Un tilín mejores

Por Ernesto Herrera Pelegrino, colega de la Universidad de Holguín

A veces pienso que estamos viviendo en la era del yoísmo. Sí, no bromeo. Cuando veo en la guagua a ancianas de pie y varios jóvenes sentados cerca, cuando escucho mentiras tan mal elaboradas que buscan “barajar” a los necesitados, cuando no quiero prestar mi libro de Gramática porque descubrí el secreto de las perífrasis modales y no imagino a mis compañeros evaluándose con mejores calificaciones que las mías. A esas circunstancias me refiero.
Recuerdo que de niño, mis padres siempre decían: – comparte lo que tienes, haz bien y no mires a quién. En una ocasión compré dos barquillos de helados y como estaba acompañado de amigos, caminé varios metros para llegar a ellos sin probar el fresco rizado; por mis manos corría el helado derretido, pero hasta que no lo probaron, yo no lo probé.
No hablo de ir por el mundo regalando todo cuanto tenemos, ni dejar nuestros “problemas” para convertirnos en los Spiderman del siglo XXI. Solo digo que no hay nada mejor, al menos para mí, que ayudar a alguien necesitado y ver descubierta una sonrisa de gratitud en su rostro.
Ahora, primero vemos a quién y, si podemos sacarle provecho, entonces hacemos el bien. Algunos culpan a la crisis, otros al bloqueo y varios a la tecnología, pero, ¿la gentileza está también en crisis o bloqueada? ¿No es mejor ayudarnos entre todos y juntos seguir caminando?
Presumimos de ser hombres inteligentes, que pueden dominar la naturaleza y la tecnología, de vivir en ostentosas casas y viajar de aquí para allá y viceversa, pero realmente somos unos miserables, peores que los hombres primitivos, ellos trabajaban en conjunto y lo que obtenían lo repartían entre todos. Sí, es cierto, no contaban con computadoras ni celulares, pero se comunicaban mejor que nosotros, no conocían los hoteles ni el servicio de habitaciones, pero en sus bohíos servían al necesitado.
El secreto no está en aparentar, está en ser, ser amigos, ser reflexivos, ser sensibles: ser servidores. Ya lo dijo Cristo, quién quiera ser el mayor entre vosotros, que sea un servidor. Es mejor dar que recibir, es mejor hacer felices a otros, solo así lo seremos. El secreto esta en la frase de Silvio, sí, “seamos un tilín mejores y mucho menos egoístas”.

Anuncios

Acerca de Yasel Toledo Garnache

Corresponsal-Jefe dela Agencia Cubana de Noticias en Granma y Vicepresidente provincial de la AHS. Es graduado del Centro Nacional de Formación Literaria Onelio Jorge Cardoso y de Periodismo en la Universidad de Holguín. Periodista, ensayista y narrador. Amante del cine y el deporte.

Publicado el 29 de mayo de 2013 en De todo y etiquetado en , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: