Archivos diarios: 6 de agosto de 2013

¿Dónde están los que no triunfaron?

Pocos triunfan. La otra cara de la luna no es tan agradable. El reciente éxito de Yoenis Céspedes, Puig…, junto a otros factores, podría motivar más deserciones. Cada quien decide, pero, como en todo, se pueden equivocar.

La Joven Cuba

yobal dueñasPor: Osmany Sánchez (jimmy@umcc.cu)

(Este post lo escribí en el 2010 pero como pocas cosas han cambiado sobre el tema en los últimos tres años, lo comparto hoy de nuevo con ustedes.)

Todos los días nos inundan noticias de los éxitos que tienen los deportistas cubanos que han abandonado el país para ir a jugar en las ligas profesionales de otros países. Siempre he pensado, aunque no tenga pruebas, que es más que un interés comercial lo que motiva a los que vienen en lancha a llevarse a estos deportistas. Detrás de esto hay un objetivo y es el de desmantelar el movimiento deportivo cubano que es un orgullo y un logro de la Revolución.

Recuerdo haber leído que en Miami un grupo de “cubanos” cargaron en brazos al director técnico del equipo de Estados Unidos que le ganó a Cuba en las olimpiadas.

Ahora leo en un blog dedicado…

Ver la entrada original 262 palabras más

Tigre con alma cubana

Por YASEL TOLEDO GARNACHE

Después de todo, creo que no me voy a ahorcar hoy.

GCI

 

periodismoLas discrepancias con el nuevo gobierno lo golpearon en el pecho. Abandonó al país. Su voz se alzó como puñal contra la revolución. Algunos lo consideran cubano por nacimiento, cinéfilo por vocación, y, podría afirmarse que anticastrista por amor al arte, o dicho de otra manera, por cuestiones (est) éticas”.[1]

Esas razones debieran resultar insuficientes para silenciarlo aquí. La calidad artística se aleja de cuestiones políticas. Más allá  de su “malaleche”, Guillermo Cabrera Infante (GCI) es uno de los mejores escritores y críticos de cine de la historia de Cuba. Merece reconocimiento. Sus textos no pueden continuar ocultos para la mayoría.

No soy “infanticista”, ni tampoco “infaticida”. Lo dejo claro desde el principio, aunque defenderé un criterio que quizá desagrade a muchos. Lee el resto de esta entrada