El fin de la carne rusa o Tierras de fuego

Por Heberto García Feria, profe de la Universidad de Holguín

Desde que la tesis postmoderna de finales de los 80 y principios de los 90, anunció el fin de la carne rusa nada había despertado tanto pesar en los cubanos como Santa María sin Porvenir. El capítulo final fue celebrado en casi todos los CDR del país, de muñeco quemado y todo –como en la era Regan, Carter-, claro con la cara del chino Chiong en puro trance de exorcismo colectivo. Desde el Guardián de la piedra el ICRT no repetía tan sonado éxito de público…

El final de un largo y tortuoso viaje, en ocasiones es el inicio de otro, que a estas alturas, de tanta fatiga audiovisual ya no parece que devolverá  la sal y agua  que antaño gozaron las producciones nacionales. Y añoramos –no sin razón- la romántica era del Krin 218, de los Día y noche, siempre ante del CUC, de los DVD, los celulares, la celulitis…y el picadillo de soya. Cuando nadie conocía el final de la novela brasileña, o mejor cuando nadie nos acosaba para contarnos el happy end de turno.

El nuevo bodrio, anunciado con bombo y platillo en 23 y m, se denomina Tierras de fuego. La novela juega con una estética influenciada  en la morcilla colombiana y mexicana contemporánea y el pseudorealismo sucio. Los actores intentando separarse de Santa María, han anunciado que esta tiene los ingredientes típicos de la novela, vaya a saber usted o mejor no sepa.

El casting de actores privilegió el  hedonismo fisiculturista, quizás estén evolucionando el género, al menos como dicen los reguetoneros. Es la exaltación del kitsch tardío latinoamericano como movimiento emergente tercermundista subdesarrollado.

El televidente más avisado se podría confundir con el remake de Los Villalobos, que a ratos y por las escenas de desnudo masculino, parecería un guiño a Los Descamisados.

Un crítico ebrio de realismo socialista, en su versión sovietizante más recalcitrante y estalinista, diría que es un canto proletario, aunque arremetería con el exceso de glamour y culto desmedido al capitalismo.

No sin razón alguien dijo, estos guajiros están más cerca de la Playboy que del surco…

 

Anuncios

Acerca de Yasel Toledo Garnache

Corresponsal-Jefe dela Agencia Cubana de Noticias en Granma y Vicepresidente provincial de la AHS. Es graduado del Centro Nacional de Formación Literaria Onelio Jorge Cardoso y de Periodismo en la Universidad de Holguín. Periodista, ensayista y narrador. Amante del cine y el deporte.

Publicado el 17 de septiembre de 2013 en Comentarios y etiquetado en , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: