Vestigios Hemingway (I)

Por YASEL TOLEDO GARNACHE

Ernest HemingwayConocer sobre su vida es un reto para mí. Una vez pensé que con saber dónde nació un hombre, con quién se relacionó y cómo murió, era suficiente. Pero, en esta ocasión, no sucedió así.

Durante mi infancia sólo sabía de Hemingway que era estadounidense, Premio Nobel de Literatura en 1954, y que había vivido parte de su vida en Cuba, donde escribió la noveleta El viejo y el mar. Empero,cuando escuché sobre su vida aventurera, sus amores y la búsqueda incesante de la perfección, la pasión por la pesca, el boxeo, el rugby y la disposición constante de ayudar a otros pueblos, sentí deseos inmensos de acercarme a su quehacer literario y periodístico. Como verdadero polilla, que come con los ojos, devoré en unos días el relato sobre el viejo pescador Santiago, también Adiós a las Armas, Por quien doblan las campanas y El gran río azul. Sin embargo, me quedé con hambre de más de esas historias tan reales y ennoblecedoras reflejadas en hojas que por suerte nunca estarán vacías.

Diversas imágenes se crean en mi mente sobre ese hombre robusto, de pantalones cortos, mocasines marrones y cara redonda y enmarcada por la barba, quien estuvo veinte años en esta isla. E incluso, a veces deseo tenerlo cerca para pedirle consejos, criticas y aprender. La magia de la lectura me demostró cuánta familiaridad podemos sentir con quienes no están físicamente, pero poseen pasaporte a la eternidad, porque sus obras serán siempre amadas.

Conocerlo hoy es un sueño únicamente realizable a través de su literatura. ¿Qué aconsejaría a los periodistas y literatos jóvenes, a lo aventureros, a los amantes del mar y el güisqui, del campo, la brisa y la pesca? ¿Qué diría del Periodismo actual, del espíritu guerrerista de su país natal, de la Cuba del siglo XXI, de Islas en el Golfo, obra publicada diez años después de su muerte y considerada la más autobiográfica? ¿Accedería a redactar un ensayo periodístico de su vida? Creo que sí, aunque nunca lo sabré con seguridad.

Probablemente, se refugiaría en algún personaje, pues su capacidad para ficcionar la realidad le permitiría enriquecer la historia con anécdotas desconocidas, que proporcionarían enorme interés. No sentiría pena de mostrar preocupaciones y deseos íntimos. Quizás, utilizaría la invención y diría, por ejemplo, que pescó un pez aguja de dieciocho pies de largo y mató con un cuchillo y dos remos a cuatro tiburones y fastidió a unos cuantos más.

Tal vez, personificaría a Thomas Hudson, pintor famoso de su novela Islas en el golfo, quien, al igual que él en los años cuarenta, persigue submarinos alemanes, pesca agujas gigantes, bebe daiquirí y visita el Floridita, restaurante de La Habana. O quizás, a Robert Jordan, personaje de Por quien doblan las campanas, quien, cuando le preguntaron si era comunista, expresó: No. Yo soy antifascista…desde que comprendí lo que era ser fascista. En verdad, Hemingway conoció de cerca la muerte y tristeza ocasionadas por el fascismo, pues participó en la Guerra Civil Española y en la segunda conflagración mundial. La experiencia adquirida en esos conflictos bélicos le aportó herramientas para enriquecer sus escritos. En obras como Por quien doblan las campanas y Adiós a las armas expresa juicios sobre estrategias militares y refleja la crueldad de la lucha armada con exactitud extraordinaria. Me atrevo a asegurar que esas novelas constituyen síntesis de su pensamiento y de su actitud ante la vida; revelan romanticismo, rencor y son espejo de la realidad de la época. 

Anuncios

Acerca de Yasel Toledo Garnache

Corresponsal-Jefe dela Agencia Cubana de Noticias en Granma y Vicepresidente provincial de la AHS. Es graduado del Centro Nacional de Formación Literaria Onelio Jorge Cardoso y de Periodismo en la Universidad de Holguín. Periodista, ensayista y narrador. Amante del cine y el deporte.

Publicado el 25 de marzo de 2013 en Personalidades y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. 3 comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: