Los nuevos habitantes del mundo probeta

Por Betsy Siam, colega de la Universidad de Holguín
Foto: Pablo Galafat

Me es imposible desprenderme de la nostalgia cuando pienso en lo rápido que ha pasado este tiempo que me ha tocado observar. Como no creo que mi experiencia sea única, me atrevo a afirmar que la universidad, para todo el que llega, es cambio. Un escenario para adaptarse, que te obliga a vivir, cada día, experiencias para recordar.

Ya en la mitad del camino, es propicio mirar hacia atrás y atreverse a planear el futuro en una misma idea. Pero esta historia no es sobre mí, es sobre los muchos estudiantes nuevos que ahora optan por una carrera en nuestra universidad. Quizás sean inteligentes, quizás no, trabajadores o no, lindos o no (depende del interesado).

No importa quiénes o cómo sean, caminarán por los pasillos, primero un poco perdidos. Creerán que han entrado a su aula y nos reiremos. Estarán callados y luego darán problemas. Unos dejarán huella y otros se conformarán con haber pasado.

De los más de cuatro mil estudiantes que optaron por comenzar sus estudios en la enseñanza superior un número imponente, pero aún desconocido, iniciará una carrera en la Universidad de Holguín. Algunos, esperemos muy pocos, no se graduarán. Los demás serán lanzados al ruedo de la ubicación laboral y la vida.

Pero mientras aún estamos aquí, en la burbuja, en nuestro mundo probeta, nos movemos con soltura. Nos adaptamos. Ellos también se adaptarán. Amarán el 3 como a sí mismos, festejarán el 5 sin importancia. No serán verdaderamente capaces de “fijarse”, en algunos casos. Rara vez se prepararán para un seminario. Idolatrarán a algunos profesores, reprenderán a otros hasta ponerlos muy rojos y al borde del infarto. Vivirán de la decepción y la euforia, fluctuando por momentos, según el nivel de “polillismo” que los absorba… al final del día ya no recordarán nada. Universidad es inevitablemente diversión.

Y ahora olvidemos todo lo que ha sido dicho. La idea del universitario está tan construida en la sociedad como la del sueño americano. No podemos esperar que los nuevos estudiantes sean una manada que marcha al compás de “soy un corderito, bueno y pequeñito…” Son demasiadas personalidades distintas para ser encasilladas, mas lo cierto es que los nuevos tantearán un terreno en el cual no hay segundas oportunidades para dar primeras impresiones.

Un tiempo después se reirán de ellos mismos…

Anuncios

Acerca de Yasel Toledo Garnache

Corresponsal-Jefe dela Agencia Cubana de Noticias en Granma y Vicepresidente provincial de la AHS. Es graduado del Centro Nacional de Formación Literaria Onelio Jorge Cardoso y de Periodismo en la Universidad de Holguín. Periodista, ensayista y narrador. Amante del cine y el deporte.

Publicado el 10 de junio de 2013 en De todo y etiquetado en , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: