Más allá del zodíaco

Por Yanelis Martínez González, colega de la Universidad de Holguín

Por coincidencia del destino les tocó compartir algo más que el signo del zodíaco. Como Géminis al fin heredaron la fortaleza del aire, fortaleza que los ha hecho resistir más de una década de prohibiciones, añoranzas, dolor, separaciones…

Uno nació el 4 de junio, el otro el 9 de ese mes. No se conocieron, eran dos historias paralelas hasta que la historia los colocó en el mismo escenario. Todos los años anteriores quedaron reemplazados por el objetivo común.

Sueños en espera

Apenas acababa de graduarse. Mil sueños se tejían en su mente. Sin embargo, no lo dudó. Entregó su título de diplomático a su adorada Bonsái y, antes del primer año de casado, embarcó como combatiente rumbo a Angola.

Al regresar creía que por fin cumpliría su anhelado sueño: llenar de risas infantiles su hogar. Pero las ansias de tener hijos deberían postergarse una vez más. Al parecer el destino conspiraba y ponía a prueba el amor de la joven pareja. Y realmente esta sería la prueba de fuego para la relación.

La nueva misión era de mayor envergadura y complejidad. Tendría que ocultar a su amada trigueña de pobladas cejas negras la verdad de su labor. Debía poner a un lado quien era y apropiarse de una identidad para nada similar a la suya. A partir de entonces sería el puertorriqueño Manuel Viramóntez.

Convertido en quién no era, alejado de sus seres queridos llegó a Miami, Estados Unidos. Se desempeñaría como caricaturista, aunque su verdadero quehacer distaría mucho de los lápices y colores: serviría de enlace entre los agentes de la Red Avispa y el gobierno cubano, un plan ideado para prevenir ataques terroristas contra Cuba.

De cinta negra a Avispa

El otro es amante a los deportes, a las artes marciales. No por gusto, si de puños y patadas se trata, exhibe la cinta negra en su cintura. Este es más dado a los números, por eso decidió rodearse de ellos y decorar de dorado su diploma de economista en la Universidad de La Habana. Adora a su familia, a su padre, a su madre, que aunque la parca le arrebatara siempre lo acompaña.

Ama a su esposa, una cubana de cabellos rubios y brillantes ojos oscuros. Pero su verdadera razón de ser son sus tres hijas, sus tres bellezas que lo estimulan a soportar la crudeza del encierro, la distancia y la injusticia. A él también le encargaron una difícil misión. También tuvo que despojarse de su nombre para encarnar el personaje de Luis Medina. Con esta identidad llegó a los Estados Unidos y se unió a la Red Avispa para impedir atentados contra su Isla.

Estos hombres pospusieron sueños y anhelos para salvaguardar los logros de su tierra. Guardaron sus añoranzas en la mochila y como guerrilleros volvieron a acampar, ahora lejos de su casa, en otro tipo de guerra y contra enemigos históricos escondidos tras un disfraz.

Bien pudieron, cuando fueron detenidos de manera arbitraria, llegar a un acuerdo con sus acusadores, olvidar por qué estaban allí y abrirse paso al cumplimiento de sus sueños, como otros. Pero no fue así, ante la posibilidad de pasearse libres por las calles estadounidenses como quienes relegaron lo suyo eligieron el honor, el coraje.

Ellos fueron dos de los cinco cubanos que prefirieron la frialdad de una celda a traicionar a su patria. Ellos son Gerardo Hernández Nordelo y Ramón Labañino Salazar, quienes por estos días cumplen 48 y 50 años respectivamente, de los cuales han vivido prácticamente 15 lejos de sus seres queridos, de su familia, de su pueblo.

Mientras sus esposas Adriana (Bonsái) y Elizabeth, esperan por sus esposos, Laura, Lisbeth y Ailin añoran un abrazo de su papito y Gerardo continúa escribiendo cartas a su amada para decirle que algún día escucharán las risas de un niño en su casa.

El tiempo pasa y la lucha suma nuevos soldados en diversas partes del mundo. No importa el idioma, la región geográfica, el credo, el reclamo se hace uno solo y las voces claman sin cesar: Obama, Give me five.

Anuncios

Acerca de Yasel Toledo Garnache

Corresponsal-Jefe dela Agencia Cubana de Noticias en Granma y Vicepresidente provincial de la AHS. Es graduado del Centro Nacional de Formación Literaria Onelio Jorge Cardoso y de Periodismo en la Universidad de Holguín. Periodista, ensayista y narrador. Amante del cine y el deporte.

Publicado el 5 de junio de 2013 en De todo y etiquetado en , . Guarda el enlace permanente. 2 comentarios.

  1. Ojalá puedan regresar pronto.

  2. Los cubanos no dejaremos de luchar por su regreso, a no ser hasta cuando estén junto a nosotros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: