Archivos diarios: 5 de febrero de 2014

Venganza

Por YASEL TOLEDO GARNACHE
Machete asesinoMe mataron a machetazos. El primero me rajó el pecho en dos, el segundo me arrancó la cabeza y el tercero me picó por la cintura, ahora recibo otros en los brazos, en la barriga, en las piernas, en las costillas, en la espalda, en todas partes. Mi cuerpo se tambaleó con los primeros tajazos, pero en estos momentos, no se mueve, no sangra, ya expulsó todo su líquido interno, no parecen importarle los golpes. El asesino parece molesto, inconforme, quizá porque no gemí, no grité. Sólo se sintió un sonido leve, un chillido casi inexistente, y el crujir de mi carne atravesada.

No le basta. Me cae a piñazos, a patadas, me escupe la cara. Con una piedra, me machaca la nariz, los dedos y hasta los cojones. Ni siquiera puedo verle el rostro, porque ya no tengo ojos, uno de los machetazos me los sacó. Lee el resto de esta entrada

La vida es mucho más

Por YASEL TOLEDO GARNACHE

parqueEra otra tarde de sábado. Allí, en el parque de Media Luna, varios amigos hablábamos con entusiasmo. Un carro moderno de marca que no recuerdo cautivó a casi todos. Yaumel no lo pensó dos veces: ¡Con un “hierro” como ese, una casa de película y un millón de “fulas” soy feliz! Luego la polémica. Yulio: “que no era suficiente”, también necesitaba una casa en la playa. Ismael: “que un millón no da, lo gastas fácil, porque cuando lo tengas vas a querer viajar y conocer otros lugares”.

La discusión continuó: que si con dos millones, o tres. Cuando se percataron de mi silencio, me preguntaron: Y tú…, ¿qué necesitas para ser feliz? –Nada. Todos callaron y me miraron. Yaumel: ¿cómo que nada? Nada, yo soy feliz, lo que más deseo es tener la posibilidad de trabajar en lo que me gusta: el periodismo, hacerlo en algún medio donde pueda dedicarme a tiempo completo, superarme y llevarme bien con mis colegas, aunque ya sé que en el periodismo eso no suele ser tan fácil. Lee el resto de esta entrada