Archivos Mensuales: junio 2014

Martí, un cubo de té y la reina Isabel

Por Erian Peña Pupo, colega de la Universidad de Holguín

No eran las cinco de la tarde, tampoco estábamos en Londres ni veía a la anciana reina Isabel por ninguna parte. Pero aquel señor al lado de la estatua de Martí, insistía en invitarnos a un vaso de té.

Entiéndase como té en Cuba, dada la inventiva nacional muy de moda desde la década del 90, a la infusión de casi cualquier árbol, como dicen los chinos, producto de hervir las hojas con algo de azúcar. Lee el resto de esta entrada

Anuncios

La última escena

Por Yasel Toledo Garnache

La ficción pura no existe.

La ficción pura no existe.

Nos encontramos debajo de la mata de mamoncillo. El pasado regresó de golpe sobre bicicleta, con peinado extravagante y un rostro más pintado de lo común.

Este fue el lugar de nuestro primer beso, un beso de niños que no sabían lo que era eso. Me buscó varías veces a la casa. También la busqué. Nunca nos volvimos a ver. Su nueva residencia en Matanzas significaba demasiada lejanía, que intentamos vencer con cartas y fotos durante algunos años.

La recibí con un piropo, ensayado hasta el cansancio. No te imaginaba así, me dijo con evidente decepción, después de recorrer mi cuerpo con la vista. Lee el resto de esta entrada

Rosa Miriam Elizalde: No podemos seguir con coches de caballo

Por Yasel Toledo Garnache

ImagenParticipé en varias conferencias de Rosa Miriam Elizalde. Desde el público, escuchaba, anotaba…, deseaba conversar con ella sobre tecnología, Internet y blogs en el país. Minutos antes de las premiaciones en el Festival Irma Armas In Memoriam, hace algunos meses, por fin lo logré. Reproduzco parte del diálogo con la también editora del sitio web Cubadebate y miembro del Comité Nacional de la Upec. Lee el resto de esta entrada

Instrucciones para observar un Matisse…

Por Erian Peña, colega de la Universidad

Henri Matisse - La ratlla verda.

Henri Matisse – La ratlla verda.

Pensé que mi relación con Andrea, además de sexual, sería de inicio algo traumática. Como muchas de mis otras relaciones, que bien se hubiesen podido salvar con tiempo y tolerancia. Pero no dispongo comúnmente de mucho tiempo, o bien no quiero disponer, y mucho menos soy tolerante en estos casos.

Pero Andrea llegó a mí una tarde de abril (recuerdo bien el mes de abril, mucho más que otros meses) de la mano de un amigo Músico, director de una orquesta de low-rock-blues que se empeñaba en mezclar versiones de Nina Simone y Louis Armstrong, con poemas dadaístas de Paul Éluard, que traducía primero del francés y luego llevaba al inglés, como aquel original Les malheurs des immortels, que casi nadie entendía. Lee el resto de esta entrada

Parangón de enamorado

Por Reynaldo Aguilera, colega de la Universidad

El olvido también es una forma de venganza.

J. L. Borges

 

La seducción de una mujerSus enormes ojos negros se inflaban cuando la divisaba ante el umbral de la clase: fea, casi calva. Él con excelsa cabellera y labios prominentes. Sin embargo, la beatitud de uno y la fealdad de otra no impidieron que ambos precisaran acercamientos.

Si quería enamorarla “tenía que ser como ella”, se dijo. Invadir sus espacios y conquistar a sus amigos. Se desterró de la discoteca e irrumpió en las galerías de arte. Cortó su copiosa cabellera y veneró a la vieja poeta, quien una vez le recomendó grabara un tatuaje, pequeño, sobre sus pies que rezara: “Ama todo lo verdadero”. Lee el resto de esta entrada

Tatuajes en fotos (La inmortalidad de Joseíto)

Niña, tienes que tatuarte mi nombre. Ni loca, yo no soy ningún animal, eso sería como una marca para mostrar quien es mi amo. Pero, yo soy tu amo, eso es lo que tú me dices en la cama. Lili, te dije que tienes que hacerlo…. Y así siguió todo. Miren los resultados.
Tatuaje 1 Lee el resto de esta entrada

Cabeza de elefante

ancianoPor Erian Peña, colega de la Universidad
Observé al anciano sentado a mi lado. Rozaba los ochenta años, aunque quizá tuviera menos. La calvicie (en contraste con una amplia barba, que entre blanco y amarillo cobrizo cubría casi todo su rostro) y la faz gorda y enferma que exaltaba los pómulos, podían atribuirle más edad. Tampoco me importaba conocer los años del primer viejo que se siente a mi lado en un ómnibus urbano, pero apostaría que se acercaba a los ochenta. O estaba realmente demacrado, que era, por su aspecto mendigo y harapiento, lo más probable en este caso. Lee el resto de esta entrada

Sexo oral (Fotos)

Sexo oralAmigos, miren esto. Seguro que a ustedes les gustará tanto como a mí. Lee el resto de esta entrada

Pinar del Río: Asalto de turistas y Fórum Nacional de Estudiantes

Por YASEL TOLEDO GARNACHE

Amigos de Holguín, Pinar del Río, Santiago de Cuba y La Habana.

Amigos de Holguín, Pinar del Río, Santiago de Cuba y La Habana.

Hasta Pinar del Río nos fuimos 10 estudiantes y dos profesores de la Universidad de Holguín. ¿El pretexto? El XXI Fórum Nacional de Estudiantes de Ciencias Naturales, Sociales, Exactas y Humanísticas, del 26 al 30 de mayo. El evento tendría puntos negros. La estancia en la tierra del mejor tabaco del mundo sería también turismo. Lee el resto de esta entrada

Mi Media Luna

mar, Media Luna

Media Luna es poblado de mis amores, mis nostalgias y mis primeros miedos.

Por YASEL TOLEDO GARNACHE

Pasadas las dos de la mañana, Media Luna, en Granma, es un poblado fantasma, y pasadas las dos de la tarde también. Es el municipio del central que ya no es, del parque solitario, del mar y las montañas. Sus callejuelas empolvadas muestran cierta soledad.

Algunos sueños se hacen reales, nacen sitios recreativos, se reparan inmuebles y la dibujada algarabía adorna el ambiente. Ahora hay piscina, cremería, Casa de la Cultura reparada y cientos de planes para aumentar el disfrute del pueblo.

La sombra de los parques es uno de sus mayores encantos, solo comparable con la belleza de las mujeres y la tradición. Esos edenes, con bancos y árboles, son escenarios ideales para improvisar piropos y arriesgarse en el amor, lugares públicamente privados que esconden besos adolescentes y juramentos de pasión. Lee el resto de esta entrada

De tal palo…. hay que sacar otra astilla

Rosse Suárez Fagales, colega de la Universidad de Holguín

poesía introversión nostalgia-¡Pero, mami! A mis amigas las dejan hasta las doce – grita Rachel sofocada por el llanto.

-¿Y qué? Te dije que a las once y media y ni un minuto más, que te tienes que cuidar.

-¡Y a ti que más te da, si cuando yo era chiquita me dejabas en casa de la vecina para irte de fiestas!

-¡Mira, muchacha, respétame que soy tu madre! -culmina la frase con la caída de la mano sobre el rostro juvenil.

Qué triste debe ser que una hija hable así a su progenitora, más triste aún sería descubrir que tiene toda la razón. Actualmente se ha impuesto un sistema de doble moral o se ha tomado al pie de la letra lo de: haz lo que digo pero no lo que hago. Es doloroso soportar un regaño por algo que es común ver en casa, escuchar de un padre alcohólico que pegó al hijo por llegar pasado de tragos de una fiesta; ver un labio dañado por la reprimenda ante un cigarrillo cuando la mano que realizó la acción tenía impregnado el inconfundible olor a nicotina, ver a una joven abandonar su casa porque estuvo con un hombre cuando su madre cambiaba de pareja semanalmente. Lee el resto de esta entrada