra era contra el ‘comunismo’, si a usted lo acusaban de comunista era el acabose. Ahora la palabra de moda es el ‘terrorismo’, los cubanos sabemos de qué se trata, créame, hemos acumulado experiencia al respecto, somos sus víctimas desde hace mucho tiempo”.

PERIODISTA: ¿Qué piensa usted sobre la opinión norteamericana acerca de que Cuba auspicia el terrorismo? Porque esa es la opinión de mi gobierno

ULISES: “Para comenzar, conceptualicemos ‘terrorismo’, para podernos entender,¿a qué llamaremos terrorismo? El terrorismo consiste en la realización de acciones violentas con la intención de generar terror, de aterrorizar a los demás, ¿de acuerdo?

Hasta donde conozco, la Cuba revolucionaria jamás ha realizado acción violenta alguna para aterrorizar a nadie. Terrorismo es volar un avión de Cubana de Aviación en pleno vuelo para aterrorizar a quienes intenten viajar en aviones cubanos. Colocar bombas en hoteles para aterrorizar a los turistas y así afectar la economía cubana.

Terrorismo es atacar desde una lancha rápida, con fusiles automáticos, el puerto de algún poblado cubano para aterrorizar a su pueblo. Quemar una tienda de lujo para aterrorizar a las personas como sucedió durante años en Cuba con el fin de que los cubanos se acobardaran y renunciaran a su proyecto revolucionario.

Terrorismo es introducir plagas que afecten la salud humana o animal para aterrorizar a la población. Cuba bien sabe lo que es terrorismo porque ha sido víctima constante de acciones terroristas. Es curioso que los Estados Unidos acuse a Cuba al respecto, es algo paradójico, ¿sabe?, y hasta gracioso, si no fuera algo tan terrible.

Esos actos terroristas contra Cuba se gestaron precisamente en Estados Unidos desde los primeros años de la década del 60 del pasado siglo. Se organizaron con el consentimiento del gobierno yanqui. Pero hablemos de acciones terroristas en la historia de la Humanidad. Hablemos de Hiroshima. Le refresco la memoria: 6 de agosto de 1945, 8:16 AM, en Hiroshima, una ciudad japonesa, no un enclave militar; allí, a esa hora y ese día cayó una bomba a la que bautizaron como ‘Little boy’, una bomba nuclear de uranio, que mató más de 140 mil personas y afectó a otras 163 mil, sin contar las víctimas en años posteriores por las afectaciones genéticas. Había otra ciudad de reserva, Niigata, que no fue necesario bombardear.

La otra víctima prevista era Kokura, otra ciudad japonesa, pero por razones climáticas – muchas nubes – se escogió la ciudad de reserva, Nagasaki; allí se experimento con la bomba de plutonio, experimentó sí, no se asombre; ninguna de esas cuatro ciudades había sido bombardeada durante la guerra; sus habitantes pensaban que era un milagro sin sospechar que serían víctimas de un espantoso experimento terrorista.

Las ciudades no fueron bombardeadas para no ‘contaminar la muestra’ y saber cuánto daño provocarían las bombas; monstruoso, ¿verdad? Esta bomba se llamó ‘Fat man’, ¿graciosos los nombres?, mató 73 mil personas de un golpe, ninguna era soldado ni tenía armas en la mano, eran las 11:02 AM del 9 de agosto de 1945.

El presidente de Estados Unidos, antes del primer ensayo nuclear realizado en Alamogordo en el mes de julio, se aprestaba a participar en la reunión de Postdam, junto con los demás ‘aliados’, no era una reunión con sus enemigos. ¿Sabe lo que dijo Harry Truman al conocer el éxito de dicho ensayo?, y cito: ‘tendré un buen garrote para estos muchachos’, refiriéndose, entre otros a Churchil y a Stalin, ¿cuál era el interés?, aterrorizar a el resto de las potencias, aterrorizar a sus propios aliados en la guerra, demostrar el inmenso poderío militar que la bomba nuclear le confería para poner de rodillas al mundo, aterrorizándolo. Japón ya tenía perdida la guerra, militarmente no era necesario lanzar las bombas.

Eso es terrorismo, ese fue el acto terrorista más horroroso que recuerda la Humanidad. Recientemente el presidente de Estados Unidos – Barack Obama – hablaba de que: ‘el hecho de que tengamos el mejor martillo no significa que cada problema sea un calvo’.

Truman hablaba de Garrote, Obama habla de Martillo, curioso ¿no? ¿Quiere más terrorismo que el bombardeo a Bagdad?, Bagdad fue bombardeada con el pretexto de armas de destrucción masiva que Irak no tenía, Irak no tuvo nada que ver con los atentados del 11 de septiembre. Pero bombardearon la ciudad y el país, y lo televisaron, pusieron cámaras en las bombas inteligentes, para que se viera en el mundo entero el poderío yanqui, ¿para qué?, para aterrorizar, eso es terrorismo. ¿Quién es el terrorista?, ¿por qué tienen presos a 3 antiterroristas cubanos?

Acusan a los demás de terroristas cuando el primer terrorista es Estados Unidos, eso se parece mucho al estilo guebeliano, acusar a los demás de lo mismo que hago y repetir esa mentira constantemente hasta que la gente la digiera.

Realmente eso funciona dentro de los Estados Unidos porque su población media está sumergida en la más extrema ignorancia política. Un pueblo manipulado como el estadounidense cree todo lo que les cuenta Obama, el más grande demagogo de la historia  – un encantador de serpientes, como lo bautizara Fidel -, el presidente que de manera más eficaz dice una cosa, promete algo, y hace todo lo contrario, en eso es mejor que Gorvachov, que ya es mucho decir.

El pueblo norteamericano se traga todo lo que le cuentan; un pueblo que fue capaz de soportar a un George W. Bush durante 8 años como presidente demuestra muy poca cultura política. Bush era un alcohólico, un ignorante extremo, para colmo decía que escuchaba la palabra de Dios, que lo orientaba; hablar con Dios es orar, pero escuchar la palabra de Dios, amigo periodista, eso es esquizofrenia. Ignorante, alcohólico y esquizofrénico, ese hombre fue presidente durante dos períodos presidenciales, y lo soportaron. Después de eso cualquiera les hace cualquier cuento y lo asimilan.

Por eso dicen que Cuba es terrorista y se lo creen, se proclaman los campeones de los derechos humanos en el mundo y se lo creen, hablan de democracia y ponen de ejemplo ‘la democracia estadounidense’ y se lo creen; les hacen el cuento de que los Estados Unidos es un país designado por Dios para ejercer la hegemonía en el mundo y se lo creen.

Realmente siento lástima por un pueblo que ha sufrido la más cruel de las manipulaciones, para lograr que satisfagan los intereses  del complejo militar industrial, que se nutre de los impuestos que pagan los contribuyentes, con ese dinero el estado le compra las armas al complejo militar industrial, que es privado, por supuesto, el propio pueblo financia las ganancias de los grandes productores de armas.

Anuncios

Acerca de Yasel Toledo Garnache

Corresponsal-Jefe dela Agencia Cubana de Noticias en Granma y Vicepresidente provincial de la AHS. Es graduado del Centro Nacional de Formación Literaria Onelio Jorge Cardoso y de Periodismo en la Universidad de Holguín. Periodista, ensayista y narrador. Amante del cine y el deporte.

Publicado el 21 de julio de 2014 en Entrevistas y etiquetado en , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: