Archivos Mensuales: febrero 2014

Cartas a Barack Obama: Libertad para Los Cinco (II)

Libertad para Los CincoSeñor Barack Hussein Obama:

Permítame dirigirme a su persona para tratar un tema que considero debe ser de su conocimiento y amerita que un hombre tan ocupado le dedique un pensamiento.

En el año 1998 un grupo de cinco cubanos fue detenido por el FBI, bajo la acusación de ser espías al servicio del gobierno cubano. Después de ser sometidos a un juicio injusto en la cuidad de Miami, manipulado por el poder de un grupo de individuos que por más de 50 años se han encargado de perpetuar la enemistad entre Cuba y los Estados Unidos, fueron declarados culpables y sometidos a condenas, no solo injustas por la magnitud de las mismas, sino porque sencillamente, Señor Presidente Obama, son inocentes quienes solo se dedicaban a monitorear grupos extremistas que han causado dolor sufrimiento al pueblo cubano, quienes no tuvieron acceso a información secreta de su gobierno y quienes no pusieron en peligro la vida de individuo alguno. Lee el resto de esta entrada

Anuncios

La Criollita (II y final)

Por YASEL TOLEDO GARNACHE

piroposPensamos que después de dos semanas se iría, pero siempre volvía. Decía que ella pagaba cualquier cantidad de dinero por la mercancía, que por favor la ayudáramos porque se le estaba acabando el tiempo. Nos tenía encajonaos.

Sospechamos que era periodista, pero qué podría resultar interesante para la prensa en un cementerio. Allí no había sustitución de importaciones, sobrecumpliniento, ni inventos de FORUM aplicados a la abertura de tumbas. Además, esa gente se presenta primero. Lo de reporteros investigando a escondidas solo es en películas. Lee el resto de esta entrada

Hablar en público

Por Lic. Yasmina HERNÁNDEZ SILVA, Jefa del Departamento de Lenguas de la Universidad de Holguín

ysilva@fh.uho.edu.cu

OradorSon  múltiples los ejemplos que he escuchado de personas que han quedado prendadas de otras a simple vista y, cuando las han escuchado hablar, han cambiado totalmente la impresión. Y es que, cuando hablamos- inconscientemente -dejamos salir  a la persona que tenemos dentro: Hasta tanto no escuchas hablar  a una persona, no tienes la imagen total de ella.

Para muchas persona, hablar en público es un castigo. Sin embargo, con un poco de práctica –conociendo su técnica- cualquiera que se lo proponga, puede hacerlo, y bien. Lee el resto de esta entrada

Entrevista de blogueros a Fernando González, héroe de Cuba preso en Estados Unidos

Fernando González ha estado lejos de su familia durante más de 15 años.

Fernando González ha estado lejos de su familia durante más de 15 años.

Fernando González, tras barrotes en cárceles de Estados Unidos durante más de 15 años, saldrá el próximo 27 de febrero a la libertad. En prisión, quedan otros tres hombres, símbolos de resistencia y dignidad: Gerardo Hernández, Antonio Guerrero y Ramón Labañino. René González, el primero en salir, persiste en la lucha por el regreso de sus hermanos, desde Cuba.

El caso de Los Cinco no puede verse como otro mero enfrentamiento, otra página del Diferendo EEUU-Cuba. Ellos, más allá de lo político, son seres humanos, que sufren, se enamoran, anhelan el reencuentro con sus esposas, hijos, amigos, padres… Algunos hasta han perdido familiares durante los años de encierro. El proceso judicial fue un fraude, una violación al propio sistema estadounidense, que parte del mundo denuncia ante oídos que simulan sordera en la mismísima Casa Blanca.

Fernando respondió a preguntas de blogueros cubanos. Aquí las compartimos, con entusiasmo por su pronta excarcelación y seguros de la continuidad del reclamo por las de los otros tres hermanos. Lee el resto de esta entrada

Cartas a Barack Obama: Libertad para Los Cinco (I)

Paloma y Cinco HéroesCada viernes, MiraJoven publicará una carta de estudiantes y jóvenes de Cuba, dirigida a Barack Obama, en reclamo de justicia para Los Cinco. La libertad de todos pudiera parecer lejana. Así de rara es la vida, así de injusto el destino. Terroristas desandan las calles de Estados Unidos y hombres dignos viven tras barrotes. Uno de ellos, René González, posee libertad física en Cuba, tierra natal, pero, como tantas veces ha declarado, sufre por sus hermanos, parte de él y de nuestro pueblo están allá. Fernando casi sale de la prisión, seguro que no sentirá liberación plena hasta que sus compañeros caminen por calles cubanas otra vez. Sus regresos no se lograrán con balas, sino con inteligencia. La opinión pública mundial y en especial la de Estados Unidos pudieran ser los principales impulsores. Cuánto más se sumen mejor. Ellos y la justicia lo merecen. Nosotros se lo debemos. Lee el resto de esta entrada

La película Conducta y la otra parte de Cuba

Por Rodolfo Romero Reyes

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Son las 12 de la noche. Hace poco más de tres horas que salí del cine y ahora tengo que escribir. Sé de antemano que con este título y sin ser yo experto en crítica cinematográfica, estas líneas se perderán en un mar de artículos que se publicarán en la web a partir del estreno en Cuba de la película Conducta. Aun así, no importa, yo debo escribir.

Debo hacerlo porque desde hace 4 años, desde que me gradué de periodismo, he tenido el placer de conocer bastante bien a 6, 12, 17… 9… ¡44 en total! adolescentes que son como Chala. Quizás por eso algunos amigos me escribieron al móvil, al email, y me insistieron en que fuera de una vez y por todas al cine. Fui hoy, con mi novia que también es del proyecto Escaramujo. El cine Acapulco se me hizo un lugar incómodo y a la vez acogedor. Lee el resto de esta entrada

La Criollita (I)

Por YASEL TOLEDO GARNACHE

piroposEl vestido blanco me deja ver su ombligo, los senos, las nalgas, el blúmer de encajes. ¡Qué belleza! Estoy loco por arrancarle la tela, besarle todo el cuerpo y hacerla gemir. La desnudez la vestiría mejor.

Venía a la hora menos aconsejable para el negocio. Simulaba ser del campo, pero no lograba esconder su aspecto citadino. El Pola intentó meterle mano enseguida, pero a la hora de la verdad se acobardó. No lo creíamos, porque estaba buenísima. Era una criollita que cualquiera se la comería sin sal ni na’: caderúa, con un culo gigantesco, una geta de película y unos rayitos en el pelo que le quedaban escapa’ o. Lee el resto de esta entrada

Villa Clara vs Matanzas: El bate y la sangre

Por YASEL TOLEDO GARNACHE

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

A estas alturas, usted lo sabe casi todo. Matanzas le ganó a Villa Clara. Fredy Asiel Álvarez le propinó dos bolazos a Santoya, primera base de Los Cocodrilos, – el último en la cabeza- y uno a Víctor Víctor, detonador de la violencia. Hubo guante tirado, un bate sobre pleno rostro y hasta sangre. Ramón Lunar se mantiene hospitalizado, aunque sin peligro para la vida. Lee el resto de esta entrada

Ulrica, como en Borges

Por ERIAN PEÑA, colega de la Universidad

Mujer en parqueConocí a Ulrica en el cruce de escaleras de un viejo caserón colonial, convertido ahora en biblioteca. Recuerdo que nos miramos fijamente. Al menos yo seguí su cuerpo y sus ojos negros, hasta perderla de vista.

La conocí mucho más, otra vez sobre el mármol. Pero no el mármol blanco con manchas grises de la escalera. Ulrica fue mía una noche de viernes. En el banco de un pequeño parque al costado de la iglesia. Un banco de mármol. Lee el resto de esta entrada

Nostalgia de introversión

Por YASEL TOLEDO GARNACHE

poesía introversión nostalgia“Al fin he encontrado un mundo de gente maravillosa”, dijo José Luis Perales y ahora escribo yo sin robos. No encuentro maneras para enmarcar el suceso. Sabes, cuando uno está solo, o mejor, se siente solo, vivencias como esa trascienden los límites de lo esperado. Aquellos días fueron como si me hubiesen sajado el pecho y sacado toda la introversión de un golpe para dejarme libre. Tan dueño como siempre de mí mismo y por primera vez de peligros de aventuras entre amigos emergentes, en ciudad poco conocida, con días sin sueño, alegría y aprendizajes de técnicas narrativas. Ahora el miedo casi se desvanece y sale una luz honda de cada uno de los recuerdos, que me señala el camino, que me ratifica cuanto debemos perseguir sueños, con cautela o no, siempre con dignidad. Lee el resto de esta entrada

Esencias

Por YASEL TOLEDO GARNACHE

oso de amorCualquier día puede ser 14 de febrero. No importa si es verano o invierno. Lo significativo es disfrutar el momento, y entregarse sin miedo.

Las relaciones amorosas deben ser carreras de resistencia, y no de impulsos, aunque a veces las locuras brindan matices especiales. Atrevimientos, versos propios o prestados, guiños de ojos, besos inesperados… pueden cautivar en playas, piscinas, campismos, noches de fiesta o en parques. Esos edenes, con bancos y árboles, son escenarios ideales para improvisar piropos y arriesgarse con pasión, lugares públicamente privados que esconden caricias adolescentes y juramentos de pasión. Lee el resto de esta entrada

El encuentro

Por Yasel Toledo Garnache

Hombre pobreLa maestra se estaba rascando debajo de la falda, en la parte delantera. Eso siempre llama la atención. Parece otra cosa. Pero no. En el aula, a las diez de la mañana, qué podría estar haciendo, sino matando cierta picazón. William, el de la tercera mesa, por sí o por no la miraba. Imagínense, una profe que se topa ahí abajo. ¿Quién no la iba a mirar?

Después de aquel día, el muchacho gordito, atrevido que soñaba con órganos genitales femeninos, nunca llegó tarde a clases. Se sentaba en el primer puesto para ser el espectador más cercano. Pero, la escena no se repitió más. Sin embargo, la mente del adolescente seguía construyendo historias que lo tenían a él como protagonista, a él y a esa bella mujer que le enseñaba Historia. Lee el resto de esta entrada

Hospital

Por YASEL TOLEDO GARNACHE
HospitalLlegó al hospital con la respiración débil. La muerte intentaba entrar a su interior, entre carnes y huesos. Ángeles de blanco luchaban para devolverle la posibilidad de jugar y reír. Lee el resto de esta entrada

Casualmente de Santiago (II)

Por ERIAN PEÑA, colega de la Universidad de Holguín 

Lo que ves es un cuadro de la desfloración.

                                                                             Reina María Rodríguez

muerteEl muchacho puso, entonces, algo de música, pero todo le recordaba a Elena. Aquella canción le hizo llorar, aunque no entendía la letra en inglés. No supo si era la música de los violines, las guitarras eléctricas o todo el instrumental de la Orquesta Sinfónica de Berlín, lo que le producía una sensación asfixiante. Lloró mucho, o peor, recordó cuando ambos intentaron cantarla y seguir el estribillo, y le dolió más el recuerdo que la música. Lee el resto de esta entrada

El duende de mis sueños

Por ERNESTO HERRERA PELEGRINO, colega de la Universidad
Amor, CubaDesde pequeño buscaba tomar de la mano a la niña que mejor bailaba en el Círculo Infantil e inventaba cualquier excusa para estar cerca de ella. Luego, con la pañoleta azul alrededor de mi cuello, compartía mi merienda con cada compañerita nueva que llegaba al aula y que a mis ojos era bonita, por supuesto. Después me enamoré de una periodista de la televisión y era el primero en tomar asiento a la hora del noticiero. Lee el resto de esta entrada

Casualmente de Santiago (I)

Por ERIAN PEÑA, colega de la Universidad de Holguín 

Lo que ves es un cuadro de la desfloración.

                                                                             Reina María Rodríguez

 mujer de tangoColgó el teléfono. No tengo valor para llamarla, pensó. Ni quiero tenerla cerca como antes, cuando hablaba con Elena y casi moría de nervios. Debía estar acostumbrado, pero frotaba la tela de la camisa, ensortijaba un mechón de cabello, o no dejaba de mover una pequeña bola de papel entre los dedos, luego de arrancarla de la agenda telefónica ya casi sin hojas.

Elena lo hacía sudar, las palabras se le cortaban y más cuando había personas en la sala. La culpa era de la señal del teléfono, le decía y hablaba de cualquier cosa menos lo que en realidad quería contarle.   Lee el resto de esta entrada