Chicharrones (II y final)

Por YASEL TOLEDO GARNACHE

chicharrones de puercoLachy me dio un cuchillo, uno grande, y me dijo a ese hierro no sobrevive nadie. Este es el lugar, debajo de la mata de mango, tienes que darle donde más le duela.

Apretaba con fuerza aquel maldito cuchillo. Miraba a todas partes. Tenía que hacerlo. Eso era lo que siempre había querido. Ya no se burlarían de mí. El sudor me corría por todo el cuerpo.

¡Coño! No podía moverme. Lachy hablaba basura. Que yo era un cobarde. Que solo tenía que clavar el cuchillo y ya. Que le hubiese gustado verme en Angola. Que un verdadero hombre ya hubiese matado a ese maldito marrano. Que era una jeva.

Yo estaba nervioso. Las ideas se tropezaban en mi mente. Lachy me decía ¡mátalo! El puerco hacía un ruido del demonio ¡Mátalo! Y yo que quería chicharrones ¡Mátalo! Oía la voz de Lachy lejos y hubiese preferido ni escucharla, porque me enloquecía. Todo me daba vueltas ¡Solo es un puerco! Me sentía flojo, y casi me desmayaba. Apreté el cuchillo más fuerte y por fin le di la puñalá a ese maldito puerco. Le partí el corazón en dos. Sentí que la sangre mojaba mis manos, y perdí el conocimiento.

Cuando abrí los ojos otra vez, dos hombres me agarraban de forma violenta. A mi alrededor estaban los demás jugadores de dominó. Me miraban con asombro. ¿Vieron? Maté a ese maldito puerco. Ahora comeremos yuca con chicharrones. Lachy, Lachy, ahora sí soy un hombre, ¿verdad?

Descubrí que los hombres que me agarraban eran policías. No entendía nada. Buscaba a Lachy con la vista para que les dijera que el puerco era suyo, no era robado, que lo matamos para hacer chicharrones. La gente hablaba ¡tan cobarde que parecía!

Anuncios

Acerca de Yasel Toledo Garnache

Corresponsal-Jefe dela Agencia Cubana de Noticias en Granma y Vicepresidente provincial de la AHS. Es graduado del Centro Nacional de Formación Literaria Onelio Jorge Cardoso y de Periodismo en la Universidad de Holguín. Periodista, ensayista y narrador. Amante del cine y el deporte.

Publicado el 29 de enero de 2014 en Cuentos y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: