Utopía universitaria

Por Betsy Siam, colega de la Universidad de Holguín

Polémica. Caras que bostezan. Un joven quizás un poco absolutista se niega a despojarse de la burocracia que ya lo ha absorbido. Otro mueve la cabeza con cansancio, está indigestado de los mismos argumentos poco científicos, salidos de manuales, aunque no lo sepan quienes repiten. Esta pudo haber sido la realidad del octavo Congreso de la FEU. Si lo fue o no queda a cada congresista contar según su propia vivencia.

Pero hay un tema deseado. Se ha expandido como buena nueva salida de los debates del Congreso de la FEU e implorado por los estudiantes universitarios. Lo saboreamos con cierta cara de malicia e independencia. ¿Qué haríamos si fuera aprobada la asistencia libre a clases? ¿Sin registros de ausencia? ¡Viva!…

Primero una fiesta y después nos enfrentaríamos a la realidad: la muerte de la utopía, pues para que el sistema tan deseado funcione, es necesario el orden académico que no tenemos.

He escuchado a algunos de mis más respetados profesores quejarse ante la pérdida de diez horas clases, ante la suspensión imprevista de un seminario. Claro que nosotros, en un primer momento, nos alegramos hasta que ese turnito se multiplica y llega el examen final. Despertamos del sueño: ¿quién soy? ¿qué hago aquí?.

Pero gracias a que soñar no cuesta nada vuelvo sobre la utopía de encontrar en mi primer día de clases un horario legible, un programa no improvisado para cada asignatura y una dosificación de cada actividad evaluativa que nos permita ser dueños de nuestro tiempo para aprovecharlo o desaprovecharlo como deseemos. El universitario se forma a sí mismo y si no lo hace pues desaprueba, o al menos, debería.

Creo que no importa dónde, cómo o por qué somos la universidad que somos. Con o sin nueva norma de asistencia a clases (debemos esperar al congreso nacional) la verdad del descontrol académico es innegable. Mas, qué es una escuela sin clases y a pesar de que algunos puedan alegar “las aulas estarán vacías”, siempre un tema atraerá adeptos. Un maestro no deja de serlo por estar ante pocos fanáticos.

Anuncios

Acerca de Yasel Toledo Garnache

Subdirector editorial de la Agencia Cubana de Noticias. Es graduado del Centro Nacional de Formación Literaria Onelio Jorge Cardoso, y Mejor Graduado Integral de la Universidad de Holguín (2014). Periodista, ensayista y narrador. E-mail:yasegarnache@gmail.com

Publicado el 17 de mayo de 2013 en Crónicas. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: